“La cooperación ruso-china se basa en los intereses, no en los ideales”

El embajador de la Federación Rusa en China, Serguéi Rázov. Fuente: Embajada de Rusia en China

El embajador de la Federación Rusa en China, Serguéi Rázov. Fuente: Embajada de Rusia en China

Serguéi Rázov ha hablado sobre las relaciones ruso-chinas, las aspiraciones territoriales de Japón y sus recuerdos de la China de los años 70.

¿Enquéresidelaespecificidaddelasrelacionesruso-chinas?

Sin pretender en modo alguno menoscabar las relaciones con otros países, hay fundamentos para hablar de una singularidad en la colaboración estratégica ruso-china.

En primer lugar, se trata de los dos estados más grandes del mundo: uno, por su territorio y el otro, por su población. Ambos son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y estados nucleares. Somos vecinos. China es la fábrica productiva del mundo, la segunda economía mundial. Rusia es el depósito mundial de los recursos naturales.

En segundo lugar, esta cooperación se basa (conceptualmente y en práctica real) en los principios de igualdad y beneficio mutuo, y las relaciones se caracterizan por un alto grado de confianza mutua.

Rusia y China rechazaron el modelo de cooperación de bloque-aliado, creyendo con razón que amistarse frente a un tercero es contraproducente. Destaco el carácter plenamente despojado de idealismo de nuestras relaciones.

Las partes asumieron una experiencia negativa entre 1960 y 1980, cuando fracasaron al provocar la exclusión mutua, al querer enseñar al otro cómo tratar cuestiones teóricas y qué modelo de desarrollo social elegir. Ahora la cooperación se basa en lo común y no en los ideales, sino en los intereses.

En tercer lugar, el grado y estructuración de la colaboración estratégica. Anualmente se celebran reuniones de los jefes de Gobierno y hay tres comisiones en funcionamiento a  nivel de viceministros: comercio, energía y cooperación humanitaria, así como más de doce comisiones y grupos de trabajo en el nivel de directores de organismos federales del poder ejecutivo.

Rusia no comparte este multifacético formato de colaboración con ningún otro país a excepción, tal vez, de Alemania. 

En cuarto lugar, el espectro de contactos bilaterales abarca prácticamente todas las áreas clave y las esferas de colaboración. Y entonces, a decisión de los jefes de Estado, en la expresión de la cooperación ruso-china se añadió la palabra “global”.

¿Cuálessonlasprioridadesdelacolaboraciónbilateralenelcontextodelaactual  delapolíticaexteriordelaFederaciónRusa?

Nombraré dos prioridades. Hace un año Putin destacó que el rápido crecimiento económico de China es “una oportunidad para atrapar el viento chino en las velas de nuestra economía”, y  utilizar “el potencial chino para el desarrollo económico de Siberia y el Lejano Oriente”.

Otra prioridad es la colaboración en los asuntos internaciones. Nuestros países coordinan con éxito las posiciones ante los problemas mundiales y regionales clave. LINK  El acento de  Rusia y China es en el respeto a los principios del derecho internacional, en la promoción del papel de la ONU, que insta a resolver los problemas existentes mediante la vía de la diplomacia pacífica, respetar la soberanía y la integridad territorial de los demás estados. Es el factor más importante para conservar la estabilidad y la garantizar la seguridad internacional.

¿LasdecisionesdelXVIIICongresodelPartidoComunistadeChina  ylallegadadenuevasfigurasalaclasedirigentechinapermitiráncontarconlacontinuidaddelasrelacionesruso-chinas?

No solo con la continuidad, sino también con la futura profundización y el desarrollo sostenible de las relaciones.

Los miembros de la nueva clase dirigente elegida del Partido de China han visitado nuestro país, se han reunido varias veces con los dirigentes rusos, encauzando el contacto personal necesario.  

Además, es simbólico que las últimas visitas oficiales internacionales de los líderes políticos de China que se han retirado, el presidente Hu Jintao, el primer ministro del Consejo Estatal, Wen Jiabao, y el Presidente del Parlamento, Wu Bangguo, hayan sido o serán justamente a Rusia. La frecuencia de las visitas mutuas en 2013 no será menor que la del año pasado.

Volviendoalospuntoscalientes.ElNoroestedeAsia,igualquelaregiónAsia-Pacíficoengeneral,secaracterizapormultituddedisputasterritoriales.¿Desde su punto de vista estas cuestiones requieren unasolucióncolectivaenelmarcodelforointernacionalodelasfuerzas  deladiplomaciapúblicadelaregión?

Las disputas bilaterales territoriales no contribuyen a la búsqueda de soluciones. Las cuestiones de soberanía nacional e integridad territorial son muy sensibles para cualquier país. Su regularización real exige tiempo, paciencia y silencio.

El ejemplo (y de algún modo, el modelo) de solución de problemas territoriales inspirado en los principios de igualdad y concesión mutua es la exitosa regularización de los problemas fronterizos entre Rusia y China.

Las negociaciones culminaron en 2004, después de 40 años, con la firma de acuerdos que establecían un punto definitivo a esta cuestión. La frontera demarcada de 4.300 km se convirtió en la línea de una colaboración mutuamente beneficiosa.

Losrusosacogieroncongranentusiasmo unaseriedeañostemáticosnacionalesylosañosdeintercambioenelcampodelacultura,lalenguayelturismo.¿Habráunacontinuación?

La práctica del intercambio de los años temáticos empezó en el año 2006 con el Año de Rusia en China, cuando más de 360 delegaciones rusas visitaron la República Popular. En 2007, a la misma escala, se celebró en Rusia el Año de China.

Se rememoró el intercambio durante los eventos de años de los idiomas nacionales (2009 y 2010). En 2012, Año del Turismo Ruso en China, los turistas asiáticos que visitaron Rusia aumentaron un 40%.

Ahora acaba de empezar el Año del Turismo Chino en Rusia. En el futuro podríamos centrarnos en las políticas de juventud, pero la decisión la tienen que tomar los dirigentes de nuestros países.

Enlaprácticamundialcadavezmásseusaelsoftpower. ¿Escaracterísticodelasrelacionesruso-chinas?

En la reunión de embajadores en junio de 2012 el presidente Putin puso un énfasis especial en la formación de una imagen positiva de nuestro país en el extranjero.

Ahora se está trabajando en la concepción del uso de Rusia como “fuerza blanda”. En 2010 en Pekín, con la participación del presidente de Rusia, se inauguró el Centro Cultural Ruso.

La tarea de estas estructuras es ampliar y profundizar los intercambios culturales, estimular el interés público hacia el otro y fortalecer la comprensión mutua y la amistad.

HacemuchosañosqueviveenChina.¿Quéesloquemáslehaquedadograbadoenlamemoria?

Hace siete años y medio que trabajo en calidad de embajador en China y, en general, sumando los viajes en los años 60, hace un total de 12 años.

China es un país enorme, diverso, como un mosaico. Hay muchas cosas que atraen e impresionan, tanto desde el punto de vista de la herencia histórica, como del progreso socioeconómico y la belleza de la naturaleza.

Cuando vine a trabajar a mediados de los años 70, entonces en China todavía no había terminado la “Revolución Cultural”. Vivían todavía Mao Tse Dong y otros dirigentes de la “primera generación”.

Era complicado conseguir siempre ropa y alimentos. La Embajada Soviética estaba situada en la 'calle antirevisionista', había también una 'calle antiimperialista', donde estaba la Embajada de EE UU. Ahora la situación ha cambiado cardinalmente.

Los enormes alcances del pueblo chino tras unas reformas de más tres décadas y la apertura exterior realmente inspiran respeto.