Serguéi Lavrov: “Los patrocinadores de la oposición frenan el diálogo en Siria”

El ministro ruso cree que la situación en el país árabe está lejos de mejorar. Fuente: AP

El ministro ruso cree que la situación en el país árabe está lejos de mejorar. Fuente: AP

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov acusa a los patrocinadores externos de la oposición de obstaculizar el diálogo en el proceso de paz. Lavrov hizo estas declaraciones en un encuentro con los representantes del Comité de Coordinación Nacional que se celebró el 11 de marzo en Moscú. Los expertos señalan que, aunque Occidente haya decidido rechazar una intervención militar directa, intenta manipular a los rebeldes para derrocar el régimen de Bashar Al-Assad.

“La situación en Siria está lejos de mejorar, aunque ambas partes entienden que es necesario detener la violencia e iniciar un diálogo. No obstante, muchos están intentando impedir esto, entre otros los patrocinadores externos de la oposición más intransigente... Por esta razón estamos convencidos de que vuestros esfuerzos por unir a la oposición patriótica son una importante contribución a la consolidación del proceso de paz", declaraba Lavrov dirigiéndose a los representantes del Comité Nacional de Coordinación para el Cambio Democrático en Siria (CNCCD.

Según informa ITAR-TASS, Lavrov señaló que la conferencia de las fuerzas de la oposición celebrada en enero en París ha definido un enfoque constructivo para el inicio del diálogo y que el gobierno también ha publicado sus propias ideas sobre el comienzo del mismo.

“Queremos cooperar para que estos dos procesos se unan. Lo más importante es que todas estas cuestiones las decidan los propios sirios sin recibir instrucciones externas... Que ellos mismos definan el destino de su propio país y de sus políticos”, explicó el ministro ruso.

Por su parte, el coordinador Comité Nacional de Coordinación para el Cambio Democrático en Siria (CNCCD), Haytham Manna, declaró que únicamente una solución por la vía política salvará a Siria de un desenlace como el de Somalia.

“En la actualidad esta opinión la comparten algunos miembros de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición, así como un elevado número de personas que forman parte de la administración en Siria", - declaraba Manna.

El conflicto armado en Siria empezó en marzo de 2011. Según datos de la ONU, durante este periodo han fallecido en el país alrededor de 70.000 personas.

Al mismo tiempo, según aclara RIA Novosti, este miembro de la oposición constataba que la solución militar del conflicto es “lo suficientemente fuerte y viable”. Pero muchos sirios están convencidos de que la solución por la vía política sería la salvación del país”, comenta Manna, añadiendo que el camino a la regulación política y pacífica de la crisis en Siria pasa por Moscú.

“Estamos contentos de estar aquí, ya que a menudo hemos dicho que la solución política y pacífica de la crisis siempre pasa por Moscú, incluso en los tiempos en los que la Liga Árabe ofrecía su propia solución. Porque para nosotros es muy importante cooperar con vosotros para alcanzar este objetivo”, declaró el opositor a Assad.

El vicepresidente del Centro de Investigaciones Políticas de Rusia, Dmitri Polikanov, está seguro de que Occidente tiene una estrategia definida para Siria: no desean una intervención militar directa, pero tampoco les satisface el régimen de Assad, "por lo que utilizan otros medios para deponer dicho régimen de forma indirecta".

“La idea es cambiar la situación sin intervenir directamente. Los países de Occidente entienden que una injerencia militar directa no les aportará nada bueno”, opina Polikanov.

El experto asegura que en un principio en Occidente nadie creía en el éxito de las negociaciones y “a medida que la situación se iba estancando, iban menguando la paciencia y la esperanza para negociar. El diálogo interno en Siria no está comenzando. Teniendo en cuanta la existencia de cierto rechazo externo de una de las partes del conflicto. Llegar a un acuerdo será muy difícil”, señalaba Polikanov.

La semana pasada el secretario de estado de los Estados Unidos, John Kerry, reconoció por primera vez de manera oficial que Occidente está entrenando a los sublevados sirios, a los soldados del Ejército de Liberación Sirio. “Muchos países trabajan con nosotros en este ámbito. Y yo opino que el presidente Assad debería tener más cautela en sus predicciones de futuro”, declaraba Kerry.

Según la prensa, cientos de soldados reciben entrenamiento militar en territorio jordano. En particular, este entrenamiento incluye el manejo de armas antitanque y misiles teledirigidos Stinger. Esta preparación militar se lleva a cabo en la base militar jordana KASOTC.

A principios de marzo la Unión Europea levantó la prohibición al suministro de equipos militares 'no letales' a Siria. Se entiende por 'no letal' el 'transporte blindado no militar', binoculares, aparatos de comunicación y este tipo de equipamiento.

Esta decisión de la Unión Europea se tomó a pesar de las recomendaciones del secretario general de la ONU, que había solicitado a los países occidentales que se abstuvieran de proporcionar ayuda militar a las partes involucradas en el conflicto sirio.

No obstante, el pasado lunes Eamon Gilmore, ministro de Asuntos Exteriores de Irlanda, el país que preside actualmente la UE, declaraba que Bruselas desea que Rusia desempeñe un papel “más constructivo” en la búsqueda de vías de regulación del conflicto en Siria.

“Tenemos la intención de discutir cómo podría Rusia participar en la situación (de búsqueda de vías de regulación del conflicto en Siria) de una forma más constructiva",  exponía Gilmore a su llegada a un encuentro de los ministros de Asuntos Exteriores de los 27 países de la UE. 

Artículo publicado originalmente en ruso en Vzgliad.