El asesor de seguridad de Obama visita Rusia

Serguéi Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores con homas Donilon, el asesor de seguridad del presidente de los EE UU. Fuente: Ria Npvpsti / Eduard Pesov

Serguéi Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores con homas Donilon, el asesor de seguridad del presidente de los EE UU. Fuente: Ria Npvpsti / Eduard Pesov

El pasado lunes, durante su visita a Moscú, el asesor de seguridad del presidente de los EE UU, Thomas Donilon, entregó un mensaje de Barack Obama a Vladímir Putin.

Según se ha podido saber el líder norteamericano presenta propuestas para la cooperación económico-comercial y se refiere también a los problemas del sector político-militar, incluidos aquellos relacionados con el escudo antimisiles y el arsenal nuclear. La Casa Blanco informó que ambos mandatarios tendrán una reunión bilateral en septiembre en Rusia al margen de la cumbre del G20.

Antes de concertar la visita definitiva de Donilon a Moscú, la fecha se aplazó varias veces. En un principio, se habló de finales de febrero, después de principios de marzo. Finalmente, la visita se concertó solo a finales del mes pasado.

El asesor de Obama debía reunirse en Moscú con el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Patrúshev, con el ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, y con el asesor de Putin, Yuri Ushakov. La parte estadounidense también solicitó la celebración de un encuentro entre Donilon y Putin, pero hasta el último momento no se supo si el presidente de Rusia dispondría de un hueco en su agenda.

Al final, Putin pudo unirse brevemente a las negociaciones con Donilon, y este le entregó un mensaje de Obama. El encuentro se produjo un día antes del atentado terrorista en Boston, que el Kremlin condenó categóricamente.

Al finalizar las negociaciones, Ushakov informó de que la carta del presidente estadounidense “está redactada en un tono bastante constructivo y contiene una serie de propuestas para profundizar en el diálogo y la cooperación bilateral”.

“Las ideas expuestas en la carta sobre algunos aspectos ya se habían expresado con anterioridad, en otras se presentan nuevos supuestos que nuestro país estudiará con detenimiento antes de responder”, anunció.

“Asimismo, la carta incluye algunas consideraciones económico-comerciales”, añadió el asesor de Vladímir Putin, “que por otra parte constituyen propuestas bastante concretas. Entran en la línea de desarrollo de la misma idea que expresó Putin durante su encuentro con Obama en Los Cabos, cuando destacó que, ante todo, hacía falta crear una red de seguridad que sirva de apoyo en los momentos difíciles, cuando la coyuntura política de lugar a dificultades”.

Además, según señaló Ushakov, “la misiva se ocupa también de los problemas político-militares, incluidos los relativos al escudo antimisiles y al arsenal nuclear”.

El asesor del presidente ruso anunció que “las partes han acordado un encuentro entre Obama y Putin en Irlanda del Norte durante la cumbre del G8 que se celebrará en junio y, posteriores negociaciones durante la cumbre del G20 de San Petersburgo”, informa Kommersant.

Por otro lado, en la mañana del 15 de abril, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se reunió con Donilon. Tras la reunión, el ministro ruso afirmó que la eliminación de las tensiones existentes con EE UU es prioritaria para Moscú.  

Haz click en la imagen para ver los datos de la encuesta

“Thomas Donilon, al igual que el secretario de Estado de los EE UU, John Kerry, con el que me reuní hace unos días, me ha comentado que son conscientes de los efectos negativos provocados por determinados factores de nuestras relaciones bilaterales”, declaró el ministro ruso.

“Entre algunos de estos factores podemos citar la ‘lista Magnitski’, los continuos problemas con los niños rusos adoptados en EE UU o los problemas relacionados con el secuestro de ciudadanos rusos y la violación de sus derechos”.

Antes de la visita de Donilon a Moscú, los expertos afirmaban que no se podía esperar ningún acuerdo concreto como resultado de la misma. Las condiciones de la visita estaban lejos de ser ideales.

El fin de semana Washington y Moscú publicaron dos listas con las personas a las que no se les concedería ningún visado: la ‘lista Magnitski’ y la correspondiente ‘lista Guantánamo’, cada una de las cuales incluía 18 nombres.

El presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Duma, Alexéi Pushkov, también anunció que Donilon sería el primero en apreciar las consecuencias negativas derivadas de la publicación del a ‘lista Magnitski’.

Mientras tanto, Ushakov aseguró a la prensa que la naturaleza de la conversación que mantuvieron Donilon y Putin fue positiva, “al igual que la de las señales enviadas ahora por la administración de Obama”.

En la comunidad de expertos también hay una tendencia a exagerar la influencia de estas listas en el resultado de las negociaciones del asesor de Obama en Moscú.

Según informó a Gazeta.ru el miembro del Centro Carnegie de Moscú y presidente del programa “Los problemas de la no proliferación”, Alexéi Arbátov, las sanciones recíprocas apenas han empeorado el futuro de las negociaciones.

“En general, creo que no deberían suponer importantes cambios. Es posible que la atmósfera fuera ligeramente más favorable, pero en el fondo no ha habido cambios sustanciales”, afirmó.

Arbátov cree que la visita de Donilov a Moscú se podría considerar como un paso simbólico.

“No espero grandes resultados en términos de progreso en las negociaciones y en la búsqueda de acuerdo. La atmósfera política no es propicia para ello. Pero, esta visita aportará algo de valor al diálogo entre nuestros países”, indica el experto. 

Artículo basado en material aportado por Kommersant y Gazeta.ru.