Brasil y Perú estrechan su cooperación técnico-militar con Rusia

Fuente: AP

Fuente: AP

Primero Serguéi Shoigú se reunió en Lima con su homólogo peruano Pedro Cateriano, y con el presidente Ollanta Humala. El encuentro de trabajo con el ministro brasileño Celso Amorim fue en Brasilia. En ambos casos hubo evidencias del buen momento por el que atraviesan las relaciones bilaterales, que va más allá de la cooperación militar.

El pasado 15 de octubre, culminó la visita oficial del Ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, a Perú. Se reunió con el presidente Ollanta Humala y con el Ministro de Defensa del Perú, Pedro Cateriano. 

Tras intercambiar opiniones sobre diferentes temas de la seguridad regional e internacional, abordaron el rumbo de las relaciones bilaterales en la esfera militar y técnico-militar.

 Ambos ministros destacaron que se han dado pasos para potenciar los mecanismos de cooperación, en base al Convenio sobre Cooperación Técnico-Militar del año 2004 y se planean desarrollar proyectos conjuntos. 

En este sentido, el viceministro Anatoli Antónov subrayó la importancia que actualmente tiene para  el Perú la lucha contra el narcotráfico y terrorismo. “Por eso más actual es nuestra cooperación en temas de helicópteros", declaró.

 El país andino tiene la intención de adquirir 24 aparatos rusos Mi-171SH

Rusia propuso a las autoridades del Perú crear en su territorio un centro de reparación y mantenimiento de helicópteros ruso. Según Antónov, todos los países de la región, a excepción de Chile, han comprado los helicopteros rusos. "¿Quizá ha llegado el momento de pensar en un proyecto del carácter regional? Nuestra política consiste no solamente en vender equipos al exterior, sino en lograr una producción significativa conjunta, desarrollar la acción recíproca técnico-militar", comentó el Viceministro. 

Al mismo tiempo, Cateriano subrayó que la Federación de Rusia debe ser uno de los socios principales del Perú, destacando el papel de Moscú en resolución de los graves conflictos internacionales. 

"Serguéi Shoigú habla de manera clara e inequívoca sobre la necesidad de establacer relaciones en un  mundo multipolar, de la importancia del

 fortalecimiento del papel de la ONU, sobre lo inaceptable que supone que un país decida el destino de otro", informó Antónov, subrayando que la "postura del

 comando militar del Perú plenamente coincide con la nuestra". 

Otra de las esferas prioritarias ha sido la educación militar, en particular la capacitación de pilotos y personal técnico para los helicópteros rusos suministrados al Perú. 

"Actualmente en los centros de enseñanza superior del Ministerio de Defensa están estudiando 68 militares peruanos, una cantidad que podría aumentarse”, destaco el viciministro. 

Importante visita a Brasil 

 

Fuente: AFP/EastNews

Rusia y Brasil están desarrollando lazos en diferentes ámbitos. Ahora, tras establecer relaciones estratégicas en la esfera política, es el turno de la cooperación técnico-militar. 

La visita del ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, a Brasil, ha supuesto un importante paso para el avance de las relaciones bilaterales.
La reunión con su homólogo brasileño, Celso Amorim, duró más de lo previsto y trataron una serie de cuestiones, tanto de seguridad como de actualidad internacional. 

Shoigú propuso a su colega compartir experiencias de cara a los grandes eventos que ambos países organizarán en los próximos años, entre los que se incluyen las olimpiadas y los mundiales de fútbol. 

En la víspera de la llegada del ministro ruso, los medios de comunicación hablaban de la inminente firma de un contrato para la compra por parte de Brasil del sistema de defensa aérea Pantsir-S1 de corto y largo alcance y de la compra de los sistemas portátiles de misiles antiaéreos Igla-S, pero finalmente no sucedió. Aunque en los próximos meses expertos militares rusos y brasileños que comenzarán la fase final de las negociaciones. Según las proyecciones del Ministerio de Defensa de Brasil, se firmará a mediados del próximo año.

Celso Amorim declaró que la adquisición de los sistemas de defensa aérea y helicópteros MI-35 serán el primer paso hacia nuevos proyectos más ambiciosos.

El tema del proyecto brasileño FX-2, que pretende el reemplazo de sus cazas Dassault Mirage 2000, no ha sido olvidado. Celso Amorim dejó claro que la oferta está en la etapa final y no es posible insertar nuevos participantes. 

Sin embargo, señaló que Brasil está dispuesto para desarrollar conjuntamente los cazas de quinta generación T-50, proyecto de producción conjunto con la India y el más avanzado del mundo. 

Los tanques rusos asaltan los Andes

Rusia e Iberoamérica estrechan lazos

T-50: un caza invisible y de gran capacidad de maniobra

Además, hay propuestas para el desarrollo de aviones de entrenamiento y ataque basados en el Yak-130  así como el desarrollo de tecnologías en diversos campos. Asimismo, los ministros acordaron la  creación de grupos de trabajo en temas como la ciberseguridad y el espacio. 

"Estamos comprometidos con una alianza estratégica centrada en el desarrollo conjunto de nuevas tecnologías", dijo Celso Amorim.

Más allá de estas cuestiones, trataron temas de la agenda internacional, como la situación en Afganistán y Siria, así la seguridad cibernética. Con respecto a esta última cuestión, Serguéi Shoigu y Celso Amorim coincidieron en la necesidad de iniciar un debate sobre este tema, que incluya un tratado internacional para la protección de redes de información y la infraestructura de todos los países. 

Para la elaboración de este artículo se ha utilizado información de Rossíyskaya Gazetay de la Embajada de Rusia en Perú.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.