Aumenta la exportación de fruta argentina a Rusia

Fuente: Ruslán Sujushin

Fuente: Ruslán Sujushin

En la feria internacional de alimentos World Food, realizada recientemente en Moscú, el stand argentino ocupó casi una quinta parte de uno de los enormes pabellones de ExpoCentre. La gran sorpresa que se llevaron los visitantes del stand fue una potente presencia de los exportadores de limones argentinos, que se convirtieron en los protagonistas de la feria de Moscú.

La Argentina es el mayor productor y exportador de limones del hemisferio sur y uno de los mayores del mundo, y Rusia ocupa un puesto importante en la estructura de exportación argentina de este producto. A la exposición han acudido compañías unidas por el sello de calidad argentino All Lemon, que supera el 80% del volumen total de la exportación de la Argentina. “Rusia es un mercado muy importante para los productores argentinos de limones. Un 15-20% de la exportación argentina se destina a Rusia. En la actualidad entregamos nuestras mercaderías directamente a las regiones rusas, trabajamos más de cerca con nuestros clientes, a pesar de que en un primer momento únicamente operaban tres compañías en San Petersburgo. Todo se desarrolla muy rápidamente”, declaró a Rusia Hoy José Carlos Bertolotti, de Citromax, una de las 16 compañías controladas por All Lemon. Según Bertolotti, el mercado ruso de limones no es muy distinto a los demás. “Trabajamos con Rusia desde hace tiempo y nos conocemos muy bien”, señaló. 

No obstante, en general el comercio entre Rusia y la Argentina no está pasando por su mejor momento. Durante los primeros siete meses de 2013 el volumen del comercio ruso-argentino se ha reducido en un 7,7% en comparación con el periodo análogo de 2012, según informó a Rusia Hoy el Ministerio de Desarrollo Económico ruso. Y esto tiene lugar después de la caída del 16% un año antes, que acabó con las esperanzas de superar en 2011 la barrera de los 2000 millones de dólares (ese año el crecimiento fue de un 67%). 

Cabe destacar que en las estadísticas rusas existe otro aspecto que podría distorsionar la imagen real del comercio bilateral entre Rusia y la Argentina: el recuento de la exportación se realiza teniendo en cuenta el país de destino, y la importación se computa según el país de origen. Muchos productos latinoamericanos llegan a Rusia a través de centros logísticos en Europa, la mayoría de ellos en Rotterdam. Por esta razón, es posible que la fruta argentina que va cambiando de un barco a otro junto con otros productos se contabilice como producto holandés. 

El gobierno ruso se ha dado cuenta de este problema y está intentando organizar la importación directamente desde los países de América latina a Rusia, aunque parte del volumen de la carga seguirá viajando como hasta ahora. 

Productos dominantes 

Por el momento, Rusia no ha logrado desarrollar la exportación de productos de alta tecnología esperada por el gobierno, que había prometido en plena crisis comenzar a modernizar la economía. Este año en la exportación rusa siguen dominando los productos minerales: combustible diésel, aceites lubricantes, combustibles líquidos (todos ellos suman un 61,7%) y productos químicos (principalmente fertilizantes), que ascienden a un 30%. La maquinaria y los medios de transporte ocupan un 3,9%, los metales y sus derivados un 3,1% y la madera y la producción de celulosa un 1%.

En la exportación argentina, los productos alimentarios y materias primas agrícolas suman un 86,5% del total. Un 8,7% corresponde a la producción de la industria química y un 4% a la maquinaria y los medios de transporte. La Argentina exporta a Rusia frutas (peras, manzanas, uva, cítricos, ciruelas secas, grano), carne (ternera y caballo), medicamentos y componentes de la sangre, maní, tabaco, manteca, queso, vino y piezas de motores para vehículos. 

 

El stand argentino en la feria World Food de Moscú ocupó la quinta parte de uno de los pabellones. Fuente: Ruslán Sujushin

Caramelos de Tucumán 

Si bien a nivel estatal se registra una caída en general, a nivel regional se percibe cierta reactivación. Por ejemplo, según informó al corresponsal de RUSIA Juan Luis Fernández, director ejecutivo, del Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán, Rusia ya ocupa el 5% en la estructura de exportación de esta pequeña provincia de la Argentina.

“Según las últimas informaciones sobre los índices INDEC y NOSIS, durante el primer semestre la exportación de esta provincia ha superado los índices correspondientes al periodo análogo de 2012. Este crecimiento se registra principalmente en la exportación de caramelos y de determinados tipos de limones”, señala Fernández. 

Además, Tucumán exporta a Rusia mandarinas, naranjas, arándanos congelados, tabaco rapé, azúcar refinado y otros productos, informa el ingeniero Juan Luis Fernández. 

Crecen las inversiones

Una de las causas probables de la reducción del comercio entre Rusia y la Argentina podría ser el hecho de que el Estado y las compañías por ahora no son capaces de superar un problema básico de logística: la distancia a recorrer es demasiado larga. En cualquier caso, esa fue precisamente la causa que el empresario Dmitri Potápenko mencionó como uno de los factores de la caída de la exportación de manzanas argentinas a Rusia.

Al mismo tiempo, la inversión entre los dos países no solo no se reduce sino que, al contrario, sigue creciendo. Durante los primeros siete meses de 2013 el índice de inversión acumulada ha aumentado de 16,7 millones de dólares hasta casi 20 millones. 

Este es un índice bastante inferior al del crecimiento récord de 2007, año en que la inversión se triplicó, pero en el contexto del estancamiento de la economía mundial estos datos son del todo esperanzadores. La inversión de la Argentina en Rusia ha registrado un mayor crecimiento. Durante el primer semestre este país ha invertido más de 3,5 millones de dólares, mientras que Rusia únicamente ha invertido en la Argentina unos 591.000 dólares, según informa a Rusia Hoy el Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia. 

En julio de este año el Banco ruso para el Desarrollo y Asuntos Económicos Exteriores (Vneshekonombank) y el Banco de Inversión y Comercio Exterior de la Argentina firmaron un memorándum de entendimiento dirigido a establecer relaciones comerciales en el ámbito del desarrollo de proyectos y de la financiación comercial. Ambas partes acordaron la colaboración en la realización de proyectos de inversión y establecieron como prioritarios todos aquellos que van dirigidos al desarrollo de la infraestructura socioeconómica, así como los proyectos en el ámbito del medio ambiente y el desarrollo sostenible, apoyando a la pequeña y la mediana empresa de Rusia y la Argentina y la exportación. Este acuerdo podría permitir reforzar la inversión, lo cual se verá antes o después reflejado en los volúmenes del comercio bilateral. 

Sin embargo, por ahora el comercio sigue cayendo y es evidente que Rusia y la Argentina lo tendrán que discutir en la asamblea de la comisión interestatal ruso-argentina de cooperación económico-comercial y científico-técnica que se hará en Moscú el 8 de noviembre próximo. 

El acuerdo interbancario podría reforzar la inversión, lo cual influirá en los volúmenes del comercio bilateral.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.