Todo lo que necesitas saber sobre los 'pasaportes Covid' en Rusia

Alexéi Mayshev/Sputnik
Una de las regiones tiene planes para crearlos. ¿Para qué sirven y cómo se puede obtener uno?

A partir del 5 de febrero, los residentes de la región rusa de Bashkortostán podrán recibir los llamados “pasaportes Covid-19” o “pasaportes de vacuna”, documentos que confirman que una persona tiene anticuerpos contra el coronavirus. Se expedirán a quienes ya se hayan recuperado de la enfermedad y a quienes se hayan vacunado. Las autoridades de la república prometieron que los titulares de los pasaportes recibirían beneficios, incluidos descuentos en determinados lugares. Sin embargo, según las encuestas, los rusos se muestran escépticos ante este documento.

¿Qué aspecto tiene el “pasaporte Covid-19”?

Es un código QR que una persona puede obtener en el portal de servicios estatales online  Gosuslugi y guardarlo en un smartphone. Los residentes de Bashkortostán que hayan sido vacunados lo recibirán automáticamente 21 días después de recibir la segunda dosis de la vacuna que producirá anticuerpos contra el coronavirus. En el momento de escribir estas líneas, hay unos 3.000 habitantes de Bashkortostán que ya han recibido las dos dosis de la vacuna Sputnik V, mientras que otros 7.500 han sido vacunados con el primer componente y están esperando la segunda inyección.

Si una persona se ha recuperado del coronavirus y quiere obtener el pasaporte, tiene que hacerse una prueba de anticuerpos en una de las clínicas certificadas de la república (cuesta unos 1.000 rublos, unos 13 dólares). Después, los resultados aparecerán automáticamente en la cuenta personal del usuario en Gosuslugi.

Para los vacunados el pasaporte será válido durante un año, para los que se hayan recuperado del virus servirá durante tres meses, pero sólo si la prueba muestra que los anticuerpos IgG son superiores a 10 unidades.

¿Qué beneficios recibirán los residentes de Bashkortostán?

En la región sigue en vigor un régimen de autoaislamiento (una especie de encierro suave) para los residentes mayores de 65 años, pero con los pasaportes podrán salir y caminar libremente. Los demás poseedores de este documento podrán ir a cafés, conciertos, teatros y cines dentro del 30% de ocupación que establece la ley. Las autoridades regionales también prometieron otras bonificaciones: por ejemplo, descuentos para asistir a piscinas, gimnasios, museos, teatros y sanatorios locales. Los maestros de escuela con los pasaportes tendrán tres días adicionales de permiso.

Al mismo tiempo, a pesar de tener el pasaporte habrá que llevar mascarilla en los lugares públicos.

¿Qué pasa en otras regiones rusas?

Según la presidenta del Consejo de la Federación, Valentina Matvienko, actualmente no hay planes para introducir estos documentos a nivel nacional. “La vacunación no se utilizará para establecer la desigualdad de derechos entre los ciudadanos”, dijo el 20 de enero, subrayando que en Rusia la vacunación es voluntaria. Sin embargo, dijo que las autoridades mantendrán un registro de las personas que se han vacunado, en forma de registro electrónico.

Anteriormente, el secretario de prensa de Putin, Dmitri Peskov, admitió que se había discutido la posibilidad de contar con pasaportes Covid para los viajes internacionales, pero “ahora no hay una posición oficial [sobre si se introducirán o no]”.

También ha habido otras iniciativas regionales: por ejemplo, las autoridades locales de Sajalín propusieron dar distintivos electrónicos a las personas vacunadas. Ya hay unas 2.000 personas que han recibido la vacuna.

Los rusos que han recibido las dos dosis de Sputnik V ya pueden obtener un certificado electrónico de Gosuslugi. Sin embargo, por el momento no les proporciona ningún beneficio inmediato.

¿Qué piensan los rusos del pasaporte Covid?

Muchos habitantes del país se muestran escépticos al respecto, ya que creen que la ausencia de este documento puede complicarles seriamente la vida. Según la encuesta realizada en el sitio web Superjob a mediados de enero, el 59% de los rusos está en contra de estos documentos, el 12% los apoya y casi un tercio no tiene opinión. El principal argumento en contra era que la información sobre los anticuerpos es un secreto médico. La idea de tener estos pasaportes fue apoyada principalmente por quienes a menudo necesitan hacerse pruebas de Covid para trabajar o viajar.

Según datos oficiales, hasta el 13 de enero ya se han administrado más de un millón de dosis de la vacuna en Rusia. No hay información sobre cuántas personas recibieron las dos inyecciones; necesarias para que la vacuna Sputnik V funcione. Rusia ya ha producido 6,5 millones de dosis de la vacuna Sputnik V y debe producir 33 millones de dosis más hasta finales de marzo de 2021. En febrero está previsto que comience la producción a gran escala de la segunda vacuna, llamada EpiVacCorona. Desde el 18 de enero se está llevando a cabo la vacunación masiva en el país, lo que significa que todo el mundo tiene ahora acceso a una vacuna.

LEE MÁS: EpiVacCorona, vacuna rusa contra la Covid con eficacia del 100%

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies