La heroica historia de los ‘marines’ rusos

Vitali Ánkov
Estas tropas de élite han mostrado su capacidad de combate en muchos conflictos durante varios siglos. Aunque también se han desmantelado en dos ocasiones. Descubre su alucinante y épica historia.

1 Los soldados de la marina aparecieron por primera vez en Rusia a principios del siglo XVIII, durante la larga y devastadora Gran Guerra del Norte (1700-1721) contra Suecia. El 27 de noviembre de 1704, el zar Pedro I ordenó el establecimiento de “regimientos de soldados navales” para servir en el recién creado escuadrón del mar Báltico.

Фузелёр Преображенского полка и Семеновского полка

2 Se eligieron entre los mejores soldados de los regimientos de guardias de Preobrazhenski y Semionovski. Comenzaron sus enfrentamientos contra los suecos y tuvieron su mejor momento el 7 de agosto de 1714, cuando durante la batalla de Gangut asaltaron y capturaron uno de los buques de guerra suecos más grandes: el Elefanten (Elefante).

Batalla de Gangut.

En 1785, se establecieron regimientos de “soldados navales” rusos en el mar Negro. Solo cinco años más tarde destacaron durante el asedio de la inexpugnable fortaleza de Izmaíl durante la guerra ruso-turca de 1787-1792.

Asedio de Izmaíl, el 22 de diciembre de 1790.

Una página brillante en la historia de estos soldados rusos fue el asedio de Corfú en 1798-1799 durante la guerra de la Segunda Coalición. Fue una ocasión poco habitual ya que los imperios ruso y otomano fueron aliados. Tan solo 31 soldados navales perdieron la vida durante el asalto a la isla de Vido, un punto clave en la defensa de Corfú. El rápido y efectivo ataque terminó con 200 hombres de la guarnición francesa y 402 prisioneros. Después de la captura de Vido, Corfú capituló poco después.

Asedio de Corfú.

Aunque estos soldados habían demostrado su eficacia durante siglos, a principios del siglo XIX los líderes militares rusos decidieron que las Fuerzas Armadas ya no las necesitaban como una rama separada. Pensaron que las tripulaciones de los barcos de guerra y los cosacos podían hacer su trabajo. En 1811, los regimientos de la Marina fueron incorporados a las tropas de tierra. Hasta que fueron restaurados en 1911, no había tropas específicas de infantería naval entre las filas del Ejército ruso.

Durante la Primera Guerra Mundial, lucharon activamente en el mar Báltico y el mar Negro. Se utilizaron especialmente contra el Imperio otomano. Establecida en 1916, la División Naval del mar Negro estaba destinada a participar en la gran operación de desembarco cerca de Estambul. Sin embargo, la Revolución de 1917 truncó este ambicioso plan.

Fue la Segunda Guerra Mundial la que glorificó el nombre de estas tropas. Más de 200.000 soldados de infantería de marina soviéticos defendieron las bases y ciudades costeras como Tallin, Odessa, Leningrado y Sebastopol. También participaron en operaciones de desembarco y apoyaron los contraataques y las ofensivas del Ejército Rojo.  

Durante sus operaciones siempre asestaron a los alemanes y a los japoneses golpes rápidos y eficaces, sembrando el caos y el terror entre el enemigo. En enero de 1942, 56 soldados aterrizaron cerca de la zona ocupada de Evpatoria en Crimea. Destruyeron la comisaría de policía, un avión alemán en el aeródromo local y varios barcos enemigos en el puerto, liberaron a 120 prisioneros de guerra y regresaron con éxito a casa. 

Las tropas de élite uniformadas de negro se distinguían fácilmente de los soldados regulares. Apodados la “Peste Negra” por los alemanes, los enemigos a menudo los elogiaron por su firmeza, heroísmo y disposición a enfrentarse a la muerte. En una ocasión una pequeña unidad rodeada de 13 soldados mantuvo su posición durante una semana. Cuando finalmente se perdió la esperanza de un gran avance, el comandante Ulyán Latyshev llamó por radio al cuartel general: “Nos volaremos con granadas. ¡¡Adiós!!!”

Poco después de terminada la guerra, los líderes militares soviéticos decidieron que no había lugar para la infantería de marina en la nueva era nuclear. Para 1956, habían sido disueltas todas las unidades. Esta vez, sin embargo, los generales no necesitaron un siglo para darse cuenta de su error. Siete años después, en 1963, se restablecieron.

La historia de las operaciones de posguerra de estas tropas es secreta en su mayor parte. Se sabe que fueron enviados a Siria en 1967 durante la guerra de los Seis Días y estaban listos para combatir contra el avance de las tropas israelíes. Sin embargo, el fin de las hostilidades impidió que esto ocurriera.

Hoy en día son conocidos por sus operaciones contra los piratas somalíes. El 6 de mayo de 2010, liberaron el petrolero capturado Moskovski Universitet (Universidad de Moscú). Además regresaron a Siria, donde custodian la base aérea rusa de Jmeimim, cerca de Latakia, y las instalaciones navales de Tartús.

¿Por qué la Infantería de Marina de Rusia es la mejor del mundo?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies