La carne argentina vuelve al mercado ruso

Fuente: PhotoXpress

Fuente: PhotoXpress

Rusia abrió recientemente su mercado a 14 productores argentinos de carne refrigerada, aunque los expertos advierten de que su regreso no será fácil.

El organismo regulador del mercado de productos cárnicos ruso —Rosseljoznadzor— ha tenido, a fines de septiembre de 2013, un generoso gesto con 14 empresas argentinas a las que ha autorizado la exportación a Rusia de ternera refrigerada envasada al vacío. El organismo ha tenido en cuenta los informes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria de la Argentina, que garantizan la correspondencia de las condiciones de almacenamiento, producción y venta de estas plantas con la normativa vigente en el territorio de la Unión Aduanera en materia sanitaria y veterinaria.

Aproximadamente un mes antes tuvo lugar un encuentro entre el presidente del Consorcio de Exportadores de Carne Argentina, Mario Ravettino, y el vicedirector de Rosseljoznadzor, Evgueni Nepoklónov. 

En esta reunión, el representante argentino manifestó su interés en ampliar sustancialmente las partidas de carne de ternera refrigerada de primera calidad. También solicitó una ampliación del plazo de vencimiento vigente. La Argentina ha establecido unos requisitos de producción muy estrictos para la carne vacuna destinada al mercado ruso: se han elevado los requisitos mínimos relativos al pastoreo y al engorde (por ejemplo, se insta a utilizar ganado alimentado exclusivamente en pastos para la producción cárnica). 

La ternera argentina gozaba de una alta popularidad en Rusia, sobre todo en los asadores y otros restaurantes especializados. A mediados de la década del 2000, la Argentina se convirtió en uno de los tres principales proveedores de Rusia y, en 2005, exportó 183.000 toneladas de carne de ternera. Los restauradores rusos valoraban la producción argentina porque, con una calidad similar a la norteamericana, era significativamente más barata, lo que les permitía mantener un precio en carta más moderado y atraer con ello a una mayor clientela. 

Sin embargo, las medidas de restricción a la exportación impuestas por el gobierno argentino dieron lugar a una serie de problemas relacionados con el suministro de carne. Los restaurantes se vieron obligados a recurrir a la carne estadounidense y australiana. A principios de este año, Rusia prohibió la entrada de carne vacuna norteamericana debido al contenido en esta de ractopamina, la prohibición afectó también a Canadá, México e incluso Brasil. Como resultado, los proveedores australianos se han ganado la confianza de los asadores más exclusivos y de otros restaurantes especializados en carne.

Según Evgueni Nepoklónov, en 2012 la Argentina suministró poco más de 10 toneladas de carne refrigerada y menos de 9.000 toneladas de ternera congelada. Esto coloca a la Argentina en el sexto puesto entre los principales proveedores de carne a Rusia.

La importación de carne vacuna refrigerada en Rusia es relativamente pequeña. Las cuotas de importación rondan las 40.000 toneladas y, según las estadísticas, a lo largo del año 2013 se ha observado un ligero descenso de la importación de ternera y otros productos derivados de esta. 

“La distancia entre el productor de carne y el mercado en el que se comercializará tiene una importancia vital. Por eso, los principales proveedores de carne refrigerada a Rusia han sido, tradicionalmente, Lituania, Alemania, Polonia y Ucrania”, comentó a Rusia Hoy el director ejecutivo de la Unión Nacional Rusa de Productores de Carne, Vasili Próshenkov.

El regreso de los bifes argentinos a los restaurantes rusos no será sencillo. “Aún se recuerda la ternera argentina, pero la carne australiana también ha demostrado ser de muy buena calidad”, remarcó Proshenkov.

En general, los productores de países latinoamericanos dominan el mercado ruso de la carne vacuna. El mayor proveedor es Brasil con un 52 % (164.000 toneladas, según datos registrados de enero a julio de 2013) del volumen total de importación rusa. Paraguay aportó el 25 % (77.000 toneladas) de ternera en el mismo período. Por detrás se encuentran: Uruguay, con el 7 % del mercado (24.000 toneladas); Australia,con el 4 % u 11.000 toneladas; y Ucrania, con el 3 % o 9.000 toneladas.

“Estos cinco países lideran el suministro de ternera a nuestro país”, subrayó a Rusia Hoy la directora del departamento de información analítica de Meatinfo.Ru, Anna Evangueléyeva.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.