Calvo-con pelo-calvo: la norma que siempre se cumple en la sucesión de los líderes en Rusia

Esta curiosidad histórica no tiene excepciones desde 1825.

Es una broma política rusa que se cumple desde hace tanto que se ha convertido casi en un fenómeno histórico. Todos los líderes rusos se sucedieron siguiendo un simple y extraño patrón: un líder con pelo siempre venía detrás de uno calvo.

Nicolás I, Alejandro II

El patrón comenzó después de que Nicolás I ascendiera al trono en 1825: era ligeramente calvo, y su hijo, el futuro emperador Alejandro II, tenía pelo. Y el sucesor de Alejandro, su hijo Alejandro III, era, una vez más, calvo, ¡mientras que su sucesor Nicolás II tenía pelo...

 Alejandro III, Nicolás II

Atrapado entre un zar y un bolchevique

A medida que el Imperio Ruso se desmoronaba, emergía un nuevo grupo de líderes soviéticos, pero el curioso  patrón continuaba. Esta coincidencia se ha repetido tantas veces que se ha convertido en una especie de regla,  en una paradoja histórica que funciona hasta que se rompe.

Nicolás fue el último zar (y tenía la cabeza llena de pelo), mientras que Lenin, el primer líder bolchevique era calvo. Pero si tomamos en cuenta todos los líderes formales que hubo entre ellos dos, el patrón también continúa.

Georgui Lvov, Alexánder Kerensky

Nicolás II abdicó en favor de su hermano, el Gran Duque Mijaíl Alexándrovich. Pero en su última orden Nicolás nombró al príncipe Georgui Lvov jefe del Gobierno Provisional, por lo que se convirtió formalmente en el líder del estado. Lvov, de 55 años en ese momento, era calvo. En julio de 1917 dejó el gobierno y Alexánder Kerenski (con pelo) se convirtió en Primer Ministro.

Gran Duque Mijaíl Alexándrovich, Gran Duque Kirill Vladímirovich

El hermano de Nicolás, el Gran Duque Mijaíl Alexándrovich, a quien dejó el trono, era calvo. Al día siguiente de la abdicación, el 3 de marzo de 1917, Mijaíl cedió el poder al Gobierno Provisional. La única persona que declaró  emperador de Rusia después de 1917 fue el Gran Duque Kirill Vladiíirovich, primo hermano de Nicolás II. El 31 de agosto de 1924, asumió el título de Emperador de todas las Rusias, y tenía la cabeza llena de pelo.

“La regla del pelo” durante la época soviética

Vladímir Lenin, Iósif Stalin

Durante la época soviética el patrón también es extrañamente cierto para los Secretarios Generales del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética, que eran los verdaderos líderes del estado soviético. El primer Secretario General del Comité Central fue Iósif Stalin, el sucesor de Lenin, y tenía pelo.

Lavrentiy Beria, Gueorgui Málenkov

Después de la muerte de Stalin en marzo de 1953, no dejó ningún sucesor formal. Inmediatamente después de su muerte, Lavrenti Beria, jefe de la Seguridad del Estado, fue el que más poder tuvo. Era calvo. El 26 de junio de 1953, Beria fue arrestado, juzgado y ejecutado. Gueorgui Málenkov (con pelo) se convirtió en líder por un breve espacio de tiempo. En septiembre de 1953, Nikita Jrushchov fue elegido Secretario General del Comité Central... y era calvo. ¡Otra vez!

 Nikita Jrushchev, Leonid Brezhnev

Entonces, extrañamente, la coincidencia continuó: Leonid Brezhnev tenía pelo, mientras que Yuri Andropov era calvo. Konstantín Chernenko tenía pelo mientras que Mijaíl Gorbachov era calvo.

Yuri Andropov, Konstantín Chernenko

La época postsoviética y más all

Mijaíl Gorbachov, Boris Yeltsin

Incluso en épocas revueltas de cambios drásticos en Rusia, el patrón se seguía cumpliendo. En agosto de 1991 Mijaíl Gorbachov (calvo) fue depuesto del cargo de Presidente de la URSS por el Comité Estatal del Estado de Emergencia y, fue reemplazado por Guennadi Yanáiev (con pelo), el único vicepresidente de la URSS. 

Viktor Chernomirdin, Gennady Yanayev

Después del 21 de agosto de 1991, el calvo Gorbachov volvió al poder, pero en diciembre de 1991, la URSS se disolvió, y Borís Yeltsin, con pelo, se convirtió en el primer presidente de Rusia.
La única vez que Borís Yeltsin renunció a su puesto fue del 5 al 6 de noviembre de 1996, cuando tuvo que someterse a una operación de corazón. Con una orden especial  nombró presidente en funciones a Viktor Chernomirdin, entonces jefe de gobierno, que era calvo. Al día siguiente, 6 de noviembre, Yeltsin se despertó después de la cirugía y recuperó sus funciones presidenciales, sin perder un pelo.

Vladímir Putin, Dmitri Medvedev

Vladímir Putin, que fue elegido presidente después de Yeltsin, estaba calvo en ese momento. Entre 2008 y 2012, Dmitri Medvédev (con pelo) fue presidente, antes de que Putin fuera votado de nuevo para el puesto en 2012 y... no se volvió más peludo. Como pueden ver claramente, desde 1825, no ha habido excepciones a esta extraña y peluda regla.

Vladímir Putin

La probabilidad matemática de que tal patrón sea coincidente para más de 13 sucesiones (desde el reinado de Nicolás I y hasta el actual mandato presidencial de Vladimir Putin) es inferior a 0,00025. Nadie sabe quién acuñó realmente este fenómeno, pero se volvió obvio para muchos alrededor de los años 70 y 80.

¿Quién mató a Stalin? 3 teorías acerca del supuesto asesinato del líder soviético. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies