Cómo la aviación se convirtió en una efectiva herramienta de propaganda de la URSS (Fotos)

Georgui Lipskerov/МАММ/МDF/ russiainphoto.ru
En su flotilla aérea, el escuadrón de agitprop Maxim Gorki tenía la aeronave más grande del mundo en su momento y una aeronave que parecía un cocodrilo.

La propaganda siempre tuvo un papel destacado en la Unión Soviética. En la primera década de la existencia del nuevo Estado soviético, la televisión no existía y la radiodifusión estaba en pañales, por lo que los discursos de Lenin y el manifiesto del Partido Comunista tuvieron que ser comunicados al pueblo con el uso de los llamados trenes y vapores de agitación. A principios de los años 30, a estos medios se les unió la aviación.

En 1932, la revista Ogoniok inició una campaña de recaudación de fondos para crear un escuadrón especial de agitprop, que llevaría el nombre de Maxim Gorki (el literato celebraba entonces el 40º aniversario del inicio de su carrera como escritor).

La tarea del escuadrón de agitación era hacer llegar la propaganda comunista a las partes más remotas e inaccesibles del vasto país. Sus aviones entregaban y proyectaban películas de propaganda, transmitían programas de radio y distribuían la literatura adecuada. En ellos viajaban héroes del trabajo y los conocidos como estajanovistas profesores y funcionarios, que daban charlas y conferencias a las multitudes de trabajadores y campesinos que se reunían alrededor de los aviones.

En los años anteriores a la guerra, el escuadrón tenía más de 30 aviones y un dirigible. Muchos de ellos fueron construidos con fondos recaudados por periódicos y revistas y por lo tanto llevaban sus nombres: Colectivo de Granjeros de Siberia Oriental, Komsomolskaya Pravda, Estrella Roja y así sucesivamente.

Para financiar la construcción de sus propias aeronaves, el personal de la revista satírica Krokodil (En español: cocodrilo) publicó un número especial en 1935. Todos los que trabajaron en ella, desde escritores y artistas hasta trabajadores de la imprenta, donaron la paga que deberían haber recibido por este número a la campaña de recaudación de fondos. El avión ANT-9 que se construyó con el dinero de la revista incluso parecía un cocodrilo.

El escuadrón de agitación consistía principalmente en biplanos U-2 ligeros. Sin embargo, su buque insignia era un verdadero gigante. El Maxim Gorki ANT-20 era el avión más grande del mundo equipado con tren de aterrizaje de ruedas.

Con una longitud de 33 metros y una envergadura de 63 metros, el avión estaba equipado con un potente altavoz, un laboratorio fotográfico y una imprenta que, gracias a una central instalada a bordo, podía imprimir hasta 10.000 folletos por hora. El plan era que el Maxim Gorki filmara películas en el aire y las proyectara directamente en las nubes, y que pudiera crear eslóganes mediante humo. Sin embargo, estas últimas capacidades nunca se pusieron en práctica.

El Maxim Gorki era un verdadero palacio volador, capaz de transportar cómodamente hasta 48 pasajeros. Dentro había espaciosos sillones, alfombras, mesas con lámparas y cortinas en las ventanas. Después de descansar en las cabinas dormitorio, los pasajeros se dirigían a un bar buffet que servía bocadillos fríos y calientes, y luego a una biblioteca.

Desafortunadamente, la prometedora carrera del avión gigante se vio interrumpida apenas un año después de su entrada en servicio. El 18 de mayo de 1935, durante un vuelo de demostración sobre Moscú, chocó con un caza I-5 que estaba realizando una exhibición acrobática en las cercanías. El accidente mató a 11 miembros de la tripulación y 38 pasajeros: trabajadores de la planta donde se fabricó el ANT-20, y familiares que les acompañaban.

En los años 30, el escuadrón de agitación Maxim Gorki recorrió una distancia total de 55 millones de kilómetros realizando vuelos a través del vasto territorio de la Unión Soviética, organizando más de 3.000 mítines, 5.000 charlas y conferencias, cubriendo una audiencia de más de 10 millones de personas. Después de la guerra, con el rápido desarrollo de la radiodifusión y la televisión, desapareció la necesidad de aviones de propaganda, por lo que el escuadrón fue disuelto.

LEE MÁS: Cómo el avión más grande de la Unión Soviética (y del mundo) sucumbió entre las llamas

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies