Acuerdo entre Rosatom y la Universidad de Buenos Aires

Fuente: Servicio de prensa de Rosatom

Fuente: Servicio de prensa de Rosatom

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires y Rusatom Overseas -subsidiaria extranjera de la Corporación Estatal de Energía Atómica Rosatom-, acaban de firmar un acuerdo de colaboración que ayudará a “aumentar la cantidad y la calidad de graduados en ingeniería de la Argentina”, según explicó el rector Rubén Hallu.

En el marco de este acuerdo entre la Universidad y la empresa se establece un concurso de monografías para estudiantes avanzados y graduados sobre “Aplicaciones Pacíficas de la Energía Nuclear”, que contemplen aplicaciones de la tecnología nuclear en industria, medicina, agropecuarias y biología.

El objetivo de esta convocatoria es promover la educación continua en las aplicaciones pacíficas de la energía nuclear. Entre los premios se incluyen un viaje a Rusia para visitar las instalaciones nucleares de Rosatom.

Rosatom, empresa estatal rusa de energía nuclear con 65 años de experiencia, es una de las pocas en el mundo con conocimiento en todas las etapas del ciclo energético nuclear, desde la minería de uranio, fabricación de elementos combustibles y construcción, explotación de centrales nucleares y hasta el reprocesado de combustibles gastados.

Además, cuenta con la tecnología VVER (reactor nuclear de agua presurizada) reconocida por la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) como la más segura del mundo.

Durante el acto Ivan Dybov, de Rusatom Overseas, destacó su satisfacción “por poder compartir nuestras experiencias y tecnología nuclear con los estudiantes argentinos” y avanzó que este acuerdo permitirá “utilizar el gran potencial que tiene esta Universidad en futuros proyectos beneficiosos”.

El rector Rubén Hallu, rector de la Universidad, declaró que “a nosotros nos toca la doble tarea de promover el buen uso de la energía nuclear y realizar todas las acciones posibles para que no exista más su mal uso”.

Rosatom ya ha manifestado su interés en participar en la construcción de nuevas centrales nucleares de uso pacífico en Argentina que están pendientes de licitación. La empresa rusa ya ha superado la primera selección con una propuesta que apuesta por aprovechar los recursos de la industria local y un programa de formación especializado. “Las empresas argentinas que participen en nuestro proyecto van a tener la experiencia de trabajar con nosotros y les va a dar la posibilidad seguir con nosotros en otras partes del mundo”, señaló Ivan Dybov. 

Como ejemplo de esta participación Dybov expuso el caso de Turquía, donde Rosatom está construyendo una central y cada año estudiantes de ese país están se forman en Rusia. 

Las claves para la adjudicación de la construcción de la planta, tal y como ya dejó  trascender el Gobierno argentino, es que se privilegiará a aquellas empresas que estén dispuestas a financiar la obra, transferir tecnología y ofertar un alto contenido de integración local. 

En ese sentido Norma Boero, presidenta de la Comisión de Energía Atómica consideró los beneficios de este acuerdo entre la Universidad y Rosatom “en miras de que si llegamos a tener una cuarta central atómica podamos ya tener una relación institucional magnífica entre la Universidad y la empresa que permite formar alumnos que mañana van a ser ingenieros y que empiecen a trabajar con empresas”. 

Tanto Rusia como Argentina han firmado un acuerdo que ratifica el uso pacífico de la energía atómica y al respecto Elena Maceiras, vicepresidenta de la Autoridad Regulatoria Nuclear, destaca que “somos un país que tiene el compromiso de no proliferación de energía nuclear, sólo el uso pacífico, y toda la cooperación que se haga con la Federación Rusa va a ser para usos como la medicina o la energía”. 

Para más información sobre el concurso de monografías puede escribir al siguiente correo electrónico: consultamonografias@fi.uba.ar .

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.