Presente y futuro de Seat en Rusia

Fuente: Flickr / Rilind Hoxha

Fuente: Flickr / Rilind Hoxha

El ritmo de crecimiento de ventas de Seat en Rusia está disminuyendo. Para competir con los líderes del sector, según los expertos rusos, el fabricante español tendría que producir en Rusia.

Pese a esta desaceleración, conforme a los resultados de los primeros nueve meses de 2013, Seat ha pasado a situarse entre las tres primeras empresas de la industria automovilística en cuanto a ritmo de crecimiento de popularidad entre los rusos, siendo sólo superada por los fabricantes de automóviles Smart (Alemania) y FAW (China).

A decir verdad, la situación no parecerá tan halagüeña si se tiene en cuenta su volumen de ventas. Resulta que al fabricante de automóviles español aún le queda mucho margen por crecer. Por ahora va a la zaga de las marcas automovilísticas que venden sus modelos en Rusia, tras haber logrado vender 2.939 nuevos automóviles. Si lo comparamos con el fabricante alemán de vehículos de gama alta, Audi, que ocupa en el ranking ruso el puesto 19º, este último ha vendido aproximadamente la misma cantidad de automóviles (3.080 unidades) en el pasado mes de septiembre.

Este año se ha registrado una caída de ventas en el mercado automovilístico ruso, que en el periodo posterior a la crisis asombró con sus tasas de crecimiento de dos dígitos. Durante los nueve meses de 2013 disminuyó el 7 % con respecto al mismo periodo del año anterior, según informa la Asociación de Empresas Europeas. Es un índice ligeramente menor que el de hace un par de meses, cuando el ritmo de decrecimiento era incluso más alto.

“La temperatura media en el hospital está mejorando, pero no se refleja en la salud de los pacientes”, bromeó Joerg Schreiber, presidente del Comité de Fabricantes de Automóviles del AEB. En su opinión, la curva de ventas empieza a inclinarse hacia arriba, pero, en comparación con los datos del año pasado, el mercado no muestra la suficiente estabilidad como para sustentar un crecimiento moderado en el futuro más inmediato.

Por ahora Seat consigue con bastante éxito ir contra el mercado. Azat Timerjanov, un importante analista de la agencia Autostat, cree que la razón principal de que se haya producido el crecimiento de ventas de Seat es que, desde octubre de 2011, es Volkswagen Group Rus el que se encarga de las ventas de la marca española.

Gracias a ello, ya en 2012, los españoles consiguieron vender en Rusia 2.500 automóviles, lo que supone un 122 % más que el año anterior, situándose significativamente por encima del crecimiento medio del mercado ruso (11 %). “La tasa de crecimiento de ventas de Seat disminuye, pero sigue siendo bastante alta”, informa Timerjanov.

Andréi Shenk, analista de la agencia Investcafe, apunta como principal causa el crecimiento de la red de concesionarios, así como el lanzamiento de un nuevo modelo que entró con enorme rapidez en el mercado ruso.

El director de Seat Rusia, Román Kuzmin, contó que la base del éxito es el modelo León. Supone cerca del 70 % de las ventas de la marca en Rusia. “León es un modelo conocido, con historia, y además este año hicimos una oferta ventajosa para la segunda generación del León (León Copa Edition). En conjunto, los automóviles de la clase Golf continúan gozando de demanda”,  declaró a Rusia Hoy y añadió que desde junio la marca ha ofrecido a los compradores rusos el nuevo Seat León.

Para consolidar el éxito, Seat planea seguir ampliando su red de concesionarios. Ahora cuenta con 27 centros propios y un service partner en veinte ciudades rusas. La marca ahora se encuentra a la búsqueda de socios en 19 ciudades y en los próximos seis meses tiene intención de abrir concesionarios en Izhevsk, Irkutsk, Ioshkar-Ole, Kaliningrado, Piatigorsk y Magnitogorsk.

“Nuestro plan para 2013 es alcanzar los 30 concesionarios y para 2014 tenemos previsto que sean 37”, contó Kuzmin. Azat Timerjanov cree que, para ampliar su cuota en el mercado, los españoles tienen que hacer entender a los compradores rusos que han llegado a Rusia con un fuerte compromiso y para un largo plazo, conquistar la simpatía de los consumidores para que éstos comprendan qué clase de marca es y por qué deberían gastar su dinero en sus productos.

Los fabricantes europeos, en particular los que concentraban su producción en un solo país, hace muy poco iniciaron el proceso de expansión a los mercados extranjeros, cuando el europeo empezó a caer fuertemente y surgió la necesidad de hacerlo. En Rusia, ocuparon la mayor parte del mercado los que invirtieron en construir sus propias instalaciones en el territorio del país eslavo.

Si Seat quiere competir con los líderes del mercado ruso, dice Andréi Shenk, tiene que hacer lo mismo y aumentar el nivel de localización de la producción, aunque esto requiera también una inversión de capitales.