El SPA del oso siberiano

Buyan, un oso macho siberiano, recibe una ducha de uno de los empleados del Zoo Royei Ruchey en la ciudad siberiana de Krasnoyarsk. La ciudad ha sufrido temperaturas de hasta 30 grados celsius durante la última semana. Fuente: REUTERS/Ilya Naymushin