Estas son las 3 cosas que Stalin más temía

Gueorgui Petrúsov/Sputnik
En la propaganda soviética Iósif Stalin aparecía como un duro hombre de hierro sin debilidad alguna. Sin embargo la verdad era muy diferente y el que fuera líder de la URSS, tenía muchos miedos y fobias.

1. Miedo a volar o aerofobia

Stalin tenía miedo de volar. A pesar de su pasión por la aviación, no se atrevía a subirse a un avión y prefería viajar en tren.

Su temor se vio agravado por las frecuentes catástrofes aéreas de 1920-1930, en las que murieron importantes figuras políticas soviéticas.

En 1925 un grupo de altos funcionarios soviéticos con sede en el Cáucaso se estrelló cerca de Tiflis (capital de Georgia) mientras volaba a Sujumi. Lev Trotski debía haber estado en ese vuelo, pero en el último momento decidió tomar el tren. El destacado teórico militar soviético Vladímir Triandafíllov murió en otro accidente aéreo en 1931. Dos años más tarde, corrió el mismo trágico destino uno de los creadores de la Fuerza Aérea Soviética, Piotr Baránov.

Stalin quedó conmocionado por estas muertes e inició, personalmente, una serie de comisiones internas para averiguar las causas de estas tragedias. De vez en cuando incluso prohibía a los principales funcionarios viajar en avión. Quienes no seguían estas órdenes eran severamente reprendidos.

Sin embargo, hubo dos ocasiones en las que el líder soviético subió al cielo. En 1943 asistió a la Conferencia de Teherán e hizo el vuelo de ida y vuelta a través de Bakú. Stalin se negó a volar en un avión soviético y llegó a la capital de Irán en un Skytrain Douglas C-47 de EE UU, pero perteneciente a la Fuerza Aérea Soviética, con una escolta de 27 aviones de combate.

2. Toxicofobia o miedo irracional y enfermizo a los venenos

A pesar de que todas las comidas de Stalin se sometían a numerosas pruebas por parte de las fuerzas de seguridad, para asegurarse de que no estaban envenenadas, Stalin seguía siendo muy paranoico. Durante la Gran Purga, a finales de la década de 1930, su paranoia empeoró todavía más.

Durante las fiestas que hacía con sus compañeros comunistas siempre les pedía que probaran la comida antes de hincarle el diente él mismo. Stalin llegó a pedir a gente de confianza como Lavrenti Beria y Anastás Mikoián, que probaran el vino antes de tomarlo él.

A pesar de que se cree que Stalin murió por causas naturales, existe el rumor de que fue envenenado por alguien de su círculo íntimo.

3. Hipnofobia o miedo a dormir

Stalin tenía miedo de morir mientras dormía y por eso prefería trabajar por las noches. Solo se quedaba dormido cuando estaba física y psicológicamente agotado.

A los oficiales soviéticos no les gustaba nada que trabajara mientras todos los demás dormían, ya que podían ser convocados en cualquier momento durante la noche.

¿Quién mató a Stalin? Aquí te contamos tres teorías acerca del supuesto asesinato del líder soviético.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies