Hoy se cumplen 78 años del inicio de la Guerra de Invierno entre la URSS y Finlandia

Scherl/Global Look Press
Terminó el 13 de marzo de 1940 y conllevó la expulsión de la Unión Soviética de la Sociedad de las Naciones

La Guerra Soviético-Finlandesa, también conocida como Guerra de Invierno, se libró desde el 30 de noviembre de 1939 hasta el 12 de marzo de 1940. Las disputas territoriales entre los países alimentaron el conflicto. Después de que la Alemania fascista atacase Polonia el 1 de septiembre de 1939, los soviéticos querían hacer más profunda la frontera de Finlandia desde Leningrado para fortalecer así la protección de la parte norte del país. Es por eso que la URSS consultó a Finlandia si podría alquilar varias islas a cambio de la parte soviética de Karelia. El Gobierno de Finlandia pensó que esto podría debilitar al país y se negó. La Unión Soviética, sin embargo, estaba decidida a no abandonar sus planes.

El 26 de noviembre de 1939 ocurrió un incidente fronterizo en la aldea rusa de Mainila. La versión soviética fue la siguiente: la artillería finlandesa bombardeó el lado soviético y mató a varios soldados. El Gobierno finlandés lo negó. El mismo día, la URSS exigió a las tropas finlandesas que retrocedieran 25 km desde la frontera. Los finlandeses exigieron lo mismo. Para los soviéticos, aquella exigencia era imposible, porque significaría retirar tropas de Leningrado.

El 29 de noviembre de 1939, la URSS rompió relaciones diplomáticas con Finlandia. Al día siguiente, el Ejército Rojo cruzó la frontera soviético-finlandesa. Finlandia declaró la guerra a la Unión Soviética el 30 de noviembre de 1939. El Ejército Rojo no asaltó la Línea Mannerheim (un complejo de fortificaciones entre el Golfo de Finlandia y el Lago Ladoga) y la invasión se detuvo en el istmo de Carelia el 21 de diciembre 1939. Las tropas soviéticas se atrincheraron allí. El 14 de diciembre de 1939, la URSS fue expulsada de la Sociedad de las Naciones por actos "contra el Estado finlandés".

Más tarde, en sus memorias, Nikita Jrushchov, en ese momento miembro del Politburó, recordó que los bombardeos de Mainila fueron organizados por el Mariscal de Artillería Grigori Kulik como una provocación, aunque Jrushchov afirmó que no sabía si los primeros disparos se hicieron desde el lado finlandés o el soviético. En 1994, el presidente ruso, Borís Yeltsin, denunció la Guerra de Invierno y denunció que había sido una guerra de agresión.

En febrero de 1940, Helsinki sugirió un tratado de paz. El 12 de marzo de 1940, la Unión Soviética y Finlandia firmaron el Tratado de Paz de Moscú y la frontera se trasladó desde Leningrado, a 120 km en el interior del territorio del istmo de Carelia. El 13 de marzo se detuvieron las operaciones de combate.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies