Yul Brynner: un ciudadano soviético que llegó a estrella de Hollywood

Yul Brynner y Janice Rule en 'Invitation to a Gunfighter' (1964).

Yul Brynner y Janice Rule en 'Invitation to a Gunfighter' (1964).

Alamy/Legion Media
Si te dijésemos que Ramses II nació en Rusia, pensarías que estamos locos. Claro, cuando el faraón vivió quedaban milenos para el nacimiento de la URSS. Sin embargo, el actor más recordado por encarnarlo en la gran pantalla nació en Vladivostok.

Yul Brynner es el representante más famoso de la familia vladivostokiana Brynner (en ruso, su apellido se escribió con una sola "n"). Más tarde se le conoció como Yul, pero al principio de su vida tenía un nombre ruso y patronímico, Yuli Borísovich.

El origen

Los extranjeros tuvieron mucho que ver con el desarrollo temprano de Vladivostok. Empresarios europeos y estadounidenses como las familias Dattan, Lindholm, Clarkson, Kuester, Cooper, de Vries, Kunst y Albers operaron varios tipos de empresas en esta ciudad. El primer Brynner que se instaló en Vladivostok fue el abuelo del actor, Jules (Yuli Ivánovich) Brynner, natural de Suiza. Comenzó a desarrollar depósitos minerales de plomo, zinc y plata en el área cerca de Tetiuje (hoy Dalnegorsk, 500 kilómetros al noreste de Vladivostok). Los depósitos de estos minerales aún no se han agotado y varias firmas de recursos naturales siguen funcionando en Dalnegorsk.

Jules Brynner murió en 1920 y fue enterrado en la bóveda familiar en Sidimi (actual Bezvérjovo, a 166 kilómetros de Vladivostok). El hijo de Jules, Borís Brynner, fue nombrado Ministro de Industria y Comercio para la República del Extremo Oriente. Sus contemporáneos lo llamaron el "último capitalista soviético". La compañía minera de Brynner funcionó de acuerdo con los principios occidentales con inversión extranjera, trabajo y administración hasta que fue nacionalizada en 1931. Cuando esto ocurrió, Borís se fue al extranjero (murió en Shanghái en 1948). El comunista Mijaíl Kokshenov se hizo cargo de la gestión de las operaciones en Tetiuje. Fue víctima de las represiones políticas masivas de finales de los años treinta.

La historia del nacimiento de Yul Brynner tiene que ver con el deseo de su abuelo de que su hijo Borís lo sucediera en el negocio familiar. Antes de la revolución en 1917, Borís fue enviado a San Petersburgo para estudiar minería. Allí, Borís conoció a Marusia Blagovídova, la hija de un médico ruso.

La mansión de la familia Brynner en Vladivostok.

Se casaron y se mudaron a Vladivostok, donde en 1920 nació su hijo Yuli. La futura estrella de Hollywood nació en la mansión de la familia Brynner, ubicada en la calle Aleútskaia en Vladivostok. El actor, ya siendo adulto, disfrutó siempre de hacerse el interesante afirmando ser un local de la isla Sajalín, un mongol o incluso un romaní (gitano), según le apeteciese.

El rey de Siam

Poco después del nacimiento de su hijo, Borís Brynner abandonó a su familia. Varios años después, Marusia se mudó a Harbin con su hijo y su hija. En ese momento, esta ciudad era el centro administrativo del ferrocarril oriental chino construido en Rusia y un importante centro de emigración rusa. El futuro actor vivió aquí hasta 1934 cuando se mudó a París, donde comenzó su carrera como actor.

Yul Brynner en 'El Rey y yo' (1956).

Yul nunca olvidó sus raíces rusas y la vida misma tampoco le permitió olvidarse de ellas. En París, el cantante Aliosha Dimítrievich, que pronto sería famosa, le enseñó a tocar la guitarra. Gracias a el, Yul aprendió a tocar la guitarra de siete cuerdas usando afinación rusa (o romaní) y cantar canciones rusas y gitanas.

Yul Brynner en 'Tarás Bulba' (1962).

Más tarde, en Estados Unidos, estudió drama en el estudio del actor ruso Mijaíl Chéjov (quien también enseñó a Marilyn Monroe y Clint Eastwood). Sus famosos papeles como personajes rusos incluyen el de Dmitri Karamázov de Los Hermanos Karamázov de Fiodor Dostoievski y el de Tarás Bulba de la historia homónima de Nikolái Gógol. Sus papeles más populares, sin embargo, fueron los de Chris en Los Siete Magníficos y el Rey de Siam de El Rey y yo.

Yul Brynner in 'Los Siete Magníficos' (1960).

Recordando a Yul

Hace varios años, Rock Brynner, el hijo de Yul, publicó una biografía del actor titulada Yul: The Man Who Would Be King. Rock visita regularmente Vladivostok y lo considera su segundo hogar. El libro es muy honesto, alegre y triste al mismo tiempo. Según Rock, el período estadounidense de Yul se puede describir brevemente como "sexo, drogas y rock and roll".

Las últimas páginas de la biografía son conmovedoras. Cubren los últimos días de Yul, este apenas podía moverse debido a fuertes dolores en las piernas y la espalda. Sufrió de varios traumas espinales, un derrame cerebral y murió de cáncer de pulmón. Yul filmó un famoso video sobre los daños del consumo de tabaco que ordenó que se mostrara después de su muerte, acontecida en 1985.

Rock Brynner toma una foto del monumento a su padre.

Vladivostok honra la memoria de su famoso habitante nativo. En 2012, se instaló un monumento de granito de Yul Brynner cerca de la casa donde nació el actor. El escultor Alekséi Boki lo esculpió en piedra caracterizado como su legendario personaje del Rey de Siam. Desde la apertura del monumento, en el lugar se realizan proyecciones de películas al aire libre todos los años, cada 11 de julio, la fecha de cumpleaños del actor. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies