Las muñeiras también suenan en Moscú

Fuente: Nizami Sofíyev

Fuente: Nizami Sofíyev

Desde 2005 existe el grupo Los Gaiteros de Moscú, que han aprendido a tocarla sin profesores. Los miembros del conocido grupo gallego Milladoiro se pusieron en contacto con sus colegas rusos para proponerles compartir escenario en su primera visita a Rusia.

“¿Qué es esto? ¿Qué voy a hacer con este instrumento?”, se preguntó Víctor Kráyev hace casi diez años, cuando por primera vez se encontró con una gaita gallega. Músico de profesión, acostumbrado a tocar una gran variedad de instrumentos de viento, el artista se sintió totalmente descolocado mientras sostenía una gaita en sus manos (regalo de un generoso artesano de San Petersburgo). 

Hasta entonces, el músico se había dedicado a interpretar música tradicional escocesa e irlandesa; del folclore de Galicia o Asturias no tenía ni idea. La curiosidad pudo más que el desconocimiento y se puso a estudiar esa música típica del noroeste de España.

En la Embajada de España son conscientes de que las tradiciones culturales del noroeste de España se conocen muy poco en Rusia, quedan ensombrecidas por el flamenco y el folclore del sur del país. 

“En Rusia no existe la gaita gallega, nadie conoce este instrumento, aunque la música celta de Escocia o Irlanda sea bastante popular. Es más, no hay ningún profesor que pueda enseñar a tocar este instrumento. Hemos sido los primeros”,cuenta Kráyev a Rusia Hoy. En 2005, tras muchos meses de innumerables ensayos con el nuevo instrumento, Víctor se propuso crear una banda de gaiteros. 

Los elegidos fueron sus dos amigos, Andréi Bairámov y Vladislav Cherepovski. Así fue como nació el grupo: Los Gaiteros de Moscú. “Al comienzo, durante dos años, fuimos tres, ahora somos cinco. Nadie creyó que saldríamos adelante y que tendríamos nuestro público. Éramos como un perro verde entre los músicos folk de Moscú”, recuerda el músico Andréi Bairámov.

En poco tiempo esta peculiar banda ha conseguido hacerse con una audiencia. “Viajamos mucho, participamos en festivales, tanto en Rusia como fuera del país, y nos hemos dado cuenta de que no hay nada mejor para enloquecer al público que la gaita gallega”, bromea Víctor. En una ocasión en la que fueron a Kaluga para participar en un festival al aire libre, el gaitero ruso se puso a ensayar en mitad del campo, donde en teoría nadie podía escucharle. Para su sorpresa, al cabo de quince minutos la explanada comenzó a llenarse de gente hasta que el músico se vio rodeado de una multitud hipnotizada por su música.

Pero a pesar de su reconocimiento, todos los integrantes coinciden en que la gaita gallega continúa siendo una gran desconocida para la mayoría del público ruso y,por lo tanto, se ven obligados a buscar otras fuentes de ingresos, ya sea dando clases de música o participando en todo tipo de encargos publicitarios. “Para sobrevivir tenemos que cambiar la gaita gallega por la escocesa y trabajar en las promociones de whisky”, ironiza Andréi.

Sin embargo, la existencia de Los Gaiteros de Moscú no ha pasado desapercibida en España. Los miembros del grupo Milladoiro, uno de los más reconocidos grupos gallegos de música celta en el mundo, se pusieron en contacto con sus colegas rusos para proponerles compartir escenario en su primer concierto en Rusia, programado para finales de noviembre en Moscú. 

Desde la Embajada de España en Moscú dicen estar muy sorprendidos porque fue el propio grupo Milladoiro quien les informó de la existencia de Los Gaiteros de Moscú y de su participación en el concierto.

“Para nosotros es un filtro de calidad”, cuenta el consejero cultural, Manuel Hernández Gamallo. “Los Gaiteros de Moscú nunca han estado en Galicia. Han desarrollado la música gallega de una forma casi independiente dentro de su país. Esto tiene mucho mérito. Además, a través de ellos nos enteramos de que en Rusia se construyen gaitas gallegas, un hecho realmente sorprendente”, comenta Manuel Hernández Gamallo.  

El objetivo de este concierto, según Manuel Hernández Gamallo, es “mostrar la pluralidad de la tradición musical española. Y este encuentro va a ser una buena oportunidad para ver a los gaiteros gallegos y rusos autóctonos juntos por primera vez”.

Así, el solista de Los Gaiteros de Moscú, Víctor Kráyev, no podrá olvidar a aquel artesano petersburgués a quien no volvió a ver y una vez le sorprendió con aquel regalo. “Me pregunto qué pensaría este buen señor si supiera que, diez años más tarde, yo toco el instrumento que me dio en uno de los escenarios más prestigiosos de Moscú junto a sus ídolos, el grupo Milladoiro... ¿Se lo habría creído?”.