Moscú y México DF colaboran en la solución de sus respectivos problemas urbanos

El alcalde Miguel Ángel Mancera visitó la capital rusa y asistió al Foro Internacional de desarrollo innovador. Movilidad y salud han sido temas clave. Fuente: Andréi Raskin

El alcalde Miguel Ángel Mancera visitó la capital rusa y asistió al Foro Internacional de desarrollo innovador. Movilidad y salud han sido temas clave. Fuente: Andréi Raskin

El alcalde de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, ha pasado cuatro días en Moscú para intercambiar experiencias con expertos de la capital rusa en el desarrollo de infraestructura de transporte y solución de problemas de ecología y sanidad.

El 31 de octubre se celebró un encuentro entre los alcaldes de Moscú y México en el que se debatió sobre el futuro desarrollo del transporte público, la solución a los problemas ecológicos y medidas de seguridad ciudadana como la implantación de un sistema de vigilancia por vídeo del espacio público.

Según señala Miguel Ángel Mancera, en ambas capitales, la población censada junto con la inmigración se acerca a los 20 millones de personas, lo que provoca una sobrecarga en el transporte público, atascos en las avenidas principales y un problemático aumento del crimen.

En opinión del alcalde mexicano, en Moscú el servicio de limpieza de las calles funciona mejor. Mancera se mostraba gratamente sorprendido con los numerosos lugares para el ocio cultural existentes en la capital rusa (más de 150 teatros y centros de exposiciones, alrededor de 1.000 museos y una multitud de parques). En este sentido, el alcalde de México DF ya ha establecido contacto con el departamento moscovita encargado del desarrollo e interacción de los museos.

Miguel Ángel Mancera se lamentaba de que las pistas de despegue y aterrizaje del aeropuerto de México todavía no están preparadas para la circulación de aviones de dos pisos. “Sin duda, me gustaría llevar a la práctica en México muchas de las cosas que he visto y oído aquí en Moscú”, declaraba Miguel Ángel Mancera.

Por otro lado, México también le lleva la ventaja a Moscú en algunos aspectos: cuenta con más de 100 kilómetros de carril bici y  más de 4.000 bicicletas públicas, mientras que en Moscú existen poco más de cien y en las calles prácticamente no existen carriles especiales para ellas. Serguéi Sobianin y Miguel Ángel Mancera coinciden en que en un futuro próximo Moscú y México deberían convertirse en ciudades hermanadas. 

Colaboración en movilidad y salud

Moscú está interesada por la experiencia de México en la realización de exámenes médicos en el metro, que consisten en la medición de la tensión de los usuarios. “Al detectar el menor malestar en los pasajeros, estos son enviados a una clínica para llevar a cabo un examen más exhaustivo”, explica el secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued, que acompañaba a Miguel Ángel Mancera en su visita a Moscú.

Los funcionarios también hablaron de la experiencia de las clínicas de México en tratamientos para la diabetes y distintas adicciones. Los representantes de la delegación mexicana visitaron el Hospital General de Moscú, donde les mostraron las últimas tecnologías instaladas en las salas de operaciones. Según Ahued, a México, por su parte, le interesan la práctica de la telemedicina, la experiencia de las clínicas electrónicas, la traumatología y la ortopedia, el cáncer infantil y la cardiología. En el marco de la visita también se celebró una reunión con el ministro de sanidad de Moscú, e incluso se han alcanzado varios acuerdos que prevén la visita a Moscú de varios trabajadores mexicanos de sanidad durante 10-20 días para formarse en diversos ámbitos de su interés, así como viajes de formación de doctores de Moscú a México. El director del departamento de sanidad de Moscú ya ha sido invitado a visitar México en febrero para firmar un acuerdo de colaboración.

Miguel Ángel Mancera quedó impresionado por la disposición de los empresarios rusos para invertir unos 500.000 dólares en la construcción de bienes inmuebles en México.

El último punto en la agenda del alcalde de México durante su visita fue su participación en el Foro Internacional de Moscú “Innovaciones abiertas” el día 1 de noviembre. En una mesa redonda titulada “Movilidad urbana: poner fin al congestionamiento”, Miguel Ángel Mancera presentó un plan de desarrollo del transporte público de la capital mexicana durante los años 2013-2018 que en sus puntos principales coincide casi completamente con el plan de desarrollo de Moscú hasta el año 2020.

“Siete de diez de los viajes que efectúa cada pasajero en México pronto se realizarán en transporte público, lo que permitirá reducir la masificación en las avenidas principales de la ciudad”, opina el alcalde mexicano. Según este, la nueva línea 5 del Metrobús, que cubre 100 kilómetros, y el servicio de bicicletas Ecobicis contribuirán a que el transporte público resulte más atractivo y cómodo para los ciudadanos que viajar en coche privado.

El transporte público de Moscú ya ha comenzado a desarrollarse en este sentido: se han creado más de 150 kilómetros en carriles para el transporte terrestre y se han puesto en circulación autobuses exprés adicionales que conectan los principales núcleos de transporte. En ambas capitales se ha introducido un billete integrado para todo el sistema de transporte público. Además, en los próximos dos años en Moscú aparecerán 21.000 nuevas plazas de aparcamiento de pago y 14.000 en México DF. Los alcaldes de México y Moscú ven un gran futuro en la creación de vías subterráneas para descongestionar el tráfico. “Además, las obras de construcción deberán ir necesariamente acompañadas de líneas de transporte”, opina Mancera.

El alcalde de Ciudad de México está convencido de que las mejoras en el transporte aumentarán la seguridad de los ciudadanos y al mismo tiempo incrementarán la competitividad de la ciudad como destino turístico.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.