Avión de Air China que volaba a Los Ángeles realizó aterrizaje de emergencia en el Ártico ruso

Reuters

El pasado 4 de marzo, 188 viajeros subieron en un vuelo de Air China en Pekín, con destino a Los Ángeles. Sin embargo, el Boeing 777 no aterrizó en la soleada ciudad californiana sino en la helada pista del aeropuerto de Anádir, la ciudad más oriental de Rusia, a unos 3.700 km de Vladivostok. El aterrizaje de emergencia se debió a una alarma de incendio que se activó por un supuesto fuego en la zona de equipajes. 

Los pasajeros tuvieron que salir del avión utilizando toboganes de evacuación a -6°C, mientras eran golpeados por fuertes vientos. La verdad es que estaban muy lejos de Hollywood.

Un vídeo publicado en YouTube muestra a adultos y niños con ropa ligera caminando a través de la nieve para llegar al aeropuerto.

Otra foto muestra a los pasajeros tumbados en el suelo dentro del aeropuerto.

El desvío recuerda a otro incidente ocurrido en noviembre de 2018, cuando un vuelo de Air France que iba de París a Shanghái con 280 personas a bordo realizó un aterrizaje de emergencia en la ciudad rusa de Irkutsk. Los pasajeros terminaron pasando tres días en Siberia, pero no se les permitió salir de su hotel porque no tenían visados.

Así es el mundo posapocalíptico que esconde el Ártico.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies