¿Por qué organizaron un desfile los SOVIÉTICOS cuando los NAZIS estaban a las puertas de MOSCÚ?

Dominio público
Miles de soldados soviéticos participaron en el Desfile de la Revolución de octubre en Moscú en 1941. Desde la Plaza Roja, tras finalizar la marcha, se dirigieron directamente al campo de batalla para detener a los nazis, que ya estaban a un tiro de piedra del Kremlin.

Este fue probablemente uno de los desfiles más raros que Moscú haya visto jamás. El 7 de noviembre de 1941, los soldados marcharon por la Plaza Roja para conmemorar el 24º aniversario de la Revolución bolchevique de 1917, e inmediatamente se trasladaron al frente para luchar contra los nazis, que estaban a sólo 30 km del centro de la ciudad.

El desfile anual en honor a la revolución era considerado tradicionalmente como el más importante de la URSS. A mediados de octubre de 1941, sin embargo, pocos creían que fuese posible celebrar el desfile aquel año. La ciudad estaba al borde de la catástrofe: las tropas alemanas habían superado la línea de defensa soviética y luego aparecido a las afueras de Moscú. La evacuación de las instalaciones industriales y administrativas estaba en marcha, y lo que no se podía trasladar había sido minado con explosivos.

El sistema de transporte estaba paralizado. La ciudad sufría saqueos, robos e incendios. Los ciudadanos en pánico huyeron de Moscú con todo lo que podían cargar con ellos. Para detener el caos, el 20 de octubre la dirección soviética decretó el estado de sitio. Se impuso un toque de queda, y la ciudad fue puesta bajo el control de las tropas del NKVD (Ministerio del Interior), que más o menos estabilizaron la situación.

Pero estas medidas estrictas no eran suficientes, los moscovitas necesitaban algo inspirador. Fue entonces cuando la dirección soviética decidió organizar el Desfile de la Revolución para demostrar a Moscú, a la URSS y al mundo entero que los soviéticos todavía podían y querían luchar.

La primera tarea era asegurar la Plaza Roja el día del desfile, para tratar de evitar los ataques diurnos de la Luftwaffe. El 5 de noviembre, la Fuerza Aérea soviética inició ataques preventivos contra los aeródromos alemanes. 550 cazas fueron retirados de otras zonas del frente y las unidades antiaéreas fueron puestas en alerta máxima. Gracias a estas medidas y a una fuerte nevada, ningún avión enemigo pudo llegar al centro de Moscú el 7 de noviembre.

La dirección soviética tomó algunas medidas sin precedentes: el camuflaje fue retirado de las estrellas del Kremlin (que fueron iluminadas de nuevo, temporalmente), así como del Mausoleo de Lenin. Allí, en lo alto, se situaron los líderes soviéticos que habían permanecido en la capital, entre ellos Stalin, que pronunció un solemne discurso.

Al mismo tiempo, la mayoría de los dirigentes del país, junto con diplomáticos extranjeros, participaron en un desfile similar en Kúibishev (ahora Samara), una ciudad en el Volga a 1.000 km de Moscú, no lejos de Kazajistán. Esta ciudad había sido elegida como capital temporal soviética en caso de que Moscú cayera.

28.500 soldados participaron en el Desfile de Moscú: la mayoría de ellos eran cadetes militares y unidades de fusileros, caballería, artillería y tanques de la Guarnición y Reserva del Alto Mando Supremo de Moscú. Junto con los soldados, participaron 140 cañones de artillería, 160 tanques y 232 vehículos. Debido a la nevada, se canceló la exhibición de aviación.

Por lo general, las tropas tardaban de dos a tres meses en prepararse para el desfile en la Plaza Roja. Pero en 1941, sólo tuvieron varios días. Después del desfile, los soldados se dirigieron directamente al frente para enfrentarse al peligro.

El desfile fue ampliamente cubierto por periodistas soviéticos y extranjeros que aún se encontraban en Moscú. El veterano Serguéi Kolodin recordó: “Escuché el desfile en casa, en Kalinin (ahora Tver). Realmente nos inspiró mucho a los jóvenes. Tenía 17 años entonces, y me fui al frente de batalla”.

Después de 1941, en Moscú no se celebró ningún desfile hasta el final de la guerra. La siguiente vez que los soldados soviéticos marcharon sobre los adoquines de la Plaza Roja fue el 24 de junio de 1945, para celebrar la victoria sobre el nazismo.

¿Por qué pilotos soviéticos bombardearon Berlín cuando los nazis estaban a las puertas de Moscú? Pincha aquí para averiguarlo

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies