Rusia apoya una reforma del Consejo de Seguridad de la ONU

A pesar de las intenciones de numerosos países nada parece indicar que esta cuestión se vaya a resolver a corto plazo. Fuente: Reuters

A pesar de las intenciones de numerosos países nada parece indicar que esta cuestión se vaya a resolver a corto plazo. Fuente: Reuters

Ni los debates celebrados en el marco de la ONU, ni los encuentros ministeriales recientes parecen indicar que este problema vaya a resolverse en un futuro próximo.

Según informó el viceministro de asuntos exteriores, Gennady Gatilov, en un encuentro con la prensa rusa que tuvo lugar el pasado martes, Rusia aceptará cualquier propuesta de reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que cuente con el apoyo de la mayoría de los estados.

El representante del Ministerio de Exteriores ruso hizo estas declaraciones tras el encuentro ministerial celebrado en Roma por iniciativa de los ministerios homónimos de Italia y España, con el objetivo de debatir los problemas que entrañan las reformas del Consejo de Seguridad de la ONU, informa ITAR-TASS.

“Rusia mantiene una postura flexible y pragmática a este respecto. Respaldaremos cualquier propuesta de reforma del Consejo de Seguridad que logre un apoyo mayoritario entre los estados miembros. Estamos dispuestos a considerar tanto la opción que presupone un aumento del número de miembros permanentes y no permanentes, como el modelo denominado 'intermedio', que supondría únicamente un aumento de los miembros no permanentes. Lo que sí nos importa es que cualquiera de estas alternativas cuente con el apoyo de todos los estados”, declaró Gatilov.

El viceministro expresó su decepción por el hecho de que, en una etapa marcada por las importantes discrepancias existentes entre los participantes del debate, “no hay indicios de que este problema se vaya a resolver por el momento”.

“El llamado G4 (Alemania, Japón, India y Brasil) participa de un modo más dinámico, pero se enfrenta a un grupo de países no menos influyentes, liderado por Italia y España. Estos últimos consideran que solo se debería efectuar una ampliación de los miembros no permanentes del Consejo. Esta es la base del problema aún sin resolver”, aclaró el viceministro.

El diplomático ha subrayado que el Consejo de Seguridad de la ONU, que surgió como resultado de la Segunda Guerra Mundial, necesita una reforma que determine una ampliación de sus miembros y “responda así a las realidades cambiantes del entorno internacional”.

La imposición de unos límites provisionales para la toma de decisiones, sin embargo, es inadmisible, ya que “se trata de una cuestión delicada cuya solución podría dar lugar a una disgregación de países, en lugar de mejorar la eficacia del Consejo de Seguridad, con las evidentes consecuencias negativas que esto supondría”.

“Este asunto concierne a toda la estructura y arquitectura de las relaciones internacionales futuras. El diplomático ruso considera que “cualquier cambio en los estatutos se verá reflejado en toda la escena internacional”.

Gatilov señaló además que sus socios internacionales comparten el enfoque cautelar adoptado por el socio ruso.

Artículo publicado originalmente en Vzgliad.