Expertos rusos advierten del riesgo de una nueva guerra mundial

"Una guerra puede tener lugar a otros niveles". Fuente: AP

"Una guerra puede tener lugar a otros niveles". Fuente: AP

Expertos rusos de la Universidad Estatal de Moscú creen que el periodo de inestabilidad que vivimos podría dar paso a una guerra mundial en los próximos diez años, aunque no significa vayan a enfrentarse armadas de aviones y misiles de crucero, o se vayan a detonar bombas nucleares.

“En los próximos diez años podría desatarse una guerra mundial, pero no podemos predecir qué tipo de guerra será (si "fría" o "caliente")”, comunicó a principios de abril Serguéi Malkov, profesor de la Universidad Estatal de Moscú y miembro de la organización de investigación "Academia de las Ciencias Militares".

"Nos espera una gran inestabilidad política y tecnológica", dijo durante una reunión del grupo de trabajo para la preparación de los informes del complejo de defensa e industria para el Consejo presidencial de ciencia y educación, según informa Interfax.

El académico hizo referencia a la teoría de los ciclos económicos elaborada por el economista ruso Nikolái Kondrátiev.  Según esta teoría, la economía mundial se desarrolla cíclicamente. Cada "ciclo de Kondrátiev" (o, como también lo llaman, cada "onda") dura entre 40 y 60 años. El cambio de ciclo suele ser causado por revoluciones tecnológicas y científico-técnicas.

Cada fase se compone de dos fases: la de crecimiento, cuando se observan ritmos de crecimiento económico considerablemente altos, y la de decrecimiento, con ritmos comparativamente bajos.

Además de los ciclos de Kondrátiev, en la teoría económica destacan los ciclos de media duración de Clement Juglar,  que duran entre siete y doce años, y los de larga duración de Simon Kuznets, de entre 16 y 25 años.

Malkov señaló que los especialistas de la MGU han analizado los ciclos económicos y el nivel de agresividad militar en el mundo durante los últimos 200 años y llegaron a la conclusión de que las guerras mundiales y los ciclos económicos están sincronizados.

"¿En qué situación nos encontramos? El final del quinto ciclo de Kondrátiev y la transición al sexto régimen tecnológico", dijo Malkov. "Ahora estamos esperando una nueva guerra mundial, que tendrá lugar en los próximos diez años".

Víctor Kovaliov, secretario de sección de la Academia de las Ciencias Militares y redactor jefe adjunto de la revista "Estabilidad estratégica" apoyó a su colega y aclaró: "Malkov hablaba de que existen ciertas regularidades definidas. Ahora, por ejemplo, terminan al mismo tiempo un ciclo de Kondrátiev, uno de Juglar, y uno de Kuznets. Un análisis retrospectivo de la historia mundial muestra que en momentos como este es muy probable que se desencadene una 'gran guerra'. Esta es una época de gran inestabilidad política. El mundo espera grandes cambios".

Según la opinión de Kovaliov, la salida de la crisis de 2008-2010 probablemente no dará paso a un crecimiento estable. Por el contrario, es probable que se desate una nueva crisis financiera mundial a corto plazo, la cual "causará una considerable inestabilidad social y política, conmociones sociales y conflictos militares".

"En el período entre 2014 y 2025, es muy probable que tengan lugar grandes cambios geopolíticos y geoeconómicos (un buen análogo de estos cambios sería el período de los años 1937-1955), los cuales generarán posibilidades para una expansión global de las tecnologías más nuevas y rompedoras", opina Kovaliov.

Sin embargo, quiso señalar que esto no significa que en los próximos diez años vayan a enfrentarse armadas de aviones y misiles de crucero, o se vayan a detonar bombas nucleares.

"Una guerra puede tener lugar a otros niveles también, como por ejemplo, a un nivel mental, con la intervención ilimitada de otros medios, e incluso con una actividad terrorista incipiente en el territorio del enemigo. Pero no por ello es una guerra menos destructiva", cita a Kovaliov el periódico Vzgliad.

A la pregunta de en qué punto del planeta puede desatarse el próximo conflicto mundial, Kovaliov respondió: "Las regiones con más probabilidad de convertirse en terreno de conflicto son el Lejano Oriente, Oriente Medio, el espacio postsoviético (especialmente el Cáucaso y Ucrania), y algunos países de Asia Central, como Pakistán e India".

El experto cree, sin embargo, que Corea del Norte no será la causante del comienzo de la próxima guerra mundial.

"Corea no tomará ningún tipo de iniciativa en primer lugar. Se trata de un país muy pacífico", insiste Kovaliov.

Para este artículo se han utilizado materiales de Interfax y del periódicoVzgliad.