Dos niños rusos repatriados a su país desde España

Pável Astájov. Fuente: ITAR-TASS

Pável Astájov. Fuente: ITAR-TASS

El pasado martes Pável Astájov, Defensor del Menor, llegó a Moscú con dos niños que habían estado en varios orfanatos en España. La decisión de trasladar a los niños se tomó tras un trabajo conjunto entre trabajadores sociales en España y Rusia.

El año pasado los servicios sociales españoles separaron a Karina Yermakova, de cinco años, de su madre, ciudadana rusa residente en España. La causa de la retirada de la patria potestad fue la difícil situación económica de la familia. Los padres de Karina son una pareja mixta, ella es rusa y el padre español. 

Entonces, el tío y la abuela de la niña, que vivían en Rusia, se dirigieron a Pável Astájov, Defensor del Menor en Rusia, para pedirle que mediara con las autoridades para llevar a la niña con su familia residente en Rusia. 

Ese mismo año, también se le retiró la custodia a los padres rusos de otro niño eslavo residente en España, Ángel Sujorúvok, de tan solo un año. Es el segundo hijo de Olga  Proskurnikova.

En el Servicio de Protección de Menores se había  presentado una denuncia diciendo que maltrataban al recién nacido, al parecer intentaron lanzarlo por el balcón. 

Fue en esos momentos que las autoridades locales decidieron ingresar al pequeño Ángel en un centro. Los padres de Ángel son rusos. La madre, Olga, conoció a Dmitri en Francia y ella ya tenía un hijo, Arsenii, cuando la pareja llegó a Cataluña. 

Ante la retirada de la custodia en España, lo único que podían esperar para que fuera entregado a las autoridades rusas era una petición oficial. En diciembre Olga y Dmitri se dirigieron a Pável Astájov pidiendo que les ayudara a recuperar a su hijo. Mientras se celebraban largas negociaciones, Ángel recayó en una familia de acogida en Barcelona. 

Por norma, los servicios sociales de los países europeos que apartan a niños de las familias rusas o mixtas no los devuelven a Rusia. Sin embargo, tras las negociaciones mantenidas entre Astájov y el Consulado General de la Federación Rusa en Barcelona, los órganos españoles decidieron que era mejor que los niños vivieran en el país eslavo, con sus parientes más próximos, que en centros o en una familia de acogida. 

A su regreso a Moscú, Pável Astájov declaraba exultante: “Es la primera vez que España devuelve niños rusos a Rusia. ¡Le damos las gracias a los colegas españoles!”. Según explican desde los servicios de tutela y custodia, se han ofrecido garantías de seguimiento y de defensa de los derechos de los niños tras su regreso. Además, el caso ha despertado la atención de los medios de comunicación. 

Al llegar al aeropuerto, Karina fue directamente a la familia de su tío político, José. Él es español y ella apenas habla el ruso. La suerte de los niños rusos en el extranjero, sobre todo los que se dan en adopción, ha atraído en los últimos meses la atención de las autoridades rusas. 

Por su parte, los servicios de tutela de menores recogieron a Ángel Sujorúkov y lo llevaron a Lípetsk. El niño ha pasado las revisiones médicas pertinentes en el hospital provincial infantil. Ahora serán las autoridades rusas las que decidan si los padres de Ángel pueden vivir con su hijo cuando regresen a Rusia. 

“Existe la posibilidad de que los padres vean a sus hijos en Rusia, ya que ambos han perdido la patria potestad únicamente en España”, ha señalado Astájov. 

Por otro lado, España y Rusia han intensificado las conversaciones sobre la adopción de niños. En otoño del año pasado Astájov se reunió con el Cónsul General de España, Miguel Bauzá y Mores y con el Cónsul Adjunto, Álvaro Rodríguez. El Cónsul General declaró que conoce personalmente ocho casos de “salidas ilegales de hijos de matrimonios mixtos realizadas por madres rusas”. Por su parte, Astájov ha propuesto crear una comisión intergubernamental hispano-rusa que ayude a resolver los litigios familiares.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.