Ahora en Rusia estas strippers se dedican a repartir pizza (Fotos+Video)

Yakutia.Info

Estas jóvenes emprendedoras de la ciudad de Yakutsk perdieron sus trabajos en medio del confinamiento por el coronavirus. Así que decidieron ponerle algo de sal y pimienta al consumo de pizza local convirtiéndose en repartidoras… ¡vistiendo solo tacones y lencería!

La pandemia mundial ha afectado a muchas vidas, y las bailarinas exóticas no son una excepción. Pero, a pesar del cierre de los clubes de striptease donde trabajaban, estas mujeres de la República de Sajá, en el este de Rusia, no se rindieron. Los trabajos de reparto están en alza durante estos tiempos difíciles, así que las mujeres decidieron llegar a un acuerdo con la cadena local “CityPizza”. No le tomó mucho tiempo a la gerencia pensar en ello y las mujeres fueron felizmente contratadas.

“No hay muchos buenos repartidores en el mercado hoy en día”, dice el director de CityPizza, Aleksandr Skripin. “Además, necesitamos apoyarnos mutuamente en tiempos de crisis. Se mire como se mire, las bailarinas exóticas forman parte del segmento de las pequeñas empresas.”

Se decidió no cambiar nada de su tradicional vestimenta de lencería y tacones altos, sólo añadir máscaras y guantes al “uniforme”. Aquí hay un video de una de las mujeres que trabaja en su nuevo empleo:

Las mujeres no corren ningún peligro, según la dirección de la cadena. Hay unos agradables 20 grados centígrados en el exterior, y las entregas se hacen exclusivamente en coche. Los conductores también se encargan de la seguridad personal de las repartidoras.

Las autoridades de la ciudad emitieron una declaración sobre esta “estrafalarios” moda: "Vimos las fotografías en los medios sociales, como todo el mundo. Presumiblemente, todas las entregas se realizan sin contacto y de acuerdo con las recomendaciones de seguridad de Rospotrebnadzor (el perro guardián de la salud y la seguridad de Rusia). No detectamos realmente ninguna transgresión”, dijo el portavoz del alcalde de Yakutsk a la radio 'Govorit Moskva'. “Desde un punto de vista puramente moral y ético, no estamos del todo seguros de que sea aceptable. Pero en lo que respecta a la seguridad, no se ha registrado ninguna transgresión de las normas”.

Los usuarios tendrán que pagar una pequeña prima por estas entregas - 500 rublos (7 dólares) extra al costo de una pizza mediana.

LEE MÁS: Antes y después: las sexys estrellas del ‘burlesque’ ruso 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies