Se crea un centro de asistencia para rusos en el extranjero

Ministerio de Asuntos Exteriores en Moscú. Fuente: PhotoXPress.

Ministerio de Asuntos Exteriores en Moscú. Fuente: PhotoXPress.

El centro de situaciones de crisis del Ministerio de Exteriores de Rusia gestionará ahora los problemas de los ciudadanos rusos de a pie que se vean envueltos en situaciones conflictivas en el extranjero. La nueva división, que tiene carácter de departamento, fue creada el pasado 1 de enero, de acuerdo con un decreto presidencial, aunque no será hasta el próximo verano cuando funcione a pleno rendimiento.

"La necesidad de creación del Departamento de situaciones de crisis (DSKTS) viene dada por la inestabilidad de la situación mundial y regional, el crecimiento potencial de una crisis, las amenazas a nueva escala, y por supuesto, un aumento significativo del número de ciudadanos rusos en el extranjero", explicó el jefe de prensa del departamento diplomático de Rusia, Alexander Lukashevich, quien agregó que el Ministerio de Asuntos Exteriores trataba de crear esta estructura desde 2007.

Según sus declaraciones, el centro "quiere ser una herramienta para la preparación constante y la rápida respuesta a todo tipo de crisis y situaciones de emergencia en el extranjero, desde desastres naturales y tecnológicos, hasta amenazas terroristas, pasando por conflictos locales e internos."

"Es necesario que podamos notificar a tiempo al compañero que, en ese país, por ejemplo, se ha declarado el estado de emergencia y debe salir de la zona tan pronto como sea posible”, afirmó el propio director del centro, Dmitri Kazimirov. “Además, un ciudadano debe tener la posibilidad de llamar al representante ruso en ese país en concreto en cualquier momento ".

Tal como aclara el diario Izvestia, actualmente la misión diplomática de Rusia en el extranjero se encuentra sobrecargada: desde el comienzo de la década de 1990, el número de empleados se mantuvo prácticamente sin cambios, mientras que son cada vez más los rusos en el extranjero.

Debido a la rotación periódica del personal en el Ministerio de Asuntos Exteriores casi no hay personal con experiencia que conozca, por ejemplo, el derecho a evacuar a los ciudadanos. Cada vez se encarga resolver el problema a un nuevo empleado, que, al no tener experiencia, empieza desde el principio. La aparición del centro de situaciones de crisis debería cambiar eso.

Como era de esperar, la nueva estructura constará de unas 50 trabajadores más, entre profesionales diplomáticos y personal técnico.

En la base del centro se establecerá una centralita 24h y un portal de internet especial. Además, el nuevo departamento tiene previsto desarrollar una aplicación para smartphones de Android, Windows e iOS, que estará disponible para su descarga en la página web del Ministerio. Kazimirov dijo que también se pondrá en marcha un sistema de alerta a los ciudadanos rusos mediante el envío de SMS y comunicaciones por internet.

El centro trabajará conjuntamente con las compañías turísticas y aseguradoras, y con empresas de Rusia que tengan propiedades o personal en el extranjero.

"Puesto que se trata de un mecanismo completamente nuevo, su creación, despliegue y equipamiento llevarán algún tiempo. Los elementos se pondrán en funcionamiento por separado, a medida que se vayan creando, " dijo Lukashevich.

En estos momentos, el centro funciona sólo como entidad legal. Según Kazimirov, debería funcionar a pleno rendimiento el próximo verano.

La Unión de la Industria Turística Rusa (RST) ha recibido positivamente la nueva iniciativa del Ministerio.

“No solamente es necesario crear el centro, sino también recoger información y organizar la comunicación con otras agencias”, explicó a Izvestia el vicepresidente de la RST, Yuri Barzikin. “En los destinos turísticos más populares, tales como Egipto, China o Turquía, es necesario disponer de personal adicional y aumentar su financiación para fortalecer la misión diplomática".

Según él, la mayor parte del trabajo todavía tendrá que llevarlo a cabo el personal de la embajada sobre el terreno.

El viceministro de Asuntos Exteriores, Grigori Karasin, mientras tanto, recalcó que el centro servirá a otra función importante: aumentará la sensación de seguridad entre los rusos en el extranjero.

"El ciudadano ruso siempre tiene que sentirse protegido por el Estado. Y a eso vamos”, declaró a Rossíyskaya Gazeta.

Este artículo contiene material de Izvestia, www.izvestia.ru y RIA Novosti. Www.rian.ru

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.