Motociclistas rusos protegen de disturbios raciales el distrito ruso de Brighton Beach en Nueva York

Los miembros del club de moteros ‘Bratva’ han organizado una patrulla de vigilantes en el área de Brighton Beach, en Nueva York, donde viven muchos antiguos ciudadanos de la desaparecida URSS, afirma su fundador y presidente Konstantín Kotov.

"No nos estamos defendiendo, solo somos un escuadrón que monitorea el mantenimiento del orden para que no se imponga la ilegalidad, el vandalismo, etc. Solo estamos ayudando a mantener el orden en la ciudad. La policía acepta nuestras buenas intenciones, nos apoyan y nos están agradecidos por ayudarles”, dijo Kotov según RIA Novosti.

Al mismo tiempo, según este líder local, Brighton Beach hasta ahora “no ha sufrido nada serio, los actos vandálicos han sido insignificante".

Kotov enfatiza que los motociclistas no tienen armas de fuego, “aunque nos gustaría”. Los ciclistas solo se permiten llevar “algunos artículos de defensa personal”, agregó.

Además, el presidente del club de motociclistas detalló que la patrulla se lleva a cabo todas las noches hasta las 3-4 en punto. En tiempos normales, los miembros del club se reúnen, hablan y asisten a todo tipo de eventos de moteros por el territorio de Estados Unidos.

En medios estadounidenses, todos los grupos de autodefensa han sido criticados como posibles racistas. Según Kotov, la protección de la propiedad privada es más importante que la opinión de nadie.

“¿Las personas que crean estos disturbios son normales y las que quieren evitarlo son malas? ¡Muy bien! No me importa. Que digan lo que quieran", comentó.

Kotov hace énfasis que nadie quiere arruinar Brighton Beach, ya que es un lugar de “buen entretenimiento”.

Kotov no está de acuerdo con ninguna ira popular expresada en disturbios. Sin embargo, no está en contra de las protestas pacíficas. El motorista agregó que él es un patriota estadounidense.

“Si quieres expresar algo de forma pacífica, hazlo,  por favor. Este es un país libre, todos tienen derecho a expresar su punto de vista. El problema es que, si miras lo que está sucediendo, sucede a menudo que las protestas pacíficas de repente dejan de serlo”, concluyó.

Cabe señalar que un amplio grupo de inmigrantes rusos en el país defendieron recientemente el restaurante ruso Pushkin, en la ciudad estadounidense de San Diego, de una multitud de manifestantes durante las protestas causadas por la tensión racial.

Pincha aquí para leer sobre ello. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies