Moscú acoge conferencia internacional sobre seguridad en Europa

Rusia presenta a los países occidentales su visión sobre importantes asuntos bilaterales. Fuente: Ria Novosti

Rusia presenta a los países occidentales su visión sobre importantes asuntos bilaterales. Fuente: Ria Novosti

La conferencia internacional Aspectos militares y políticos de la seguridad europea, organizada por el Ministerio de Defensa de Rusia, comenzó ayer en Moscú.

En la conferencia hay más de 250 participantes, entre ellos el jefe de la administración presidencial rusa Serguéi Ivánov, el Ministro de Defensa Serguéi Shoigú , el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, el Jefe del Estado Mayor Ruso, el general Valeri Guerasímov, y el Secretario General de la OTSC Nikolái Bordiuzha.

Además, el foro contará con la presencia del Ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, del Subsecretario General de la OTAN, Dirk Brengelmann, de la Subsecretaria Adjunta de Defensa de EE UU Evelyn Farkas, y de otras figuras europeas de alto nivel del ámbito de la defensa y funcionarios de organismos internacionales.

Actualmente existen considerables divergencias en lo que respecta a  varios problemas de seguridad. Por ejemplo, las medidas propuestas por EE UU, los estados miembros de la OTAN y la mayoría de países de la UE (como el sistema de defensa antimisiles)  no son aceptables para Rusia. En la opinión de los expertos militares rusos, tratan de debilitar o de anular la eficacia de los sistemas de disuasión estratégica.

El evento se ha organizado esa conferencia con el objetivo de explicar su visión sobre este y otros asuntos, al igual que un evento similar que organizó el Ministerio de Defensa el año pasado.

La elección de esta plataforma para debatir estos temas no es accidental. La parte rusa está convencida de que Occidente (ya sea Bruselas, París, Estrasburgo o Washington) no cuenta con un foro en el que los generales rusos podrían exponer abierta y francamente sus puntos de vista sobre las cuestiones de seguridad europea.

El Consejo OTAN-Rusia es un marco donde Rusia a menudo se encuentra de un lado con los 29 miembros restantes del otro. La Conferencia sobre la Seguridad de Múnich por lo general tiene solo una o dos personas de habla rusa y la mayoría de las presentaciones las hacen representantes de las organizaciones euroatlánticas.

¿Cuáles son las ideas que la parte rusa desea transmitir a los participantes de la conferencia? Según el jefe adjunto de la dirección general para la cooperación militar internacional del Ministerio de Defensa de Rusia, Maj-Gen Yevgueni Ilyin, los participantes rusos principalmente quieren delinear los enfoques del Ministerio de Defensa y buscar soluciones alternativas.

Entre otras cosas, se está planeando hablar de defensa de misiles, así como de la reducción de los arsenales nucleares, tanto estratégicos como tácticos, incluidos los arsenales de Estados Unidos en Europa.

En la conferencia se habla también de controles de armas convencionales, teniendo en cuenta que los estados miembro de la OTAN tienen el doble, o en algunos casos el triple, de armas convencionales que Rusia.

El viceministro de Defensa ruso, Anatoli Antónov, afirmó que Rusia no piensa reanudar el cumplimiento de Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE) porque está obsoleto y suponía regular y controlar armamentos entre el Tratado de Varsovia, que no existe ya, y la OTAN.

“La Guerra Fría terminó, hoy hacen falta nuevos mecanismos”, subrayó.

También se buscarán modos de prevenir una carrera de armamento en el espacio, y se tratará de encontrar formas de librar una lucha real, y no solo de propaganda, contra el terrorismo internacional, el radicalismo religioso, la proliferación de las tecnologías nucleares y de misiles, y la migración ilegal.

Asimismo, los participantes buscan modos de establecer una alianza verdadera y mutuamente beneficiosa para las relaciones entre Moscú y Bruselas, tanto en el ámbito político como en el militar.