Por qué los pilotos rusos eran los mejores en ataques de embestida aérea

V. Deni, N. Dolgorúkov, A. Yumáshev
El realizar una embestida con el avión pilotado durante un combate aéreo exigía mucho coraje. Los pilotos rusos y soviéticos fueron los primeros en probar todo tipo de formas de hacerlo, y la mayoría de ellos lo pagaron con sus vidas.   

La primera

El capitán Piotr Nésterov fue el primer piloto ruso, así como la primera persona en el mundo, en llevar a cabo un ataque de ariete aéreo en combate.

Durante la Primera Guerra Mundial, el 26 de agosto de 1914, un avión austríaco sobrevoló un aeródromo ruso en Galitzia con la intención de bombardearlo. Nésterov reaccionó inmediatamente, despegó en su ligero monoplano y se dirigió hacia el enemigo.

El piloto ruso no pretendía llevar a cabo una misión suicida, sino que planeaba sobrevolar el avión enemigo y destruirlo usando el tren de aterrizaje de su avión. Sin embargo, la embestida acabó golpeando el centro del avión austriaco, matando tanto a Nésterov como al enemigo.

Los primeros en sobrevivir

Mientras que Piotr Nésterov murió durante su ataque aéreo, Alexánder Kazakov se convirtió en el primer piloto en sobrevivir a una maniobra igualmente arriesgada. En 1915, chocó a conciencia contra un avión Albatros alemán, aterrizando con éxito su propio caza.

Piloto austríaco capturado y Alexánder Kazakov.

Desafortunadamente, la vida de Kazakov terminó trágicamente poco después de su gesta heroica. Durante la guerra civil rusa, Kazakov luchó apasionadamente contra el Ejército Rojo. En agosto de 1919, incapaz de aceptar la retirada de las tropas británicas de Múrmansk, se suicidó estrellando su avión contra tierra.

‘Tarán de fuego’

La maniobra suicida conocida como “tarán de fuego”, cuando un piloto lanza su avión en llamas contra objetivos enemigos en tierra o agua, se llevó a cabo por primera vez en la historia durante el conflicto soviético-japonés en Jaljin Gol, el 5 de agosto de 1939.

Mijaíl Yuyukin realizaba una misión de bombardeo en la retaguardia del Ejército japonés, cuando su bombardero SB fue alcanzado por fuego enemigo y comenzó a caer. Al darse cuenta de que no podía alcanzar las líneas de sus propias tropas, enfrentándose a la posibilidad de convertirse en prisionero de guerra, Yuyukin ordenó a su tripulación que abandonara el avión y se estrelló contra una masa de tropas japonesas.

Bombardero SB.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el “tarán de fuego” se generalizó entre los pilotos soviéticos. El comando soviético no lo alentó oficialmente, ya que provocaba pérdidas innecesarias entre los pilotos bien entrenados. Sin embargo, los que lo realizaban siempre eran premiados a título póstumo.

En Japón, el “taran de fuego” se convirtió en una de las principales armas en las etapas finales de la guerra. En 1944 se crearon unidades especiales de ataque de pilotos suicidas, conocidas extraoficialmente como “kamikaze”.

Embestidas aéreas nocturnas

En la noche del 7 de agosto de 1941, el soviético Víktor Talalijin embistió un bombardero alemán He-111 con su caza I-16 en medio de un combate aéreo sobre Moscú. Este fue uno de los primeros ataques aéreos de ariete realizados durante la noche.

Herido, Talalijin se lanzó en paracaídas sobre un río local, llegó a conectar con tropas propias. Resultó muerto en combate dos meses después, el 27 de octubre.   

El caza I-16 con el que el piloto soviético embistió al bombardero alemán fue encontrado en un bosque cerca de Moscú, pero en el año 2014.

El primero (y único) realizado por una mujer

El 12 de septiembre de 1941, un bombardero ligero pilotado por Ekaterina Zelenko estaba en una misión de reconocimiento cerca de la ciudad de Romni, en Ucrania. Allí fue atacado por siete cazas alemanes Me-109.

Ekaterina Zelenko.

Después de derribar un avión enemigo, Zelenko se quedó sin municiones. Así que estrelló su avión contra otro caza alemán, matando al piloto y a ella misma en el proceso.

Ekaterina Zelenko fue la primera y única mujer que realizó una embestida aérea en combate.

El primero en un ‘jet’

El 23 de noviembre de 1973, un F-4 Phantom II iraní violó el espacio aéreo de la Unión Soviética en la llanura de Mugan. Fue en un vuelo parte del proyecto Dark Gene, un programa de reconocimiento aéreo contra la Unión Soviética.

 MiG-21.

Un avión supersónico MiG-21SM pilotado por Guennadi Yeliséiev fue enviado para interceptar el avión iraní por todos los medios. Después de que todos los misiles fallasen en el blanco, Yeliséiev golpeó la cola del Phantom con el ala de su propio avión.

La primera embestida aérea a reacción de la historia provocó el derribo del F-4, con sus pilotos catapultados y capturados. En cuanto a Yeliséiev, su MiG golpeó una montaña, resultando muerto el piloto.

Pincha aquí para leer sobre los tres ataques tarán más famosos de la historia de Rusia. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies