Barcos de la flota rusa atracaron en Ceuta a principios de enero

Los barcos rusos atracaron en Ceuta el día 5 de enero. Fuente: Reuters.

Los barcos rusos atracaron en Ceuta el día 5 de enero. Fuente: Reuters.

La llegada de tres barcos de la Armada rusa para realizar labores de avituallamiento y descanso de la tropa tuvo lugar en un clima de cordialidad.

El pasado 5 de enero llegaron a Ceuta el destructor antisubmarino ‘Severomorsk’, el remolcador de guerra ‘Altái’ y el buque ‘Dubná’. Fue una estancia de tres días y contó con cerca 500 tripulantes. La tropa consistía en su mayoría de oficiales y suboficiales, ya que se trata de buques muy especializados.

Los barcos se dedicaron a labores de avituallamiento. En este sentido, el periódico local El Faro informó que el 'Severomorsk', el mayor buque de todos, necesitó 750 toneladas métricas de gasoil. Además, la propia Autoridad Portuaria sirvió 204 toneladas de agua potable y provisiones frescas entre los tres buques.

Al mismo tiempo, se trata de una visita en la que la tripulación puede descansar. Los rusos se dedican al ocio y a gastar dinero por la ciudad. José Torrado, presidente de la Autoridad Portuaria de la ciudad explicó los medios locales: “Nosotros tenemos hecho un exhaustivo estudio que señala que la visita de los barcos de la Armada rusa no sólo es buena para el propio puerto, que fideliza su oferta, su posición y su estrategia, sino que la propia ciudad se beneficia ya que los comercios experimentan una subida considerable en las ventas de sus productos, circunstancia que se evidencia en el hecho de que desde que vino el primero de los 32 buques rusos y el primero de los 6.400 tripulantes a Ceuta se han gastado 1.600.000 euros".

 

Según informan medios locales los tripulantes rusos cambiaron de manera directa 260.000 dólares, cantidad que presumiblemente gastaron en la ciudad.

A su partida, los capitanes de las tres embarcaciones enviaron un mensaje de agradecimiento a las autoridades civiles, al presidente de la Autoridad Portuaria y a la ciudadanía en general por el buen trato que se les prestó. Los comercios locales también se mostraron agradecidos por las compras.

Debido a la crisis se había producido un descenso en las ventas y gracias al gasto de los rusos se podrá recuperar algo las malas cifras de la campaña de Navidad.

La llegada de estos buques es una muestra de la senda por la que ya apostó la Autoridad Portuaria en 2010, gestionando la llegada de unidades rusas para oportunas labores de avituallamiento. El primero de los buques llegó en 2010 y hasta la fecha han llegado ya más de 20.

Desde el Puerto se busca hacer gestiones con las entidades comerciales para, de esta forma, fomentar que las superficies y establecimientos estén abiertos con la idea de satisfacer las compras que puedan llevar a cabo estas personas.