El Ministerio de Exteriores ruso pide una nueva reunión del Grupo de Acción para Siria

El encuentro reuniría a los cinco miembros del Consejo de Seguridad, además de Arabia Saudí e Irán. Fuente: AP

El encuentro reuniría a los cinco miembros del Consejo de Seguridad, además de Arabia Saudí e Irán. Fuente: AP

Rusia considera necesaria una segunda reunión del Grupo de Acción para Siria, que reúne a los representantes de cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y algunos países vecinos de Siria en el encuentro llamado Ginebra 2, según informa el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Guennadi Gatilov.

“Rusia asegura que es urgente celebrar un encuentro del Grupo de Acción para Siria Ginebra-1”, escribió Gatilov en su Twitter.

El primer encuentro del Grupo de Acción se celebró el 30 de junio de 2012 en Ginebra.   Entonces se aprobó un documento que recomienda la creación en el país árabe de un gobierno de transición formado por todas las partes del conflicto. También se propone la posibilidad de una revisión de la constitución siria en base al diálogo a escala nacional. Tras el establecimiento de la nueva constitución se propone celebrar unas elecciones democráticas y formar nuevos órganos estatales.

El pasado 29 de enero, el representante especial de la ONU y de la Liga de los Estados Árabes en Siria, Lahdar Brahimi, declaró que el comunicado del Grupo de Acción se debía volver a redactar de forma más clara, “evitando la ambigüedad en las definiciones”.

Según Brahimi, se refería entre otras cosas al punto que prevé la creación en Siria de un “gobierno de transición dotado de plenos poderes ejecutivos”, informa ITAR-TASS.

Alexander Lukashévich, representante oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, declaró que “Rusia está dispuesta a discutir las cuestiones relacionadas con la implementación del documento de Ginebra, entre ellas la parte que concierne a las obligaciones de participantes externos del proceso”.

El pasado sábado , Ahmed Muaz al Jatib, director de la Coalición Nacional Siria se reunión con  el ministro de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa, Serguéi Lavrov, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden y el representante especial de la ONU y de la LEA en Siria, Lahdar Brahimi. El encuentro se celebró durante la 49ª Conferencia de Seguridad de Múnich.

Gatilov ya había señalado que Rusia “está dispuesta a celebrar encuentros en cualquier formato”. “Ya ha habido dos encuentros trilaterales: Rusia-EEUU-Brahimi. Estamos discutiendo la cuestión siria en el marco del Consejo de Seguridad y hemos propuesto un segundo encuentro del Grupo de Acción, el llamado Ginebra 2”, declaraba.

“Consideramos que es muy importante ampliar el círculo de participantes, - añadía Gatilov. – Me refiero a Irán y a Arabia Saudí. Creemos que son importantes miembros del proceso de búsqueda de la regulación de la situación siria, pueden hacer una contribución positiva contribución a esta cuestión”.

El domingo, Serguéi Lavrov mantuvo conversaciones directas con el principal miembro de la oposición siria, Moz al-Jatib, dirigente de la Coalición Nacional Siria, durtante la conferencia internacional de seguridad que tuvo lugar en Múnich.

Ataque israelí a Siria

La semana la tensión aumentó en el país árabe. La comandancia de las Fuerzas Armadas de Siria informó la noche del jueves 31 de enero que las Fuerzas Aéreas de Israel habían atacado y derruido un centro de investigación científica de las afueras de Damasco en el que, según algunas informaciones, podría haber armas químicas. Además de importantes daños materiales, dos empleados fallecieron y otros cinco resultaron heridos, según informa una fuente siria.

La ONU y la OTAN, sin embargo, todavía no han confirmado esta información sobre el ataque aéreo.

Mientras tanto, el embajador de Siria en Líbano, Ali Abdul Karim, ya ha declarado que las autoridades de su país están preparando la respuesta a las acciones de la aviación israelí.

Algunos expertos consideran que la amenaza de Damasco sobre el contraataque a Israel no es más que retórica. Vadim Kozliulin, profesor de la Academia de Ciencias Militares y director de un proyecto de armamento común del Centro de Investigación Política de Rusia, comentaba en una entrevista para Vzgliad que un contraataque de Siria sería un suicidio para el presidente Bashar al-Assad.

“Siria tiene una enorme cantidad de misiles, pero son bastante antiguos. Consideremos también la cantidad de armamento químico, que puede suponer realmente una amenaza para Israel. Pero no creo que los sirios se decidan por un ataque químico o de misiles. En respuesta, Israel podría destruir el país entero”, comentaba el experto militar.

Este añadía que en caso de un contraataque, Siria “perdería a sus últimos aliados, entre ellos a Rusia”. Según Kozliulin, no es la primera vez que Israel lleva a cabo un ataque preventivo.

“En 2007 Israel destruyó unas instalaciones en Siria que después resultaron ser un centro de desarrollo de armamento nuclear. Recordemos el ataque a la fábrica Yarmuk, que fabricaba misiles para Sudán. Siempre que Israel ataca de esta manera la primera reacción es negativa, pero después no suele haber represalias. Y en este caso no pasará nada extraordinario. La reacción internacional se limitará a los juicios de valor”, comentaba el experto.

El domingo, el presidente de Siria, Bashar al Assad, hizo declaraciones en la televisión siria en las que dijo que “Israel intenta desestabilizar el país”.

El conflicto entre las autoridades y la oposición armada en Siria no se ha detenido desde marzo de 2011. Según información de la ONU, durante este periodo de tiempo han fallecido alrededor de 60.000 personas.

Para este artículo se han utilizado materiales de ITAR-TASS, Vzgliad, Rosbalt y RIA Novosti.