El turismo ruso, un valor en alza en Canarias

El año pasado, visitaron las islas más de 122.000 ciudadanos rusos. Una cifra récord. Fuente: Promoción turística "Municipio de Adeje, al Sur de la Isla de Tenerife"

El año pasado, visitaron las islas más de 122.000 ciudadanos rusos. Una cifra récord. Fuente: Promoción turística "Municipio de Adeje, al Sur de la Isla de Tenerife"

El interés creciente de los rusos por disfrutar sus vacaciones en el Archipiélago, hace que aumenten los esfuerzos, por parte de las administraciones públicas y del sector privado, en la promoción turística, la dotación de servicios personalizados y la ampliación de conexiones aéreas de las distintas islas con Rusia. El turismo ruso es un mercado decididamente importante para la economía de la Comunidad Autónoma pero aún queda mucho por hacer.

Atrás quedaron los tiempos en que los únicos ciudadanos rusos que arribaban a las costas isleñas eran los marineros que surcaban los océanos a bordo de los submarinos y  los gigantescos buques de la era soviética, que utilizaban los puertos canarios para reparar las naves, descansar e, inclusive, vender gorras del ejército, insignias, binoculares, cámaras fotográficas, vodka, películas de cine, y  otras reliquias de la recién desparecida URSS. 

Hoy, los rusos, no solo aprovechan el verano, sino que también, durante la temporada de otoño-invierno, surcan el cielo y, en poco más de seis horas aterrizan en "la perla del Atlántico".

El pasado año, Canarias batió un récord, 122.000 turistas procedentes de la Federación visitaron el archipiélago, superando los 101.000 de 2011. 

La noticia no ha podido sentar mejor al sector turístico de la comunidad autónoma que, golpeado por la crisis, ha visto compensado el descenso del turismo nacional.          

Desde hace años Rusia se contempla como un mercado potente e interesante por la calidad de su turismo. Según estudios de la Organización Mundial de Turismo,  en la actualidad, junto a los escandinavos y los chinos, Rusia es un potencia generadora de turistas, que además, como un mercado en expansión, aumentará considerablemente si la Unión Europea decide suprimir la obligación del visado

El turista ruso se acerca a las islas en busca del mar y el sol asegurado, con ganas de emplear su ocio en compras y en actividades deportivas, como el surf o el golf, pero también interesado por la cultura, la gente y la singularidad del paisaje volcánico y el ecosistema de las islas.

Según datos facilitados por el Instituto Canario de Estadística (ISTAC), el gasto medio de un turista ruso durante el 2012, fue de 168,34 euros al día.

En el año 2012, el gasto medio de un turista ruso en Canarias fue de 168,34 euros al día.

Su alto poder adquisitivo responde al perfil de hombre/mujer  de 38 años, de profesión funcionario, empleado de cargo alto o medio, o que trabaja en el sector privado, cuya renta per capita anual oscila entre los 24.000 hasta los 84.000 euros. El tipo de alojamiento donde decide pasar entre 11 y 13 días, son hoteles y aparta-hoteles de 4 y 5 estrellas. 

Esfuerzos por dar a conocer Canarias en Rusia

Continuando con la información del ISTAC,  Tenerife es la isla preferida por los rusos. En 2011, el 83% de los rusos que escogieron Canarias para tomarse unas vacaciones, el 83% eligió Tenerife. En el 2012 el porcentaje alcanzó el 91%.

Y dentro de Tenerife, la mayoría elige pasar su estancia en la costa de los municipios del Sur:  Adeje, Arona y Santiago del Teide. El sur de la isla lleva trabajando el mercado ruso desde hace más de dos décadas, y ha adquirido una amplia experiencia.

La entrada en escena de potentes turoperadores como TUI y la rusa, Nathalie Tours, ayudan a que año tras año más viajeros rusos estén interesados en contratar un paquete de viajes al destino tinerfeño.

Además, la elección se ve por la cantidad de líneas aéreas que conectan la isla con Moscú y San Petersburgo. En octubre del pasado año, la nueva ruta de Aeroflot se unió al resto de las otras compañías aéreas que ya conectan el Aeropuerto de Tenerife Sur con Rusia: Air Europa, Rossiya Airlines, Vim Airlines, Nord Wind, I Fly LTD y Transaero.

El aeropuerto Tenerife Sur suma una media de nueve conexiones semanales con Rusia, con enlaces a los aeropuertos de Domodédovo, Sheremétievo, y Vnúkovo, los tres en Moscú, y  con el de Púlkovo, en San Petersburgo.

También Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote tratan de posicionarse como destino en Moscú. Las islas orientales venden una planta hotelera a medida de los consumidores rusos, pero los obstáculos que deben solventar, además de la promoción, es lograr acuerdos con los turoperadores, y que estos incluyan estas islas en su carta de destinos preferentes. 

El Cabildo de Gran Canaria está haciendo una importante esfuerzo por promocionar esta isla en la Federación. En septiembre, el presidente del cabildo, José Miguel Bravo de Laguna,  visitó la Feria Luxury-Leisure de Moscú.

En este contexto, Bravo de Laguna firmó un acuerdo con la turoperadora TUI para reforzar la presencia de la isla en el mercado ruso con un segundo vuelo directo desde Rusia. De momento, los resultados no han podido ser mejores ya que se han doblado el número de pasajeros procedentes de Rusia con destino a Gran Canaria. 

Fuente: Promoción turística "Municipio de Adeje, al Sur de la Isla de Tenerife"

En la pasada temporada de invierno fueron 5.000 los viajeros que hicieron este trayecto, mientras que para la presente, se esperan 10.000 turistas.  Gran Canaria se ha promocionado en vallas y carteles publicitarios distribuidos por Moscú, ciudad con la que en la actualidad se conecta con un vuelo cada cinco días.

Inversiones rusas en las islas

En paralelo al encuentro con TUI, el cabildo organizó una presentación de Gran Canaria dirigido a 150 agentes de viajes rusos. Que la isla de Gran Canaria parece ser un mercado interesante, parece creerlo también un grupo de inversores de San Petersburgo que actualmente están dispuestos a invertir 700 millones de euros en la construcción de un gran complejo turístico integrado por cuatro hoteles, bungalows, un campo de golf y un casino en una zona del sur de la isla, en San Bastolomé de Tirajana.

Los capitalistas rusos han valorado entre otros factores, el buen clima, el entorno natural, la seguridad, la estabilidad política, el auge turístico y la baja fiscalidad. Si este proyecto saliera adelante, sería la primera gran inversión turística rusa en la isla.

Que el turismo ruso tiene relevancia en Canarias es algo que se constata a pie de calle. En los anuncios publicitarios,  junto al inglés y al alemán,  ya se incluye el alfabeto cirílico.

Desde hace algunos años se publica en Tenerife, IcaRus, una revista de actualidad escrita íntegramente en ruso, dirigida a la comunidad y a los turistas que visitan la isla.

Otro ejemplo puede ser El Corte Inglés de Tenerife. Nina Kavaliova, responsable de marketing y turismo del centro, nos explica que al año atienden alrededor de 2.500 ciudadanos rusos que hacen compras por valor de 150-200 euros. Esta clientela es tan importante que,  en la tienda se ha integrado cartelería y servicio de megafonía en su idioma, y además existe a su disposición  un punto de información turística.

Por otro lado,  día a día se constata que, gradualmente las Islas Canarias van fraguando en el imaginario ruso gracias a otros caminos, muy distintos de las campañas de promoción turística, quizás más influyentes, como el cine y la televisión.

En 2007 se rodaron, en la Villa de La Orotava y en el Puerto de la Cruz de Tenerife, algunas secuencias de la superproducción rusa La pasajera, del director Stanislav Govorukhin. La película, ambientada en el año 1882,  narra las vicisitudes de un viaje que emprende una joven aristócrata de San Francisco a Rusia a bordo de un barco de la marina imperial rusa.  El film de aventuras  fue vista en las salas de cine de Rusia por más de 2,5 millones de personas,  y rodó por París, Berlín y Nueva York, por diversos festivales de cine.

Recientemente, Tenerife Film Comission ha gestionado los permisos de grabación de varios reportajes realizados en la isla para el programa de la televisión rusa, En el mundo de los animales presentado por el famoso naturalista Nikolái Drozdov.