Las carreras de coches en la URSS, del Pobeda a los Cíclopes (Fotos)

Valentín Jujláiev/TASS
Fue un deporte muy popular en la época soviética. Incluso hubo una versión local de la Fórmula 1.

En la década de 1920, las autoridades de la Rusia soviética no prestaban demasiada atención a las carreras de coches. El interés que había en ellas era el que mostraba un puñado de entusiastas. La primera carrera de coche de la URSS, tuvo lugar en 1924, cerca de Moscú.

En la década de 1930 la situación cambió cuando las autoridades mostraron interés porque lo vieron como parte del entrenamiento militar. Con algo de ayuda institucional, las carreras de automóviles se hicieron muy populares, al igual que la aviación. Los periódicos y las revistas comenzaron a dedicar mucha atención a las carreras.

Desde entonces comenzaron las carreras especiales, las llamadas carreras en línea, organizadas en las autopistas. Los coches llegaban hasta un punto y se daban la vuelta. Sobre todo se utilizaban vehículos de producción en serie. Sin embargo, a finales de la década de 1930, surgieron los dos primeros coches de carreras soviéticos: el GL-1y el ZIS-101 Sport. El primero podía acelerar hasta 162 km/h y era el coche más rápido de la URSS.

En 1951, la versión deportiva del famoso automóvil soviético Pobeda estableció un récord de velocidad de la URSS, al llegar hasta los 191 km/h. Ese mismo año se fabricó otro coche de carreras, el ZIS-112, apodado Cíclope porque sólo tenía un faro en el centro del radiador.

En la década de 1950, las carreras se volvieron cada vez más populares. Los diseñadores soviéticos idearon vehículos de carreras que se parecían a los de Fórmula 1. En 1958, en la Estonia soviética, se construyó un coche de carreras que se acabó convirtiendo en toda una serie. La fábrica de Tallin fue la mayor productora de coches de carreras del país. Uno de los mejores circuitos para este tipo de carreras, Bikernieki, estaba situado cerca de allí, en la vecina Letonia.

La planta AZLK, con sede en Moscú, ideó su propio modelo, el Moskvich G. Sin embargo, la producción de este modelo se detuvo rápidamente. Aunque participaron en la Copa de la Amistad, una especie de análogo a las carreras de Fórmula 1, organizada por los países socialistas. En realidad, en la década de 1960 la URSS tenía su versión local de la Fórmula 1, pero nunca se incorporó oficialmente a un torneo mundial.

Al mismo tiempo, otra versión de Moskvich, el modelo 412, participó en desfiles dentro de la URSS y en el extranjero. En el Rally Maratón de 1968, el equipo soviético que conducía el Moskvich-412 ocupó la cuarta plaza. En el Tour Europeo de 1974, el piloto de carreras soviético, Stasis Brundza, se llevó el oro conduciendo ese vehículo.

En los años 70, la fábrica VAZ comenzó a producir un nuevo coche soviético, el mítico Zhigulí, junto con la marca italiana Fiat. Este modelo triunfó en las carreras de la URSS. Más tarde, a principios de la década de 1980, los jefes de la Fórmula 1 negociaron la posibilidad de que la URSS celebrara una carrera, pero no llegaron a un acuerdo con las autoridades soviéticas.

Así de alucinante es el nuevo automóvil ruso de carreras resistencia.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies