El culto a la masculinidad entre los hombres rusos (Fotos)

El fotógrafo ruso Fiódor Telkov presenta una serie fotográfica sobre la imagen del hombre perfecto en el Cáucaso.

Zaurbek Maliti, 26 años, profesor: ¿Cómo debe ser un hombre? “Debe ser valiente, por supuesto, y tener palabra. Si dices que vas a hacer algo, tienes que hacerlo. Para un hombre, lo principal es el honor. Lo demás es secundario”.

Los osetios descienden de pueblos nómadas de habla iraní: los escitas y los sármatas. En las escrituras históricas del siglo II d.C., estas tribus eran conocidas por su potencia militar y política.

Un hombre osetio es orgulloso y lucha por su libertad. Los valores nacionales enfatizan los valores del luchador antiguo: valiente, fuerte y libre. Todos los hombres y muchachos de Osetia intentan encajar en esta imagen. Todos los jóvenes practican lucha o artes marciales.

Osetia es el hogar del culto a la virilidad de Rusia. Esto se debe a la herencia cultural y étnica de la región. Siempre ha sido muy importante la idea de ser un gran luchador y del héroe, por lo que Osetia cuenta con más héroes de la Unión Soviética y Rusia que cualquier otra región del país.

Aliján Ktsóev, 13 años, estudiante: “Un hombre debe ser atlético y tener un carácter fuerte”.

Soslán Albórov, 26, boxeador: “Un hombre debe ser justo, honesto y decente. Ser un hombre significa ser fuerte, ser capaz de proteger sus seres queridos”.

Uastrydzhi tallado en un acantilado.

El santo más importante de la religión local es Uastrydzhi, el patrón de los hombres y los viajeros, así como enemigo de los criminales y los ladrones. La imagen del santo sobre un caballo blanco se encuentra por todas partes.

Alán Jugáev, 26 años, luchador de artes marciales. “Un hombre debe ser luchador y tener carácter y unos principios fuertes. Su vida debe valer la pena”.

Una clase de lucha en Vladikavkaz, capital de Osetia.

Jetik Tsabólov, 26 años, luchador de artes marciales. “Un hombre no puede tener miedo. No debe mentir, debe mantener su palabra y debe saber quién es. Tiene que protegerse y defender a su familia”.

Vladímir Tuláev, 16 años, estudiante. “Un hombre tiene que ser valiente, no debe tener miedo, debe estar bien desarrollado y ser inteligente.”

César Tibilov, 35 años, entrenador honorífico de Rusia. “Un hombre debe comportarse como un hombre, debe ser valiente, intrépido y bueno. Debe amar a su familia y su trabajo. Un hombre ayuda a los demás a mantenerse en pie. Debe respetar a los ancianos y a los jóvenes”.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies