El éxito de la manteca uruguaya entre los rusos

Fuente: ITAR-TASS

Fuente: ITAR-TASS

Este año Conaprole, la mayor compañía exportadora de lácteos de Uruguay, se ha transformado en la principal empresa proveedora de manteca para el mercado de Rusia.

“Rusia se ha convertido desde hace casi un año en un destino muy importante para las exportaciones de Conaprole. Antes buscaban nuestra manteca, pero se vendía del 10 % al 15 % del total de lo que se exportaba y el resto iba sobre todo a Brasil y a países de Asia. Sin embargo ahora más del 90 % de la manteca de Conaprole va hacia Rusia”, destacó.  

Para explicar ese incremento tan notorio, citó que por un lado el producto se ha ido conociendo más, y por otro “destaca la calidad de la manteca que se les envía”, además incidió en la muy buena gestión de integrantes del equipo de funcionarios de la cooperativa, expertos en comercio exterior, que viajaron a investigar el mercado ruso y ayudaron a concretar mejores negocios. 

En los primeros nueve meses de 2013 se exportaron 13.723.880 kilos (netos) de productos lácteos a cambio de más de 56 millones de dólares. En ese mismo lapso de 2012 se habían embarcado 7.950.000 kilos, lo que generó un ingreso de más de 24 millones de dólares. Este año el principal producto lácteo exportado hacia ese destino es la manteca, con 9.580.000 kilos a cambio de casi 40 millones de dólares. Le sigue en orden de relevancia la leche y nata (crema) concentradas o con adición de azúcar u otro edulcorante, con 3.800.00 kilos a cambio de 15.212.264 dólares. 

Gabriel Bagnato, gerente del Área de Información y Estudios Económicos del Instituto Nacional de la Leche (Inale), instituto integrado por actores del sector público y privado de la lechería uruguaya, precisó: “Rusia es un mercado que se ha desarrollado en los últimos años. Conaprole está exportando hacia ese mercado un alto porcentaje de ese producto, cercano incluso al 100 % en ciertos períodos”.

Un destino importante

Si bien a fines de 2011 y principios de 2012 Rusia ya era un destino importante para la manteca uruguaya, Bagnato admitió que la “demanda no era tan alta”, admitió Bagnato. En tanto explicó que “Rusia tiene otro atractivo: el precio que paga por la manteca ha sido siempre bastante importante, un precio muy bueno para nosotros”.  

De hecho, afirmó, “Rusia, teniendo en cuenta los datos del año 2012, se convirtió en el tercer destino para el total de los lácteos exportados por Uruguay, por detrás de Venezuela y Brasil”.

El Instituto Nacional de la Leche (Inale) informa que, durante 2012, Uruguay exportó 246.082 toneladas de lácteos recibiendo 
783.690.000 dólares, con un crecimiento del 12 % en relación con 2011. En ese marco, el año pasado Rusia ocupó el tercer puesto del ranking de importadores de lácteos nacionales, con el 7 % del total, detrás de Brasil (31%) y Venezuela (22%).

Uruguay es el segundo exportador mundial de lácteos en términos relativos a su producción. En ese marco, Conaprole envía la manteca, que es la misma que se consume en el mercado interno de Uruguay, a granel, mayormente en envases de 25 kilos. El producto en Rusia se fracciona para su comercialización al consumidor.

“Para nosotros esto que está sucediendo con Rusia es un gran orgullo, significa mucho”, reflexionó Cabrera. Con relación a los valores, aunque precisó que la política de la cooperativa es no divulgarlos, dijo que “se ha vendido a precios bastante mayores que los de los remates de Fonterra”, aludiendo a la empresa láctea neozelandesa cuyos valores son una referencia trascendente en el mercado internacional de productos lácteos: en el último remate de octubre el precio ganador promedio de su manteca fue de 3.780 dólares por tonelada, según datos de comercio global.

Explorando otros rubros

Este crecimiento de la presencia de manteca uruguaya en la mesa de los consumidores rusos es posible “por la calidad, que es una de las fortalezas que tenemos y que procuramos que se valore en el mundo, ya que en volumen se nos hace difícil porque somos muy chicos”, afirmó Cabrera y resaltó las buenas perspectivas ya que “además se han comenzado a realizar ventas a Rusia de leche en polvo, y nos han hecho compras interesantes de quesos”.

Finalmente reiteró que “si bien es un mercado conocido por Conaprole, ahora ha tenido un desarrollo importante y tiene muy buenas perspectivas”.

Con relación a la colocación de otros productos, que se califica de momento como tímida, Bagnato explicó que “cuando se visitó ese mercado a inicios de 2013, en una delegación que fue encabezada por el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, se realizó un estudio y se vio que ellos tienen preferencia arancelaria por otros países cercanos, de Europa del Este, una de las zonas productoras de leche que más crece en el mundo, y por eso es difícil ingresar con otros productos”, situación que habla muy bien de la calidad de la manteca que Rusia consigue en Uruguay.

El funcionario del Inale destacó que “el mercado de Rusia tiene una gran confianza en la calidad del producto que Uruguay le exporta”, y señaló que ello es un gran valor.
Rusia –añadió– es un gran productor lácteo, similar en volumen al caso de Brasil, “pero tiene un consumo muy elevado y con una población acostumbrada a consumir lácteos”, con un sector lechero que no se ha desarrollado lo suficiente y que hace necesario importar.

El ruso es un mercado que tiene una muy buena capacidad de compra y consumo, puntualizó, “en el que Uruguay ya está bien posicionado y que aunque tiene otros países abastecedores cercanos con otros productos lácteos, es una puerta abierta que permite confiabilidad y la capacidad de producir y exportar buenos productos en cualquier momento, es una forma de aprovechar ese prestigio que se ganó con la manteca para ingresar con otros productos lácteos”, afirmó el funcionario.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.