Un día como hoy de 1613, con Miguel I, comenzaba a reinar en Rusia la dinastía Romanov

Miguel I en la sesión de la Duma de los Boyardos (1893)

Miguel I en la sesión de la Duma de los Boyardos (1893)

Andréi Riábushkin/Galería Tretiakov
Dicen que a Miguel le fascinaban las flores y fue el primero en ordenar que se cultivaran jardines de rosas en Rusia. Cuando ascendió al trono era muy joven, tan solo tenía 17 años.


Durante el mandato de Miguel I de Rusia se estableció la conocida como “paz eterna” con Suecia y se acordó un armisticio con Polonia.

Elección de Miguel Romanov en 1613. Klavdi Lébedev

El joven zar fue capaz de mantener la armonía social y el consenso a lo largo de su reinado, que duró tres décadas. Sus cualidades personales ayudaron a fomentar este éxito, y se le recuerda como una persona delicada y amable. Según el historiador Serguéi Soloviov, tales rasgos ayudaron, por raro que parezca, a fortalecer la autoridad del zar ante la nación.

 Miguel Romanov

Como comentábamos, se afirma que Miguel era muy aficionado a las flores, e importó algunas al país. Bajo su gobierno, los rosales aparecieron por primera vez en Rusia. Sin embargo, el zar no sólo trajo flores del Oeste. También invitó a los extranjeros a establecer industrias en el país

El mayor logro de Miguel, sin embargo, fue el restablecimiento del orden y la consolidación del país, que había sido desgarrado por los muchos conflictos de la “Época de las Revueltas”.

LEE MÁS: La dinastía Romanov comenzó con un tierno adolescente al que le gustaban las florecillas

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies