Renuncia el embajador de Colombia en Rusia por supuesto caso de abusos sexuales

Fuente: Santi Pueyo

Fuente: Santi Pueyo

El embajador de Colombia en Rusia, Rafael Amador, renunció ayer a su cargo a raíz de un presunto escándalo sexual en el que se ha visto involucrado y con el que el alto funcionario negó cualquier implicación.

"He decidido renunciar a mi cargo como embajador de Colombia en Rusia para que los comentarios malintencionados no afecten a la imagen del país", afirmó Amador a través de un comunicado, en el que dijo que las informaciones responden a una persecución política. 

Diversos medios locales afirmaron que Amador está involucrado en un escándalo de presunto abuso sexual a menores, unas acusaciones de las que el diplomático se defendió al asegurar que son "mentirosas, fantasiosas y falsas".

Rafael Amador

abogado y economista de la Universidad Javeriana, con maestría en administración de empresas de la Universidad de los Andes. Cercano al ala galanista del Nuevo Liberalismo, fue representante a la Cámara por Bogotá en dos períodos (1982-1986 y 1998-2002), siempre con el Partido Liberal. También fue concejal de la capital y senador en dos períodos consecutivos, desde 1990 hasta 1994.

Fuentes de la cancillería por su lado, informaron a Efe que se ha abierto una "indagación preliminar" por unas denuncias anónimas que llegaron al Ministerio, aunque relacionadas con supuestas irregularidades administrativas en la embajada en Moscú. Desde la emabajada no han hecho declaraciones. 

Se trataría de unas cartas de estudiantes colombianos que querían renovar unas becas en Rusia y que tuvieron problemas de tipo administrativo. 

El pasado julio apareció un duro artículo en el periódico Portafolio que denunciaba que la embajada “no mueve un dedo para apoyar a jóvenes estudiantes” y detallaba varios casos de negligencia. Posteriormente, el uribista Ricardo Puentes realizó una serie de acusaciones en las que decía que en la embajada “se realizaban bacanales homosexuales”. 

Por su parte, comenzaron a circular anónimos en la web acerca de un presunto abuso sexual a menores. Las acusaciones estaban relacionadas con la supuesta entrega de becas a un grupo de jóvenes, a cambio de favores sexuales. Fuentes de la Cancillería informaron a RCN La Radio de que no se han realizado denuncias formales sobre este sentido.   

En su comunicado, el embajador insiste en precisar que da este "paso al costado" para "no afectar a la imagen del país" y no por "aceptar ningún tipo de responsabilidad" en los hechos en los que está señalado. Asegura también que trabajará "para esclarecer esta situación".

El diplomático confirmó que volvería a Colombia para resolver lo que califica como “un montaje”.  A partir de ahora será la Oficina de Control Interno de la Cancillería la que deberá determinar hasta que punto son ciertas las acusaciones.

Para la realización de esta noticia se ha utilizado información de EFE, RIA Novosti,  RCN la Radio