Así es Rubliovka, la zona residencial más cara de Rusia (Fotos)

Reuters
Amplios y llamativos castillos, centros comerciales de élite casi vacíos y restaurantes de lujo junto a viejas cabañas de madera. En este lugar viven muchos de los ricos de Rusia.

“Rubliovka, un distrito de élite de Moscú, donde los restaurantes locales sirven animales de la Lista Roja [de especies amenazadas] en lugar de un menú", así es como se describe el lugar en Nasha Russia, unl popular programa de comedia de la televisión rusa. Sifón y Boroda son dos vagabundos que merodean por Rubliovka y siempre se encontraban bolsas de Gucci o billetes de avión a Egipto en los contenedores de basura y alimentaban a los gatos callejeros con caviar rojo desechado.

Villa Barvija, área de recreación de la biblioteca

Rubliovka es un complejo de asentamientos de élite (compuesto por Barvija, Razdori, Zhukovka, Usovka, Gorki) situado a 10 km al oeste de Moscú, hogar de políticos, oligarcas, generales, celebridades e incluso algunos representantes de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Rubliovka es el nombre no oficial, por lo que no se encuentra en ningún mapa, pero gracias a los periodistas, agentes inmobiliarios y comediantes la palabra se ha quedado grabada en la conciencia nacional.

A primera vista, no es más que un estrecho camino entre altas vallas y muros, detrás del cual se encuentra un lujo incalculable.

En los últimos años, sin embargo, el lugar ha perdido parte de su atractivo anterior, y los bienes inmuebles se están vendiendo activamente: en noviembre de 2020, había más de mil villas y casas de lujo a la venta en sitios clasificados. La más cara de ellas le costará la friolera de 17 mil millones de rublos (224 millones de dólares). Algunas parecen naves espaciales...

Otros se parecen a una versión chillona de una casa de Barbie.

La mayoría le da un nuevo significado a la palabra kitsch: camas doradas, cortinas de leopardo en la ducha, sillas doradas.

En cada una de estas villas se pueden encontrar varios salones con chimeneas, innumerables dormitorios y estudios, además de saunas, cines, salas de billar, bodegas de vino, etc. Y eso sin contar los jardines del tamaño de un parque con piscinas y establos.

Los funcionarios y oligarcas viajan a Moscú por trabajo, mientras que sus mujeres (probablemente no las más ardientes feministas) pueden pasar el día en casa o ir a la Villa de Lujo Barvikha, un complejo que combina un centro comercial, restaurantes, un hotel, un spa y una sala de conciertos.

“La sala de conciertos es el centro de este lujoso pueblo, el único lugar en Rubliovka que parece un asentamiento para gente que se respeta a sí misma, no una cooperativa de dachas donde cada casa se ha transformado en un castillo”, escribió el crítico de arquitectura Grigory Revzin sobre la sala de conciertos.

Ha acogido actuaciones de Elton John, Tom Jones y Erykah Badu, por nombrar algunos. Con el paso de los años el repertorio se ha vuelto más ruso y hoy en día pone en escena obras rusas aquí actúan comediantes y raperos locales.

Elton John antes del concierto en Barvija

Hay muchos restaurantes en Rubliovka, pero destacan unos pocos. Según el portal de Proekt Media, el más familiar es Veterok, donde los multimillonarios van con sus esposas e hijos a comer un jachapuri (pan georgiano relleno de queso) y a relajarse en la terraza.

Otro, Tsarskaya Ojota, es uno de los lugares favoritos de los funcionarios del gobierno. El interior se asemeja a una choza tradicional; los platos se cocinan en un horno real y las paredes de madera están decoradas con monedas antiguas, cortinas de tela ornamentadas y retratos de zares rusos.

Un lugar más moderno que ofrece pizza, sushi y cocina uzbeka es Veranda en la Dacha. Lo frecuentan celebridades y clientes jóvenes, especialmente mujeres con aspecto de modelos.

Sin embargo, la autopista Rublevo-Uspenskoe también es el hogar de gente normal. En el asentamiento de Gorki-10, por ejemplo, hay muchos bloques de apartamentos comunes.

El centro de servicios del gobierno para el pequeño asentamiento de Uspenskoe está situado en una casa de madera ordinaria. Y a dos minutos a pie de allí está la iglesia local de la Asunción de la Virgen, modesta pero bien cuidada.

Iglesia local de la Asunción de la Virgen
El centro de servicios del gobierno de Uspenskoe

A menos de 10 km de la iglesia está la residencia del presidente ruso Vladímir Putin en Novo-Ogaryovo.

La residencia del presidente ruso Vladímir Putin en Novo-Ogaryovo

A un par de kilómetros de la residencia presidencial hay otro lugar de culto, la Iglesia del Salvador, varias zonas residenciales mucho más pobres y la estación de ferrocarril de Usovo, que recuerdan más a la vida en el resto de Rusia fuera de Rubliovka.

 Iglesia del Salvador
La estación de ferrocarril de Usovo

LEE MÁS: Los niños de papá de los millonarios rusos. Estas serán sus desorbitantes herencias

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies