Esta obra de arte robada ha inspirado una nueva línea de suvenires del Museo Ruso

Ai-Petri. Crimea, pintura de Arjip Kuindzhi, robada el pasado mes de enero en mitad de una exposición en la Galería Tretiakov de Moscú, y luego encontrada rápidamente, ha inspirado una nueva línea de suvenires del Museo Ruso de San Petersburgo.

Hay que recordar que, esta obra, creada en el paso del siglo XIX al XX, pertenece a la colección permanente de esta última.

Ahora, en el relato de Instagram de la pinacoteca podemos ver ahora fotos que muestran suvenires que lucen esta pintura.

“Lanzamos una línea de suvenires inspirados en el cuadro. Esperamos que estos objetos sean una fuente de buen humor, que te inspiren a realizar futuros viajes o que simplemente revelen al mundo tu amor por el arte ruso”, dice el texto que acompaña a las imágenes en cuestión.

Entre los objetos se incluyen bolsas, camisetas, impermeables y otros artículos.

Como recordatorio, hay que señalar que el cuadro del que hablamos fue robado del corazón mismo de la galería durante el día 27 de enero de 2019. Afortunadamente, la policía se las arregló para identificar al perpetrador del crimen y encontrar el trabajode forma rápida.

Todo lo que debes saber sobre el cuadro Ai-Petri. Crimea.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies