Israel aceptaría el despliegue de las tropas rusas en los Altos del Golán

El primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu con Vladímir Putin. Fuente: AFP / East News

El primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu con Vladímir Putin. Fuente: AFP / East News

Israel no se muestra contrario al despliegue de tropas rusas en la frontera con Siria. Según los expertos, sería fácil cambiar una norma votada hace más de 40 años, por la que se prohíbe a los miembros del Consejo de Seguridad enviar fuerzas de paz a la región. Sin embargo, el Secretario General de la ONU aún no apoya esta idea.

Las autoridades israelíes apoyan el despliegue de fuerzas de paz rusas en los Altos del Golán, para sustituir a las austriacas, según dijo el lunes la jefe adjunta del Ministerio del Interior israelí, Faina Kirschenbaum, al llegar de visita a Moscú.

"Hemos oído que algunos países han decidido retirar sus soldados de paz, porque resultaron heridos. Lo lamentamos, aunque buscamos un acuerdo para que esas fuerzas sigan allí presentes. Si el presidente Putin decidió ofrecer su propia fuerza, entonces no creo que Israel se resista. Queremos que siempre haya alguien para ayudarnos a controlar realmente la situación", confesó Kirschenbaum a la emisora Eco de Moscú.

El Ministerio de Defensa ruso planea enviar un batallón al Golán formado por la 31ª brigada de asalto por aire, así como el grupo aéreo de helicópteros Mi-8 y Mi-24, según datos de Nezavisimaya Gazeta, . La Brigada 31 se creó para el mantenimiento de la paz y cuenta con personal contratado. Ha participado en misiones en Kosovo, Abjazia o Kirguistán, y los pilotos tienen una amplia experiencia en operaciones similares en África. 

Por su parte, Siria, el otro lado de este conflicto que dura 40 años recibiría con los brazos abiertos a los cascos azules rusos. Así lo declaró el pasado viernes a RIA Novosti el diputado del Parlamento sirio, Sharif Shahadah. Recordemos que el ejército ruso no tiene presencia en Oriente Medio desde finales de 2006, cuando entró en contingente con la vecina fuerza de paz de Líbano. 

Antes de esto, el portavoz de la ONU, Martin Nesirky, 'rechazó' la idea de Moscú, explicando que, bajo las normas vigentes sobre tropas de paz, los miembros permanentes del Consejo de Seguridad no pueden estar presentes en ese territorio. El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso dijo que referirse a las limitaciones de hace 40 años es irrelevante. Tras estas declaraciones, un miembro del Consejo de Seguridad, el diplomático británico Mark Lyall Grant, reconoció que la iniciativa rusa podría ser aplicable, si Siria e Israel mostrasen su consentimiento. 

"Arrastrados a una acción militar de gran escala"

Según el jefe del Comité de la Duma sobre Asuntos Internacionales, Alexéi Pushkov, "la situación requiere nuevas soluciones cualitativas. El conflicto sigue sin resolverse”, considera. “Es necesario actuar de manera real, puesto que no podemos descartar que la cuestión siria-israelí acabe viéndose involucrada en una acción militar de gran escala", escribió ITAR-TASS, citando al político. 

El profesor de la Academia Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, , Alexander Vavilov, declaró al periódico Vzgliad que la norma mencionada por Nesirki no es un punto de la Carta de las Naciones Unidas, sino una resolución tomada por el Consejo de Seguridad. "Se votó la resolución del CSNU 350, que establecía que los miembros permanentes del Consejo de Seguridad no enviarían sus fuerzas de paz de la región", dijo Vavilov. 

De acuerdo con el diplomático, modificar esta resolución no sería complicado. "Se trata de emprender un proceso muy elemental: votar una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y anular la primera, eso es todo", explicó. 

El experto no descarta la posibilidad de que la nueva resolución y el mandato sobre sus bases sean aprobadas antes de la conferencia Ginebra 2. Dicha resolución, en opinión de Vavilov, no bloqueará a los miembros del Consejo de Seguridad: "Esto es de interés general; de otro modo se dañan a sí mismos. Lo más importante es que sirios e israelíes están de acuerdo ". 

El Departamento de Operaciones de Paz de las Naciones Unidas se comprometió a valorar la propuesta de Moscú, junto con las iniciativas de otros países. El Presidente del Consejo de Seguridad de la ONU añadió que, además de enviar sus fuerzas de paz, otros estados han expresado también su deseo de declarar a los militares que ya se encuentran en el Golán. El discurso se refiere, aparentemente, a Filipinas  y la India. 

Un proyectil que se llevó a 377 soldados

A pesar de la decisión de la Tel Aviv y Londres, el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon, reiteró la noche del lunes que la propuesta de enviar una misión a las fuerzas de paz rusas en los Altos del Golán (FNUOS) no se está ni siquiera valorando. 

"El Secretario General está buscando un reemplazo para las tropas austríacas, que han anunciado su intención de retirarse durante la última semana," dijo Nesirky. Hizo hincapié en el hecho de que la operación de la ONU continua siendo "vitalmente necesaria" para garantizar la seguridad de la zona, donde los principales enfrentamientos se extienden entre el ejército sirio y la oposición. 

El Secretario General subrayó que la presencia en el Golán de Rusia y otros países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU no es posible, en el marco de los acuerdos internacionales existentes. 

Sabemos que, desde el comienzo de la guerra civil en Siria, sus soldados en la zona de separación han llegado de Canadá, Croacia y Japón, además de Austria. En este protocolo acordado entre Israel y Siria, se estipula que en la zona de cese de lucha, debe haber una misión de paz de hasta 1.250 personas.

Según varios informes, el pasado jueves, en la región de los Altos del Golán, estalló el conflicto en el puesto de control de Quneitra, cuando un proyectil de artillería impactó sobre el campamento de las fuerzas de paz de la ONU, y un casco azul filipino resultó herido. 

Después de esto, Viena anunció la retirada de sus 377 soldados del Golán. Y Putin dijo que las tropas rusas podrían reemplazar a los austriacos. 

Artículo publicado originalmente en ruso en Vzgliad.