¿Qué conducen los rusos cuando hace -50ºC?

Vadim Skryabin/TASS
No es fácil ser motorista en Yakutia o Chukotka, pero los humanos somos capaces de adaptarnos a cualquier clima y de equipar la maquinaria para que opere ante las heladas más severas.

¿Qué tipo de coches predominan en las carreteras de las regiones rusas donde el clima es extremadamente frío? Te sorprenderá, pero lno son los enormes todoterrenos ni las camionetas.

Clásicos japoneses para Siberia y el Lejano Oriente

Cuanto más al este, más coches japoneses y chinos se ven en las carreteras de Rusia, la mayoría de segunda mano.

Yakutia es la región más extensa y fría de Rusia. Dos ciudades de la república, Oimiakón y Verjoyansk, han registrado temperaturas cercanas a los -70ºC, mientras que en la capital regional, Yakutsk, las temperaturas de -50ºC se consideran normales para el invierno. ¿Qué se puede conducir con este tiempo?

El sitio web de automoción Drom ha elaborado una clasificación de los coches más vendidos en Yakutia, tras analizar más de cuatro millones de anuncios publicados entre 2015 y 2020, y ha descubierto que los cinco primeros puestos en todos esos años fueron ocupados por diferentes modelos con volante a la derecha de la marca japonesa Toyota, mientras que en el resto de Rusia los modelos más vendidos son los del fabricante de automóviles nacional Lada.

Anadyr, Chukotka.

A finales de 2020, el primer puesto lo ocupó el compacto Toyota Vitz, seguido del Toyota Corolla Fielder, y luego los sedanes Toyota Allion y Premio y el monovolumen Toyota Ipsum. Son resistentes y económicos en el consumo de combustible (lo que es muy importante, ya que muchos residentes de Yakutia no apagan los motores de sus coches durante varios meses para que los coches no se congelen).

“Existe la fuerte creencia de que la CVT es inadecuada para el invierno. Toco madera, a mí me funciona. Sin embargo, cuando hace frío el cable se congela, y a veces cuesta mucho esfuerzo cambiar de marcha”, escribe Larisa, de Yakutsk, que conduce un Toyota Vitz en invierno, y no tiene aparcamiento con calefacción, sino un toldo.

Norilsk, Mayo 2018.

Puso un segundo parabrisas en su coche, pegó con material especial las ventanas para que no se cubrieran de escarcha e instaló un calefactor Webasto. “El Webasto hace un gran trabajo con temperaturas de -35ºC y más. Cuando baja a -40ºC, la CVT se congela y cuando la temperatura es inferior a -45ºC las ruedas se cuadran, - dice. - Sin embargo, tras unos 5 km de conducción lenta, las ruedas empiezan a recuperar su forma natural”.

“Si tienes un garaje y no sales de la ciudad, no tienes que añadir ningún elemento extra para que tu coche sea más cálido, - escribe otro automovilista de Yakutsk. - Al menos con los coches de Toyota no lo haces. Actualmente conduzco un Corona Premio, y lo único que tengo como aislante es un cartón. Por la noche, el coche está en un garaje caliente, mientras que durante el día está aparcado fuera de mi oficina”.

Si miras los anuncios de coches en Norilsk (en el norte del territorio de Krasnoyarsk), los favoritos son dos modelos de Toyota. Pero también hay muchos Land Cruiser a la venta allí. A la marca japonesa le siguen los rusos Lada (sobre todo el nuevo modelo Vesta), KIA (Rio), Hyundai (por supuesto, Solaris) y Nissan (con el SUV X-trail a la cabeza). En Chukotka, las preferencias de los conductores son muy similares.

En las regiones frías hay pocos vehículos diésel, ya que el gasóleo se congela a temperaturas inferiores a -50ºC.

¿Qué conducen los habitantes de las zonas rurales?

Entre los vehículos rusos, los más populares en el norte son el moderno todoterreno UAZ Patriot y la furgoneta Bujanka (“barra de pan” en ruso) que se diseñó en la época soviética.

“El UAZ es el principal medio de transporte en la República de Sajá. Las ambulancias, la policía, los viajes interurbanos, el transporte de mercancías, el sector privado y empresarial: la Bujanka de la UAZ 2206 y sus modificaciones se utilizan en todas partes”, afirma el residente local Vladímir Popov. Casi todas estas furgonetas se adaptan a las heladas severas reforzando el chasis e instalando una estufa adicional. A veces, tras las modificaciones, lo que queda de la Bujanka original es sólo el diseño exterior.

Y, sin embargo, cuando se trata de conducir fuera de las ciudades, este vehículo sigue sin tener una alternativa en su rango de precios. Cuesta alrededor de un millón de rublos (algo más de 13.300 dólares al cambio actual), es decir, aproximadamente lo mismo que un económico KIA Rio sedán. Por supuesto, no tiene muchas características adicionales, pero es mucho más importante no quedarse atascado en una autopista a -50ºC que tener sensores de aparcamiento.

Otro vehículo que sirve en el norte es un pequeño camión de fabricación rusa, el GAZ Sobol. “Hasta ahora estoy completamente satisfecho con mi Sobol, estoy contento con el vehículo. Durante sus primeros 40.000 km , no ha habido ninguna avería grave. A diferencia del UAZ, ofrece un excelente campo de visión y unos controles claros”, afirma un conductor de la unidad móvil de cuidados intensivos de Yakutsk, Serguéi Volkov. 

Los amantes de los viajes extremos por las carreteras de la taiga siberiana y de los destinos invernales del Lejano Oriente prefieren usar grandes vehículos todoterreno UAZ Patriot y UAZ Hunter. Eso sí, es mejor posponer los viajes por carretera de este tipo hasta el verano y no viajar nunca solo fuera de las ciudades.

Echa un vistazo a este vídeo y verás por qué:

LEE MÁS: Aventura extrema: cruzar en bici Siberia helada

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies