Baleares apuesta por Rusia

José Ramón Bauzá. Fuente: wikipedia

José Ramón Bauzá. Fuente: wikipedia

A finales de marzo, en la Cámara de Comercio e Industria (CCI) de Rusia se celebró un encuentro entre Gueorgui Petrov, vicepresidente de la CCI de Rusia, y José Ramón Bauzá, presidente de las Islas Baleares. En la reunión también participó el embajador José Ignacio Carbajal.

El presidente Bauzá acudió a Moscú para participar en la feria turística internacional MITT Expocentro con el objetivo de promover las Islas Baleares como destino turístico entre los ciudadanos rusos.

José Ramón Bauzá explicó que el nuevo gobierno balear se ha marcado como objetivo atraer al máximo de inversores posible y garantizar la máxima seguridad al capital extranjero.

El flujo de turistas rusos a Mallorca ha aumentado un 30-35% en los últimos años. En este sentido, el presidente autonómico tiene previsto reunirse con representantes de diferentes mayoristas de viajes rusos para averiguar cómo el gobierno puede fomentar una mejor calidad en los servicios turísticos del archipiélago, teniendo en cuenta que en las islas ha entrado en vigor una ley propia de turismo.

Bauzá aseguró que los dirigentes de las Islas Baleares también están dispuestos a colaborar activamente con la Cámara de Comercio e Industria de Rusia en la organización de misiones comerciales. Una representación balear ya ha visitado una serie de países y está previsto que viajen próximamente a Rusia.

Mayoritariamente, integran la misión pequeñas y medianas empresas, pero también hay representantes de las grandes cadenas hoteleras.

Por su parte, el embajador José Ignacio Carbajal cree que es necesario brindar unas condiciones más favorables para que los empresarios visiten libremente España y confía en que, a su vez, estudiantes e investigadores españoles puedan estudiar y trabajar en Rusia.

Con el aumento del turismo ruso, España es un partidario activo de la supresión de los visados para los rusos.

El promedio de gasto por turista  europeo durante su estancia en España no excede los 700 euros, mientras que los rusos gastan cerca de 1.700 euros por persona.

Además se está estudiando la posibilidad de que la compra de una propiedad inmobiliaria cuyo valor supere los 160.000 euros pueda ser motivo para la concesión de un permiso de residencia.

A esto contribuye el hecho de que el consulado español tramite con mayor facilidad visados de múltiples entradas semestrales y anuales. Y, dentro del mercado turístico internacional, España sólo es superada por Turquía y Egipto, donde los rusos no necesitan visado de entrada.

Carbajal dijo que antes de la visita a la CCI de la Federación de Rusia se había reunido con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão  Barroso, también presente en Moscú desde el día anterior para tratar con el presidente ruso Vladímir Putin la supresión del régimen de visados entre Rusia y la Unión Europea. 

Por su parte, Gueorgui Petrov citó datos estadísticos que atestiguan que el intercambio comercial entre ambos países alcanzó un nivel récord de 10.600 millones de dólares en 2012, lo que supone un aumento del 1,5% en comparación con el año anterior. Además, precisó, las importaciones españolas crecieron casi un 15%.

Y no sólo de productos agrícolas, como por ejemplo el aceite de oliva, sino también de automóviles de fabricación española, cerámica y artículos de piel. También las compañías españolas cooperan con éxito en otros sectores como la construcción de infraestructuras ferroviarias y energéticas.

España es uno de los destinos vacacionales más populares entre los rusos. En los últimos cuatro años se ha duplicado el flujo de turistas procedentes del país eslavo. Según los datos ofrecidos por Moscú, cada año visitan los centros vacacionales españoles 700.000 rusos. Como enfatizó Gueorgui Petrov, no sólo los  turistas se interesan por España sino también personas con un alto nivel adquisitivo que desean adquirir una propiedad en suelo español.

A su vez, el embajador de España en Rusia José Ignacio Carbajal, citando fuentes españolas, declaró que 1.250.000 rusos visitaron España en 2012.

Esta disparidad en los datos se debe a que Rusia solo contabiliza los vuelos directos.