Así trabajan los voluntarios rusos en tiempos del coronavirus

Artur Lebedev/Sputnik
Miles de valientes de todo el país llevan alimentos y medicinas a los que deben permanecer en auto-aislamiento en casa.

“Queridas abuelas en nuestra vivienda, me llamo Gosha, soy del apartamento N5. Hay un brote de coronavirus en nuestra ciudad. Y ustedes están en riesgo. Así que les pedimos que no salgan, que se queden en casa. Nosotros, sus vecinos, cuidaremos de ustedes. ¿Qué necesitas ahora mismo? Le traeremos lo que necesiten,  gratis. ¡Cuídense!"

A mediados de marzo, cuando a la mayoría de los rusos mayores de 65 años se les pidió que se quedaran en sus casas, comenzaron a aparecer carteles con mensajes como éste en los bloques de apartamentos más grandes.

Voluntarios en Moscú

Pero como la crisis del coronavirus está empeorando, la mayoría de las autoridades regionales de Rusia han decidido establecer estrictas medidas de cuarentena y hacer que gente de todas las edades se quede en casa. En este caso, los vecinos ya no pueden ayudar, y además, podrían ponerse en peligro y a aquellos a los que ayudan. Así que los voluntarios organizados entran en escena. Bien preparados, educados y con buena protección.

¿Quiénes son los voluntarios?

En Rusia ya hay un gran número de organizaciones de voluntarios. A grandes rasgos, todas las regiones, ciudades y todos los distritos de las grandes ciudades de Rusia tienen su propia rama de voluntarios a los que ya se les ha enseñado y entrenado para actuar.

Un movimiento nacional llamado “Estamos juntos” comenzó a operar el 30 de marzo. Fue organizado y entrenado por la Asociación de voluntarios rusos, que tiene experiencia en sucesos similares. También han creado la web мывместе2020.рф con un formulario fácil para que los posibles voluntarios se registren y un formulario sencillo para solicitar ayuda.

Todos los posibles nuevos voluntarios que tengan el valor de salir a ayudar a la gente están pasando por entrevistas virtuales. El siguiente paso es comprobar si han estado en el extranjero en los últimos 14 días. Todos los voluntarios tienen instrucciones de obligado cumplimiento, ninguno actúa por su cuenta. También tienen medios de protección, máscaras y guantes.

Instrucciones para voluntarios

La semana del 30 de marzo al 5 de abril se anunció como no laborable, mientras que las universidades rusas han sido puestas en estado de vacaciones, por lo que muchos estudiantes se han unido activamente a la causa.

¿Qué hacen los voluntarios?

Una gran parte del trabajo es ocuparse de todas las solicitudes de ayuda, que aumentan cada día. Los coordinadores contestan las llamadas de la gente y organizan el trabajo de los voluntarios.

Sólo en Moscú, hay alrededor de 1,8 millones de personas mayores de 65 años, el 20 por ciento de los cuales son personas solitarias sin apoyo de familiares. Los voluntarios en Moscú se encargan de ayudar a los jubilados en respectivos sus distritos, por lo que pueden llegar a pie hasta estos sin usar el transporte público.

Cualquiera puede solicitar ayuda y los voluntarios compran todo lo que figura en la lista de los solicitantes: alimentos, medicinas y otras cosas esenciales.

También pueden tirarles la basura, y además, los voluntarios pueden sacar a pasear a sus perros o llevarles comida para mascotas. Entre los voluntarios también hay expertos profesionales en perros que pueden gestionar situaciones complicadas.

Muchas personas que estaban involucradas en actividades de caridad de diferentes tipos están ahora cambiando el tipo de labor que efectuaban anteriormente. Por ejemplo, Albina de Tataristán está ayudando no sólo a los niños, sino también a los jubilados. “Ese es mi deber civil: ayudar”, dice. Intérpretes y personas con automóvil están ofreciendo activamente su ayuda de diversas maneras, desde ofrecer transporte hasta enseñanza.

Otro deber de un voluntario es proporcionar información a las personas aisladas. Tienen que asegurarse de que esas personas tengan los datos actualizados y correctos y que estén al tanto de los decretos y normas de comportamiento de las autoridades durante la pandemia.

Apoyo al personal médico

La situación del Coronavirus también ha exigido la creación de una nueva forma de voluntariado: ayudar a los médicos que trabajan las veinticuatro horas del día  y no tienen tiempo ni para comer.

El servicio de taxis Yandex ha asignado unos mil coches para colaborar en el transporte personal médico. Al mismo tiempo, los servicios de comida a domicilio están listos para suministrar comidas gratis a los médicos en su lugar de trabajo.

Cuando la moscovita Ludmila Golubkova descubrió que los trabajadores de los hospitales carecían de medios de protección, inició una campaña colectiva de recogida de fondos y reunió 130 mil rublos (unos 1.600 dólares,  con los que adquirió trajes de protección, guantes, máscaras y gafas y los envió a varios hospitales. (También puedes ayudar donando algo de dinero aquí).

También ha reunido a psicólogos para apoyar y animar a los médicos que trabajan demasiado y están constantemente en peligro.

Han surgido varias organizaciones para ayudar a los médicos en las regiones del país. Los voluntarios se encargan de atender las llamadas de los ciudadanos y les dan instrucciones sobre cómo actuar en diferentes casos, para que así no se sature  a los médicos que trabajan de emergencia contra el coronavirus.

Recientemente, el médico jefe del principal hospital COVID de Moscú (que también fue diagnosticado hace poco como positivo) puso a disposición de todo el mundo el acceso a un grupo de chat profesional, donde los trabajadores médicos pueden discutir sus problemas profesionales. Cientos de médicos extranjeros se han unido a él, y un grupo de traductores voluntarios que están ayudando a personas de diferentes países a compartir sus experiencias.

¿Sabías que científicos que luchan contra el coronavirus han recibido acceso prioritario a una supercomputadora rusa? Pincha aquí para leer sobre ello. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies