Los wahhabitas chechenos envían combatientes a Siria

En el norte del país se  ha creado una internacional del terrorismo. Fuente: AP

En el norte del país se ha creado una internacional del terrorismo. Fuente: AP

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ha reconocido que comandantes de campo chechenos están participando en la guerra en Siria. En la declaración se dice que uno de los grupos islamistas que luchan contra Bachar el-Asad está dirigido por un tal Abu-Musaab proveniente de Chechenia.

Como aclaró la revista Kommersant, en Siria luchan más de 100 combatientes chechenos. Del reclutamiento se ocupan los principales ideólogos del extremismo checheno que actualmente se encuentran en Siria.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso declaró que en el bando de los grupos radicales en Siria luchan personas procedentes de Chechenia. Esta declaración tuvo cierta resonancia cuando los islamistas que luchan en el norte del país realizaron una represalia sobre los kurdos locales como venganza por el encarcelamiento de su comandante, Abu-Musaab, que se autodenomina checheno. Después de exigir su liberación, los islamistas llevaron a cabo su represalia sobre la población civil, comenzando a cortar cabezas de gente inocente y tomando casi 500 kurdos como rehenes, en su mayoría mujeres, ancianos y niños. Abu-Musaab fue liberado, pero los islamistas siguen reteniendo como rehenes a unos 200 civiles que utilizan como escudo humano.

En el comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa se dice que "Moscú condena de la manera más enérgica la brutalidad de la internacional del terrorismo en el noreste de Siria". Se califica lo sucedido como "una provocación sangrienta dirigida a desintegrar el país y crear un campo de operaciones para el terrorismo internacional".

No se conoce el verdadero nombre del comandante de campo checheno Abu-Musaab. Entre los que toman el camino del wahhabismo es habitual utilizar seudónimos. El antiguo terrorista número uno Shamil Basayev se llamaba así mismo Abu-Idris. Y el responsable del atentado de Boston, Tamerlán Tsarnayev era conocido en su grupo de correligionarios como Muaz Seifullaj, que en árabe quiere decir "espada de Alá".

El partidario de la independencia de Chechenia Osmán Ferzauli, que vive en Occidente, (él se presenta a sí mismo como ministro de asuntos exteriores de Ichkeria), afirmó a Kommersant que entre las filas de la oposición siria hay combatientes chechenos. "Es difícil decir cuántos chechenos luchan ahí exactamente, pero creo que seguro que deben ser algo más de cien", concretó Osmán Ferzauli. Según él, la mayoría de los chechenos que luchan en Siria vienen del Cáucaso norte, aunque también hay "chechenos europeos", hijos de aquellos que durante la primera y la segunda guerra chechena se fueron a Europa huyendo de la guerra. Osmán Ferzauli considera que todos ellos entran en Siria a través de Turquía.

Según este entrevistado los chechenos en el bando de la oposición siria son reclutados por partidarios de la organización terrorista prohibida en Rusia Imarat Kavkaz que dirige el líder de la clandestinidad armada en el Cáucaso norte Doku Umarov. Pero el reclutamiento de chechenos para luchar en el bando de la oposición siria es tarea de Isa Umarov, primo del ideólogo de Imarat Kavkaz, Movladi Udugov. Ambos entraron en la historia de la autoproclamada República de Ichkeria como organizadores de la revuelta yihadista contra el entonces presidente Aslán Masjadov en 1999.

"Isa Umarov se encuentra en Siria, desde allí envía mensajes para los medios de internet de los Udugov y cuando hace falta cruza sin problemas la frontera rusa para reclutar nuevos combatientes", declara Osmán Ferzauli.

Recordemos que hace un año en Siria fue asesinado el hijo de un conocido comandante de campo checheno, Ruslán Guelayev. La versión difundida por las páginas web de los terroristas decía que había muerto luchando en el bando de la oposición. Los familiares del fallecido afirmaron que Guelayev hijo se encontraba en Siria estudiando y que fue asesinado en una mezquita, disparado por la aviación gubernamental.

Hace un año tuvo mucha repercusión otra historia del fotógrafo británico John Cantlie y su colega holandés Jeroen Oerlemans. Fueron secuestrados por un grupo de radicales islamistas en el norte de Siria y pasaron retenidos casi una semana. Al volver a casa John Cantlie declaró que entre sus secuestradores "había de todo menos sirios", incluidos gente proveniente de Chechenia. Los fotógrafos consiguieron escapar de su prisión después de la intervención del Ejército Libre Sirio.

Según Osmán Ferzauli, "el gobierno de Ichkeria está en contra de la participación de chechenos en la guerra en Siria". "Isa Usmarov y Movladi Udugov defienden la idea de una yihhad internacional", declaró a Kommersant. "El gobierno de Ichkeria no defiende esta idea".

Artículo original en ruso 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.