7 lugares de Moscú dedicados a héroes soviéticos de la Segunda Guerra Mundial

Getty Images
En la capital rusa hay más 160 calles y plazas con nombres de héroes del gran conflicto mundial. Cada uno de estos lugares está dedicado a recordar la valentía del pueblo de la URSS en su lucha contra el nazismo.

1. Calle Zoya y Alexánder Kosmodemianski en Kóptevo

Para todas las personas nacidas en la URSS, Zoya Kosmodemiánskaia fue un símbolo de la encarnizada lucha de los soviéticos por la patria y la libertad. En 1941, a los 18 años, partió al frente como voluntaria. Formaba parte de un grupo de saboteadores y tenía como misión destruir asentamientos capturados por los alemanes. Zoya sabía que la misión suponía una muerte segura. En el pueblo de Petríshchevo, cerca de Moscú, fue detenida por intentar causar un incendio. Fue brutalmente torturada, mojada en agua con un frío gélido y luego colgada públicamente. Antes de su ejecución, instó a todos los aldeanos a luchar contra los ocupantes y a no temer a la muerte.

Deseando vengarla, su hermano menor, Alexánder fue a la guerra en 1942, cuando todavía no tenía ni 17 años. Tras pasar por la escuela de tanques se le confió un blindado KV, en el que escribió “Para Zoya”. Participó en enfrentamientos cerca de Orsha, en la liberación del Báltico y en Kaliningrado, donde murió un mes antes de la victoria sobre la Alemania nazi.

En el barrio de Kóptevo (metro Vóikovskaia), donde ambos fueron a la escuela, hay una calle en honor de Zoya y Alexánder. En la puerta de la escuela hay un monumento a los hermanos, que recibieron el título de Héroe de la Unión Soviética.

2. Calle Gastello en Sokóniki

A los 34 años el piloto Nikolái Gastello ya había participado en las batallas de Jalkin-Gol (la guerra fronteriza no declarada entre el Imperio de Japón y la Unión Soviética a mediados de 1939) y la guerra Soviético-Finlandesa. Sin embargo, se convirtió en una leyenda debido a su hazaña en los primeros días de la Segunda Guerra Mundial. El 26 de junio de 1941 fue derribado durante un vuelo de combate cerca de Bielorrusia. Un proyectil impactó en el tanque de gasolina de su aparato y Gastello, con el avión en llamas, optó por estrellarse contra una columna de vehículos enemigos, destruyendo docenas de ellos.

La calle en su honor se encuentra en el este de Moscú.

3. Calle Musa Cälil en Ziáblikovo

Hay muchos lugares en Rusia y otras antiguas repúblicas soviéticas con el nombre de este joven poeta tártaro. Desde avenidas y bibliotecas, pasando por cines y escuelas hasta incluso una pequeña villa. En Moscú la calle en su honor se encuentra en el sur de Moscú.

Antes de que comenzara la guerra. Musa era redactor en revistas de literatura publicadas en lengua tártara. En 1941 se convirtió en corresponsal de guerra.

Musa Jalil fue herido y capturado cerca de Veliki Nóvgorod. Mientras estaba cautivo, los alemanes le ofrecieron unirse a un batallón de la Wehrmacht, que tenía como destino el Frente Oriental. Se le asignó la tarea de llevar a cabo una labor cultural y educativa. Sin embargo, bajo el pretexto de reclutar artistas para el coro, viajó por los campos alemanes, organizó fugas de prisioneros y grupos de resistencia, que luego desatarían rebeliones. Cuando los alemanes se enteraron, lo enviaron a un campo de exterminio en el distrito berlinés de Moabit. Antes de su ejecución en 1944, entregó sus poemas a sus compañeros de celda.

El libro de poemas conocido como Cuadernos de Moabit se han traducido a numerosas lenguas de todo el mundo.

4. Plazoleta Talalijin en Taganka

En el centro de Moscú hay una pequeña plaza dedicada al brillante piloto Víktor Talalijin. En una noche de 1941, en el cielo de Moscú,  fue uno de los primeros en la URSS en estrellar su avión contra un aparato enemigo con la intención de derribarlo. Tenía 23 años,

En la plaza hay una estela conmemorativa y una fuente, cuya base es una copia de la medalla “Estrella del Héroe de la Unión Soviética”. La fuente fue complementada con una instalación en forma de caza I-16, el aparato en el que volaba Talalijin.

5. Calle Marésiev en Nekrásovka

Alexéi Marésiev es uno de los pilotos de caza más famosos del mundo. Al principio de la guerra fue gravemente herido y le amputaron ambas piernas. Pero volvió al frente y luchó con unas prótesis. Derribó once aviones en total, siete de ellos después de ser herido.

Hay un libro y una película inspirados en él. La novela de Borís Polevói Un hombre de verdad y la película con el mismo nombre.

Después de la guerra, ayudó a los veteranos hasta su muerte en 2001.

Una calle en el sudeste de Moscú lleva  su nombre.

6. Plazoleta Poletáiev en Riazanski prospekt

Fiódor Poletáiev no solo fue Héroe de la Unión Soviética, sino también héroe nacional de Italia.

Herrero de profesión, Poletáiev fue reclutado para el frente en 1941. Primero participó en la batalla de Moscú, luego en la del Don y cerca de Járkov (Ucrania), donde fue herido y capturado. Poletáiev escapó de campos de prisioneros en cuatro ocasiones. En cada ocasión en la que resultó recapturado, fue enviado a otro campo. En 1944 estaba en Italia, cerca de Génova, donde, tras escapar de nuevo de su cautiverio, se unió a una brigada de partisanos locales. En pocos meses comenzaron a atacar a los alemanes en las carreteras.

Poletáiev resultó muerto en el invierno de 1945, durante una operación punitiva alemana contra los partisanos en Liguria. Su tumba, que se encuentra cerca de Génova, aparece en la película Al combate solo van los veteranos (1973).

Una plazoleta en el sureste de Moscú recibió su nombre. Se instalaron placas conmemorativas con los nombres de los héroes de la Unión Soviética y varias piezas de maquinaria militar.

7. Calle Áliya Moldagúlova en Veshniakí

En Moscú se creó la Escuela Central de Entrenamiento de Mujeres Francotiradoras durante la guerra. Una de los cadetes de esta escuela era Áliya Moldagulova, de Kazajistán. La chica de 19 años pasó solo ocho meses en el frente, eliminando a 78 soldados enemigos. Áliya murió en 1944 por las heridas que recibió en una batalla cerca de Pskov.

En el este de Moscú hay una calle con su nombre y junto a ella está la calle Snáiperskaia ("de francotiradores", en ruso) en memoria de la escuela.

El artículo se basa en los materiales del proyecto ‘Memoria Viva’, que se publicó en el portal de la alcaldía de Moscú en memoria de los héroes que dieron su vida por la patria en la lucha contra los invasores nazis. El mapa de este proyecto se formó como parte de la preservación de la identidad del distrito, que es apoyado y desarrollado por el programa del alcalde de Moscú ‘Mi Distrito’.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies