¿Qué ocurrió con los más ricos del Imperio ruso tras la Revolución de 1917?

Kira Lisítskaia (Foto: dominio público)
Curiosamente, algunos de ellos simpatizaron con la causa revolucionaria.

1. Nikolái Vtórov: 60 millones de rublos (equivalente a 777 millones de dólares en 2021, aprox.)

Nikolai Vtórov (1), propietario de la Casa Spaso (3).

Vtorov recibió el apodo de “estadounidense siberiano” por sus extraordinarias habilidades empresariales. Su padre -un exitoso comerciante- dejó a su hijo una herencia de más de 13 millones de rublos tras su muerte.

Al trasladarse a Moscú en 1897, Vtórov invirtió la fortuna de su padre en múltiples empresas, bancos y fábricas. También invirtió en la creación de nuevas instalaciones de producción: fábricas de tintes químicos y una fábrica de automóviles.

La Primera Guerra Mundial fue una bendición para sus negocios, que rápidamente se adaptaron a las necesidades militares, trabajando a pleno rendimiento.

Tras la Revolución de 1917, Vtórov proclamó su lealtad a los bolcheviques, pero no vivió lo suficiente para adaptar su negocio al nuevo estilo de gobierno. Al año siguiente, en 1918, Vtorov murió en circunstancias misteriosas.

Su mansión moscovita Spaso House se convirtió más tarde en residencia oficial del embajador de EE UU en la Unión Soviética.

2. La familia Nobel: 60 millones de rublos (equivalente a 777 millones de dólares en 2021, aprox.)

Emmanuel Nobel (2), pozos de petróleo en Bakú, el Imperio ruso.

Descendiente de otra familia influyente, Emmanuel Nobel se dedicaba a la industria del petróleo. Su familia realizó grandes inversiones en la producción de petróleo y queroseno en el Imperio ruso. Fundada en 1879, la Sociedad de los Hermanos Nobel expulsó del mercado a Standard Oil, el principal proveedor de queroseno en Rusia. La Sociedad abrió más de una docena de refinerías de petróleo en el Imperio ruso e invirtió en oleoductos, instalaciones de almacenamiento y petroleros.

Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, los ingresos de la asociación crecieron junto con la demanda de petróleo. Sin embargo, muy pronto la crisis económica y política afectó también a la familia Nobel. Después de que los bolcheviques nacionalizaran la producción de petróleo en 1918, la renombrada familia tuvo que abandonar Rusia. Emmanuel Nobel murió en Suecia en 1932.

3. Savva Morózov: 44 millones de rublos (equivalente a 570 millones de dólares en 2021, aprox.)

Savva Morozov (1) y su madre (2).

La notable dinastía Morózov tuvo un origen modesto. Fue establecida por un siervo campesino que, en la década de 1790, utilizó cinco rublos para fundar una exitosa empresa textil. Con el tiempo, el pequeño negocio creció considerablemente y, a principios del siglo XX, se convirtió en una de las mayores empresas textiles del Imperio ruso.

Fue entonces cuando Savva Morózov tomó el control del negocio familiar. Era una persona extremadamente rica y un filántropo. Tal vez intuyendo los cataclismos que se avecinaban, Savva Morózov propuso un plan a su madre -que era la propietaria legal del patrimonio familiar- para introducir un nuevo sistema de gestión en sus fábricas que compartiera los beneficios y algunas funciones de gestión con los trabajadores. Furiosa, su madre apartó a Savva de la dirección en 1905. Ese mismo año, el empresario se suicidó en Cannes (Francia). Las fábricas y el patrimonio de la familia fueron nacionalizados en 1918. Sin embargo, la madre de Savva no vivió para verlo, ya que falleció en 1911.

4. La familia Günzburg: 25 millones de rublos (equivalente a 323 millones de dólares en 2021, aprox.)

Barón Horace Günzburg.

Tras trasladarse a San Petersburgo, esta familia judío-alemana estableció una empresa bancaria en la ciudad. I.E. Günzburg se desarrolló rápidamente y se convirtió en una de las mayores entidades financieras del Imperio ruso en la década de 1860.

Horace Günzburg -el hombre destacado de la familia en aquella época- realizó grandes inversiones en el negocio de los seguros, las minas de oro, los ferrocarriles, el transporte marítimo y las fábricas de azúcar. Recibió el título de barón y se relacionó con altos funcionarios de la administración del zar.

A principios de la década de 1890, la empresa bancaria atravesó una crisis y la familia se centró en los negocios mineros. Horace Ginzburg estableció el control sobre la rica Asociación Minera de Oro de Lenski.

En 1912, un grupo de trabajadores de las minas de Lenski fueron ejecutados tras una brutal represión. El caso fue ampliamente difundido y el consejo de administración de la empresa dimitió a consecuencia de ello. Los miembros restantes de la familia Günzburg abandonaron Rusia en 1917, huyendo de la Revolución.

5. La familia Gukásov: 15 millones de rublos (equivalente a 323 millones de dólares en 2021, aprox.)

Abram Gukásov.

Uno de los tres hermanos de la influyente familia Gukásov, Abram Gukásov hizo su fortuna en el negocio del petróleo. Junto con sus dos hermanos, fundó la empresa de comercio e industria petrolera Caspian Partnership, que poseía 60 pozos de perforación y representaba casi el 8% de toda la producción de petróleo de la península de Absheron, actualmente en Azerbaiyán.

En 1917 los tres hermanos abandonaron la turbulenta Rusia y emigraron a Francia. Abram Gukásov, que tenía considerables contactos en el extranjero, consiguió prosperar también fuera de su país natal. En 1924 fundó en París una sociedad de construcción naval llamada Des Petroles d'Outre-Mer. Abram Gukásov murió en Suiza en 1969.

LEE MÁS: Grandes robos de la historia: ¿dónde acabó la fortuna del Partido Comunista cuando cayó la URSS?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies