Rusia y EE UU abordan la situación en Siria y las adopciones

Serguéi Lavrov (izquierda) y John Kerry (derecha) se reunieron en Berlín. Fuente: Reuters.

Serguéi Lavrov (izquierda) y John Kerry (derecha) se reunieron en Berlín. Fuente: Reuters.

Rusia y Estados Unidos han ratificado su posición común respecto a Siria y harán todo lo posible para que el poder y la oposición inicien un diálogo, según declaraciones de Serguéi Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa, tras el encuentro del 26 de febrero en Berlín con el secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry.
El pasado lunes la fiscalía rusa abrió una causa penal por asesinato en relación a la muerte de Antón Fomin, de nueve años de edad, en Estados Unidos. El niño emigró en 2005 a Estados Unidos con sus padres. Sin embargo, al poco tiempo su padre falleció de cáncer y su madre no pudo seguir cuidando de él por problemas de salud. Antón Fomin falleció durante un incendio, asfixiado por inhalación de gas. La fiscalía estadounidense no encontró pruebas para demostrar la culpabilidad de los tutores de Antón y cerró el caso.

En el encuentro los ministros comentaron también un tema importante para Rusia, el de las adopciones. Según informan algunos medios de comunicación, Kerry aseguró a Lavrov que tomará personalmente medidas para garantizar la transparencia y la información a Moscú en este ámbito.

“Hemos discutido en profundidad los problemas de adopción de niños rusos. John Kerry reconoció que este problema no es una invención nuestra... Y aseguró que tomará personalmente todas las medidas necesarias para que en este ámbito Estados Unidos nos garanticen una plena transparencia y vías de información”, declaraba Lavrov, según informa RIA Novosti.

Según el diplomático ruso, Kerry se mostró muy serio en sus declaraciones. ”Nos aseguraremos de que sus palabras (las del secretario de Estado de EEUU) se conviertan en realidad”, añadía Lavrov.

Durante el encuentro los diplomáticos trataron también el tema de la defensa antimisiles. La víspera, el periódico ruso Kommersant, citando fuentes diplomáticas, escribía que Barack Obama y Vladímir Putin saldrían del atolladero de lo escudo antimisiles mediante el intercambio de declaraciones políticas y promesas de no utilizar sus potenciales para atacarse mutuamente.

 

Sin embargo, tras el encuentro con Kerry, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia desmintió esta información. “He leído la noticia y he hablado con sus autores. Desconozco las fuentes del autor, pero el reportaje carece de fundamentos. No sé de dónde han sacado esta información”, declaraba Lavrov.

“Nosotros hemos dejado claro cuál es nuestra posición. Hemos oído ya bastantes declaraciones, tanto en el marco de la OSCE como del Consejo Rusia - OTAN, hemos declarado en incontables ocasiones que todos nosotros garantizaremos una seguridad inquebrantable, pero ninguno de nosotros dejará de lado su propia seguridad a expensas de la de los demás”, continúa el ministro.

Según Lavrov, Moscú considera que el sistema de defensa anti misiles de la OTAN “constituirá un problema para nuestra seguridad, por lo que en este respecto faltan declaraciones”.

“Si no podemos acordar un sistema conjunto, como Rusia viene proponiendo desde 2007, durante una visita del presidente Putin a los Estados Unidos, debemos comprender que no se trata de las declaraciones de rigor, sino de garantías comprobables según criterios técnico-militares objetivos, garantías de que este sistema no está orientado hacia el potencial nuclear ruso”, subrayaba el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia.

Para la elaboración de este articulo se han utilizado materiales de RIA Novosti, Gazeta.ru y Vzgliad.