Las cestas de mimbre tradicionales de Rusia se ponen de moda

Yury Kaver/Sputnik; aliexpress.ru
Echa un vistazo a estas viejas cestas eslavas para meter las bayas que se han convertido en un accesorio en boga.

No hay nadie que siga la moda que no tenga un bolso de mimbre. En los últimos años estos accesorios que recuerdan a las viejas cestas rusas se han puesto de moda. Sirven tanto para recoger bayas en el bosque, para almacenar comida o salir por la noche.

Lukoshko, una pequeña cesta esencial

En la antigua Rusia, la fibra de líber (hecha de la corteza de árboles caducifolios) era el material más asequible, por lo que se utilizaba para hacer gran variedad de artículos cotidianos, desde zapatos hasta vajillas. Las cestas de varias formas y que servían para diferentes propósitos eran una necesidad en las casas de los campesinos.

Una pequeña cesta de mimbre se llama lukoshko, de la palabra rusa para fibra de líber (lyko). Se usaba para recoger bayas y hongos, así como para sembrar y cosechar. Se trata de una cesta ligera, casi sin peso, que la gente llevaba prácticamente a todas partes. Si era necesario, se podía hacer en el propio bosque, recién recogida la fibra. A menudo esas cestas se usaban incluso como almohadas: se rellenaban con paja para darles forma y suavidad, y se cubrían con un paño.

En la antigua Rus, el lukoshko se usaba incluso como unidad de medida, aunque no oficialmente, ya que todas ellas tenían un volumen diferente. Para un ruso un “lukoshko de fresas” no era mucho, pero sí suficiente. Si vas a cualquier mercado de alimentos en Rusia, verás que las bayas todavía se venden en pequeñas cestas.

Además, las bolsas con forma de lukoshko siempre han sido populares entre las chicas.

Kuzovok, una cesta perfecta para las bayas

El kuzovok es otro tipo de cesta rusa. Normalmente la palabra hacía alusión a una bolsa cilíndrica de corteza de abedul con una tapa. Estaba destinada principalmente a las bayas, para que no se aplastaran . Para mayor comodidad, solía tener una correa para el hombro. Por cierto, esta cesta aparece en uno de los más famosos refranes rusos: “Назвался груздем, полезай в кузовок", que literalmente se traduce como: dices que eres un hongo, así que en la cesta vas. Significa que uno tiene que asumir la responsabilidad de sus palabras, y si dijiste que harías algo, tienes que hacerlo.

Tuesok, necesaria en cualquier cocina tradicional rusa

Es un contenedor cilíndrico de corteza de abedul para almacenar alimentos. A menudo tiene una tapa con un asa. Los fabricantes suelen dar rienda suelta a su imaginación, decorando sus creaciones con varios patrones. Cada región tiene su propia forma tradicional de decorar estos recipientes, desde adornos florales hasta representaciones de escenas de la vida cotidiana. Hoy en día, se puede comprar un tuesok en prácticamente cualquier tienda de artículos para el hogar y todavía se utilizan para almacenar cereales.

LEE MÁS: Diseñadores rusos usan plástico reciclado para hacer ropa y joyas

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies