El puente de Crimea, adornado con un grafiti gigante en honor a su mascota, el gato Móstik

most.life
En uno de los pilares del puente de Crimea, que une la península con el resto de Rusia, ha aparecido un grafiti gigante que representaba al gato Móstik, mascota de la obra, y a su gran amigo, el trabajador Mijálich.

Con una altura de 20 metros, la obra es de hecho un homenaje a todas las personas que trabajaron para construir esta estructura faraónica, 15.000 ingenieros de todo el país.

Cabe destacar que a su lado se encuentra también el perro Tsigán, que a partir de 2018 “asistió” a Móstik (cuyo nombre significa “pequeño puente” en ruso) en su función de “supervisor” del progreso de la construcción.

Cabe recordar que este gato rojizo se convirtió en todo un símbolo después de haber sido encontrado en la zona por unos trabajadores, que lo tomaron bajo su protección. Esta conmovedora bola de pelo pronto se convirtió en una estrella en Instagram, donde ahora tiene unos 51.000 suscriptores.

Un bonito guiño artístico, por tanto, a menos de tres semanas de la inauguración de la línea ferroviaria que discurre por este puente de 19 kilómetros, abierto al tráfico rodado desde mayo de 2018.

Pincha aquí para ver a Móstik mientras “supervisaba” la construcción del puente entre Crimea y el resto de Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies