Encuentros azarosos y conversaciones con habitantes de San Petersburgo en 2020 (Fotos)

Nika Voznesenskaya/Kitchen Sink Realism
Una fotógrafa rusa observa la vida de la ciudad, saca fotos de paseantes y trata de charlar un poco con ellos, algo a lo que los rusos no están muy acostumbrados.

Durante el confinamiento Nika Voznesenskaia, fotógrafa de San Petersburgo, comenzó a tomar fotos de personas al azar en las calles de la ciudad y a grabar conversaciones cortas con ellos. Algunos de los personajes que conoció eran muy coloridos. 

“Siempre he disfrutado observando a la gente y la forma en que se visten, hablan o sonríen. Quiero mostrar que la ciudad tiene muchas personas fuertes que no se han quebrado por las circunstancias”, dijo la fotógrafa al sitio web local, Bumaga. Nika publica sus fotos y sus conversaciones en su página, Kitchen Sink Realism, en la red social rusa VK. Aquí están algunas de ellas.

  1. - ¿Puedo tomarte una foto?

- ¿Es por mi vestido? ¿Te gusta?

- ¡Es muy florido!

- Lo tengo desde hace cinco años y todos los años alguien me felicita por él aunque ya es muy viejo.

  1. *Estoy en un paso subterráneo y una joven está repartiendo folletos*

*Tomo uno y ella me lo agradece*

- ¡Gracias, que tenga un buen día!

- ¿Puedo tomarte una foto?

- Vale, ¿debo posar de alguna manera?

- Puedes ser tú misma.

- ¿Me encontrarás en VK?

- SÍ, CLARO. ¿Cómo te llamas?

- Señora Axel, soy la única señora Axel allí.

  1. * Caminando alrededor de Tsárskoie Seló*

- ¿Puedo tomarte una foto?

- SÍ, POR SUPUESTO. ¡Que todos me vean!

- ¿Eres de San Petersburgo?

- Sí. ¡He decidido viajar un poco en el último mes del verano! Así que tomé mis ahorros y me fui. 

  1. ¿Puedo tomarte una foto?

- Sí.

- ¿Cómo te llamas?

- Alberto.

- ¿De dónde eres?

- Soy de Cuba.

  1. *Caminando por el malecón*

- Joven, ¿también es de Moscú? ¡Todos los que he conocido hoy son de Moscú!

- No, soy de aquí.

- Vamos a poner a prueba sus conocimientos. Detrás de mí hay un castillo. ¿Sabe lo que pasó allí?

- El asesinato de Pablo I.

- ¡Soy de Leningrado, tengo 82 años! Crecí en la isla Vasilievski. ¡Pasé toda mi infancia allí! Luego hice un doctorado, soy lingüista de formación, he enseñado ruso en cinco países diferentes!

- ¿Puedo tomarte una foto?

- ¡Oh no, mi pelo es un desastre!

- ¡Por favor! Quiero que mucha gente te vea.

- Lo haré, pero solo por ti.

- ¿Puedes quitarte la mascarilla?

- No. ¡Yo cumplo con la ley!

  1. - ¿Cómo va el trabajo? ¿Mucha gente viene a tu pequeño barco?

- No, muy pocos, casi no hay turistas.

  1. - Vamos entonces, ¡tómame una foto! ¡Le pondré una sonrisa enseguida!

- Necesito una tercera foto, ¿puedes posar de alguna manera?

- OK, haré una imitación de Usain Bolt.

  1. ¿Puedo tomarte una foto? Pareces tan agradable, no podría pasar de largo.

- Ler [abreviatura de Lera/Valeria], ven aquí. Hey, mírala posando)

- ¡Gracias! ¡Estuviste genial!

  1. - ¿Y por qué quieres tomarme una foto?

- Eres bastante elegante: chándal, auriculares, sandalias, bicicleta.

- Sí, tengo una bicicleta fabulosa. Es una Aist.

  1. No los fotografíes con connotaciones negativas, ya que los tiempos son como son...

- Los niños son niños, son inocentes.

  1. - ¿Puedo tomarte una foto?

- ¿Tendré que desnudarme?)

- Er, no) ¿Cómo te llamas?

- Valeri.

  1. - ¡Cielo santo, eres tan pelirroja! ¿Puedo tomarte una foto?

- Hey, si quieres el cabello rojo lo coloco hacia abajo)

- Estás tan radiante y desprendes tanta energía. ¿Puedo pedirte que muevas la cabeza otra vez?

- Sí

  1. - ¿Cómo te llamas?

- Enna Alexandrovna. ¿Eres de Leningrado o estás de visita?

- Soy de aquí.

  1. *Un hombre está terminando su cerveza"

- ¿Puedo tomar una foto?

- ¿Eh? ¿Qué? ¿A mí? Vamos entonces... ¿Cómo salió?

- Bueno, um, estás entrecerrando los ojos un poco.

- Es normal. Es la cerveza.

  1. *Estoy tomando una foto*

- ¡No lo hagas!

- ¿Por qué no?

- Parezco un desastre.

- No! ¡Eres muy hermosa!

- Está bien, me pondré un poco de lápiz de labios. Acabo de ir a la iglesia y allí no está permitido.

LEE MÁS: Estas fotos muestran que San Petersburgo es la ciudad más melancólica del mundo

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies