Bebé felino

Pumas en el zoológico de Ekaterimburgo. Fuente: Pável Lisitsin/RIA Novosti